Crecer. Testimonio

Nunca sentí apego por nada, menos por mi cabello ya que siempre pensaba que antes de morir iba a estar orgullosa porque hice lo que quise con él. No sentía apego porque, bueno, es sólo cabello. ¡Ya crecerá! No fue sino hasta que decidí llevar mi cabello natural que me di cuenta lo importante que es este aspecto para mí. Con esta decisión una se vuelve más despierta, más intensa, te das cuenta de cosas que antes pasabas por alto.

No tan Negra. Testimonio

Tenía el dato principal: yo era negra. Entonces decidí adelantarme a todos y avisarles de que lo era. Y de repente el discurso cambió: “no, ud. no es tan negra, ud. es como…” y agregaron todas las posibilidades étnicas que parecen menos radicales que el negro. Nunca he entendido cómo quedarles bien.

Me blanqueé y no me di cuenta. Testimonio

Tenía apenas 8 años cuando comprendí que era diferente. Cuando eres pequeña y entras a un colegio lleno de niños, eso es lo único que ves, ¡niños! Para mí no había diferencia, hasta que un día me gritaron ¡NEGRA! Y todos rieron.

Testimonio: Entrevista de trabajo

Recuerdo cuando me presenté a una entrevista de una empresa subcontrata de RENFE, Wagons lits, éramos dos chicas negras, una chica Salvadoreña y yo entre más de 200 personas de piel blanca. Desde el primer día una chica blanca que también optaba al puesto ya nos dijo que no teníamos posibilidades. Le pregunté el por…