“Nariz de papa”. Testimonio

En la medida que fui creciendo pude escuchar la cantidad de ”apodos” con que algunos miembros de mi familia me llamaban tales como ”caraotica” por mi color o ”nariz de papa” por mi nariz heredada de mi bisabuela paterna.