De mi dolor te doy una Rosa

Las mujeres gitanas sufrimos, como las otras mujeres pertenecientes a colectivos racializados, la opresión del sistema de dominación étnica en el que vivimos y la del sistema patriarcal que nos han impuesto los poderosos tal y como lo sufren todas las mujeres cualquiera que sea su adscripción étnica.

Los misóginos van al cielo

Las constantes violaciones a los derechos de las mujeres, inspirados en un profundo odio que incita a la persistencia de la desigualdad no es señalado por la sociedad como negativo, todo lo contrario, se justifica.

Pelo malo… Pelo bueno

El llevar tus cabellos naturales impide un acercamiento verdadero a la vida real, te obligan a estirarlo a cualquier costo y cada vez son más las niñas que lo hacen; como si así pudieran esconder la herencia africana que llevamos dentro, y que salte a la vista censora de la Europeidad. Esconder nuestro cabello ha sido utilizado como escudo para enfrentar la realidad, críticamente.

Sobre la negada y necesaria igualdad

Hay que entender que para que la igualdad llegue un día a ser realidad, se deben tratar desigual a los iguales. Dotar de oportunidades a quien no las tiene, incluir a quien no ha sido incluido e invitar a formar parte de la sociedad a todas aquellas personas que son víctimas de la discriminación.

Desmitifiquemos el abuso sexual

“A lo largo de sus vidas, una de cada cuatro mujeres sufre un ataque sexual que puede terminar en violación” afirma Inés Hercovich, socióloga y psicóloga social especializada en discriminación de la mujer y autora del libro “El enigma sexual de la violación”. Un ataque sexual puede ser una violación o puede ser un abuso…