Me blanqueé y no me di cuenta. Testimonio

Tenía apenas 8 años cuando comprendí que era diferente. Cuando eres pequeña y entras a un colegio lleno de niños, eso es lo único que ves, ¡niños! Para mí no había diferencia, hasta que un día me gritaron ¡NEGRA! Y todos rieron.

No quiero ser negr@… Un problema transversal?

Hay niños y niñas que desde que son conscientes de su diferencia, y debido al entorno al que están sometidos, no pueden aceptarse. No pueden porque se encuentran día a día con un sinfín de palabras, gestos, actitudes, miradas, burlas, publicidad y de incongruencias que no les permite ser pieza de puzzle en esta sociedad, pues no encajan.