Respondiendo a las críticas

Últimamente las críticas que estamos recibiendo no dejan de sorprendernos. Cosas como que no respetamos el idioma castellano por un supuesto abuso de anglicismos,  que somos superficiales porque hablamos sólo de moda o mujeres bellas y que  hablar de negros va más allá de todo eso, son entre otros, los señalamientos que más se repiten. 

Nosotras como siempre,  respetamos el criterio de todo el mundo, pero eso no significa que no tengamos el nuestro. Nuestro punto de partida es el de la tolerancia, el respeto por la diversidad de opiniones y el derecho a no estar de acuerdo.

Dejando claro esto, vamos respondiendo a cada una de las críticas. Y ya aprovechamos para anunciar que todo lo que no os guste en cuanto a contenidos, decídnoslo y encantadas os responderemos y mejoraremos.

Comienzo con esta crítica que recibimos desde twitter y cito textualmente “pensé que conversaban sobre REALIDAD de la mujer africana y no sobre superficialidades, para eso está Cosmopolitan”.

Esta crítica la recibimos cuándo os preguntamos la semana pasada qué os parecían los bolsos de Folasade.

Empiezo por aclarar una obviedad: mujer  negra no significa sólo mujer africana. Hay negros en todas partes. Tampoco entiendo por qué el trabajo de una mujer negra, en este caso Folasade, se toma como superficialidad y menos entiendo por qué no podemos preguntar a una mujer africana sobre sus gustos. ¿Es que las mujeres  africanas no lo tienen como cualquier otra persona?  Ese complejo de ONG paternalista que tienen algunos deberían mirárselo.

Los “Turbantes de Folasade” fue una entrada que  gustó mucho a nuestras lectoras en su día y queríamos mostrar otras facetas de su trabajo. Decir que Afroféminas es superficial, es no haberse molestado en leernos. Nuestra línea editorial responde a un público muy amplio, muy diverso culturalmente. Van desde las mujeres  interesadas por la reflexión,  digamos que son los artículos para las personas que quieren detenerse a leer,  compartir o disentir; otros van dirigidos a  las madres y padres interesados en temas de niñez; luego están los culturales y en ese caso nos dedicamos a divulgar la actividad artística y cultural en torno al mundo afro (es decir en todos los países dónde hay negros) o analizar  estereotipos creados a lo largo de la historia del cine por ejemplo; y por último la belleza los viernes, que para quién no lo sabe, esto en la mujer negra no es un tema frívolo. Decir eso es desconocer todas la problemática, las reivindicaciones, las presiones sociales, mediáticas,  por las que nos hemos  visto afectadas durante años y que aún no ha acabado. Precisamente por eso hay tantas “afroblogger” especializadas en belleza. Porque en la negación de nuestra estética comienza gran parte de los problemas que día a día vivimos cuando somos mujeres negras o cuando tenemos hijos e hijas negras. Y aclaro: cuando hablo de problemas, no quiero decir que vivimos asediadas,  en mundo cruel ni nada por el estilo.  Me refiero a la invisibilidad mediática, a las dudas de nuestros niños, al uso del lenguaje, a la desinformación sobre nuestro cabello y a muchísimas cosas más tratadas y analizadas en esta revista.

En cuanto al uso del castellano. Efectivamente a veces usamos palabras en inglés que nos podríamos ahorrar. No obstante tampoco creemos que sea el día a día de Afroféminas. Hay cosas que puedan gustar más y otras menos. Y es normal. Pasa en todo. Pero de ahí a que estemos usando anglicismos todo el tiempo, no es cierto. Decir eso de esta revista es,  con todo el respeto,  intentar crear debates en la red para nosotras innecesarios, y más aún querer socavar o debilitar la imagen de Afroféminas sin motivo alguno. Ataques por nada. ¿Críticas? Pues claro que si. Y de hecho así he empezado.

Todas las personas que han acudido a nosotras para hablar de su proyecto, así lo hemos hecho.  Incluso mujeres que nos han enviado sus propias fotos,  también hemos buscado un espacio para ellas. Blogueras que nos han pedido enlazarse a nuestro blog lo hemos hecho al  momento sin peros ni condiciones.  Porque cada una de estas mujeres,  es una Afrofémina real y  para nosotras es como una demostración de nuestro propio trabajo, de que esa visibilidad de la que tanto hablamos, se vea en mujeres de verdad.  Por lo tanto este blog no está hecho para confrontar con las Afroféminas, sino  para que, a través de nuestro humilde aporte, pongamos en valor la mujer negra sobre todo desde sus ambiciones profesionales. Este es uno de los principales objetivos de esta revista.   Y si vais a la categoría de referentes, podréis ver que ya son muchas.

Precisamente, intentando mejorar el acceso a los diferentes contenidos hemos creado nuevas categorías. Si os fijáis ahora podréis encontrar  además de las que ya existían, las categorías: Referentes, Afro-reflexión, Plataforma Educativa y Empresa afro.

Si con algo nos podemos quedar en nuestro trabajo es cuando vemos que una mujer afrouruguaya puede conectar y empatizar a través de nuestra revista con una afroespañola residente en Londres a pesar de sus diferencias geográficas y culturales; cuando una madre encuentra soluciones y apoyo en palabras de otra madre entrevistada por Afroféminas o cuando sin darnos cuenta ya tenemos una larga lista de mujeres afro referentes y que ahora vamos a por ese gran directorio de empresas afro, estén dónde estén. Si después de eso aún se  nos quiera tildar de superficiales o que sólo hablamos de moda, pues entenderéis por qué no respondemos.

Una vez más, la revista digital Afroféminas va a continuar trabajando, innovando y creando contenidos. Todo esto es gratis como todo el mundo sabe.  Quién desee leernos porque le resultemos útiles aquí nos tiene,  y quién no, igual nos tiene.

Autora: Antoinette Torres Soler

Foto 1: Mugabe Saint Louis

Foto 2: Folasade con uno de sus turbantes

Foto 3: Felicia Winter

 

 

11 Respuestas a “Respondiendo a las críticas”

  1. Yo, no lo veo mal de hablar de moda, de belleza porque sufrimos de un racismo cuya base es el fisico. Nada mas. Al contrario de otros que sufren de racismo basado en su cultura y luego se declina en su fisico. Y si que es internacional. Todas las antiguas luchas han empezado por aceptar su «negritude » como lo decia aimé cesaire, para que los demas cambien de opinion y para que estemos orguloso (james brown). El color negro lleva muchos sentidos figurados : el mal, el sin alma, el triste, el sinistre, las tinieblas, el malo y tal..por eso, es importante de liberarse de esa idea que nosotras mismas transmitimos. Encuentro esta revista variada de temas, por decir que es superficial, no lo he notado.