Una transición. Testimonio

Durante dos años estuve haciendo cosas que atentaban a mi dignidad y a mi ser, pero no me importaba, solo quería ser amiga de las niñas lindas. Aun así, siempre hubo un problema para poder estar con tan prestigiado grupo de jovencitas y era que yo seguía teniendo mi pelo afro y eso era una desventaja a la hora de que alguien se fijara en mí.

“Nariz de papa”. Testimonio

En la medida que fui creciendo pude escuchar la cantidad de ”apodos” con que algunos miembros de mi familia me llamaban tales como ”caraotica” por mi color o ”nariz de papa” por mi nariz heredada de mi bisabuela paterna.