Lideresas negras y políticas públicas


La afro escuela dialoga con… es una experiencia colectiva que venimos realizando en el sur de América Latina, por Argentina, Chile y Perú. Nuestro objetivo es compartir con familias negras e ir recuperando aportes actuales y vigentes en los distintos territorios 

Desde este tejido social que nos encontramos caminando asumimos un bastón que nos marca el camino, y se trata de la familia.

En el andar nos encontramos con Milagros Esqueche, mujer, madre, trabajadora social y activista afroperuana que nos relata la realidad del racismo estructural en el Perú.  Para ello nos contara acerca de una organización de la cual forma parte, se trata del CEDEMUNEP (Centro de desarrollo de la Mujer Negra Peruana).

 Actualmente concentra mujeres a lo largo de la costa pacífica, desde Piura hasta Arequipa. Desde esta institución se busca sensibilizar a las mujeres negras en sus derechos ante el racismo estructural y sistémico, formando lideresas para que luego asuman el trabajo de ser referentes en sus territorios. El objetivo es lograr el empoderamiento de cada una de ellas para que siembren esta misma labor en sus comunidades. 

Muchas de las mujeres que son formadas en los cursos y talleres que brindan, hoy día ocupan cargos públicos con incidencia en las políticas locales de poblaciones afros. Además, la sensibilización en términos del acceso a los derechos que les son propios hizo que mejoraran su calidad de vida, el acceso a servicios básicos, la organización para el acceso tierras legalizadas (saneamiento de títulos territoriales), entre otras conquistas logradas para las mujeres afros de distintos lugares de la costa pacífica peruana.

Resulta interesante la perspectiva de trabajo de esta organización, ya que establece un vínculo entre mujer y territorio. Esta relación se da desde la formación en derechos, forjando referentas que luego poseen herramientas para efectuar cambios sociales en primer lugar empoderándolas y desde este punto de partida se apertura la participación política de la población afro femenina en términos civiles y de acceso a cargos públicos en algunos casos. 

Esta organización me resulto impactante ya que imparte su trabajo social desde un modelo ajeno al método occidental típico de asistencia a las poblaciones “afros necesitadas”, el modelo de ONG eurocéntrico apunta a la dadiva y al asistencialismo cultural, colocando a los pueblos negros en el lugar de “mendigos”. En el caso de esta ONG latina logramos ver un horizonte de formación que busca emancipar territorios, atreves de un nudo fundamental en las comunidades: las mujeres. Ellas ocupan un lugar en el entramado social que hoy empieza a ser visibilizado y puesto en valor en la incidencia política, logrando ser escuchadas sus voces en sus gobiernos locales y fundamentalmente logrando el acceso al poder de decisión.



La mixtura entre poblaciones afros y los estados nacionales tiene una deuda histórica en el acceso a la organización publica y ni que hablar de la toma de decisiones. Hoy les hablo desde Lima – Perú en un contexto social candente de reclamo a la reparación constitucional del actual pueblo peruano, habiendo un masivo petitorio de los pueblos preexistentes, mayoritariamente Indígenas y Negros que conforman la Nación Peruana, agobiados por el perpetuado esquema de organización público del poder Nacional.

Ante tantas violencias de orden público que se siguen replicando creo necesario reivindicar el aporte de los Derechos Humanos en el esquema de trabajo de organizaciones sociales vigentes entraman nudos fundamentales para las comunidades negras.

“La participación de las mujeres en la línea de capacitación de los Derechos resulta fundamental; En primer lugar, para liderar un discurso que acabe con la desigualdad de género, los estereotipos y la estigmatización, el racismo estructural y la falta de oportunidades que sufren las mujeres afroperuanas. En segundo lugar, posibilita que las mujeres tengan un espacio en la vida pública o política” (Milagros Esqueche)

Poner nombre y rostro a las luchas que millones de mujeres protagonizan es uno de los grandes aportes de las lideresas o referentes que defienden y representan a sus comunidades, gracias a este trabajo colectivo de defensa y formación, se logra el acceso a espacios históricamente negados a la comunidad afrodescendiente.


Ada Juncos

Estudiante de Antropologia Social – Activista en la recuperación de saberes Afro Originarios 

Deja un comentario