¿La racista soy yo?

Cada vez más perturbada con todas las desigualdades que observo y vivo, camino buscando más razones para sentirme lo que soy, y enorgullecerme de ello, caminar con la frente en alto, siendo negra, siendo mujer. Pero nunca falta la persona que se incomoda, que se perturba, no por las desigualdades, sino por las igualdades. 

Y hasta saltan con la bandera de “auto-racismo”, un concepto que a duras penas entiendo, y se supone ser una especie de auto exclusión de los negros, es decir no hay racismo ahí afuera, es pura imaginación, y los verdaderamente racistas, somos nosotros, al defender y promover nuestras raíces, nuestra negritud.

Así que imagino si la cosa fuera al contario… ¿Cómo se vería? Imagínenselo…

Una chica de rasgos caucásicos, justificando el comportamiento de su cabello… -Es que no se levanta, el crece hacia abajo…- O explicando en tono jactancioso, que sus labios gruesos se deben a que su tataratatara abuelo era originario de Guinea Ecuatorial.

Zutana diciéndote lo lindo que será Fulano por sus rasgos afro, a pesar de su blanca piel. Mientras en vulgar actitud comenta lo bien “dotado” que debe estar Perencejo, solo porque es blanco.

Un autobús lleno de gente, que comienza a bajarse por el “sospecho” aspecto de dos jóvenes blancos.

O una disputa laboral por el despido injustificado de una persona de rasgos caucásicos, por el aspecto “poco profesional” de su cabello natural…

El hecho de que estas situaciones sean exclusivas de negros deja en evidencia el problema racial que vive nuestra sociedad.

El racismo no es una manera de ver las cosas, no es un fantasma ni creación de los mismos afro/negros, el racismo es una realidad que nos golpea la cara todos los días, es el prejuicio, el maltrato, la vergüenza, y el conformismo… Es el desprecio a la diversidad de la que somos parte como latinoamericanos, y que por siglos nos han hecho renegar.

Levantar la voz en lugar de hacernos observadores inertes de las desigualdades, dejándonos cargar en el carril del racismo y endoracismo, no es resentimiento, y mucho menos “auto-racismo”, es hacer visible lo incorrecto y actuar acorde con lo que somos en realidad.

Por último debo aclarar que no existe endoracismo sin racismo. Si una persona no es discriminada por su raza, nunca se sentirá menos como para renegar de sus orígenes.

Jessica Cueto (Venezuela)

Más post de Jessica:

https://afrofeminas.com/?s=Jessica+Cueto

 

9 comentarios en “¿La racista soy yo?

  1. Estoy de acuerdo, pero tengo algo que alegar, soy una mujer blanca y estoy casada con un hombre negro… Y, sin generalizar, pero siento cierto desprecio por parte de las mujeres negras africanas cuando voy paseando con mi marido o cuando éste me presenta alguna paisana suya… Siento mucho rechazo y es difícil entablar relación con ellas, se cierran mucho. De hecho he vivido comportamientos racistas hacia mi persona. Te puedo decir que el racismo existe pero no solo por parte de blancos, lo que pasa que estamos mas acostumbrados a que sea el blanco el racista y yo ahora estoy descubriendo que incluso el racismo de algunos negros es incluso mas descarado. estoy totalmente en contra de cualquier tipo de racismo, pero seamos realistas, no relacionemos el racismo con el blanco.

    • Salsabile, de lo que tu hablas no es de racismo, puesto que no hay un colectivo negro con superioridad social contra un colectivo blanco que se considere inferior por la comunidad. Puede haber recelo de individuo a individuo, pero no se puede llamar racismo, no. Alomejor la palabra es “prejuicio”, todo el mundo lo tiene, unxs mas y otrxs menos, consciente o inconscientemente.

  2. Interesante Jessica! Yo soy mujer blanca y europea, de manera que no he vivido la lacra de la que hablas en mis carnes, y si lo he hecho ha sido desde la repulsa total. Estaba leyendo los comentarios y veo el de Salsalibre. Puedo entender tu sentir Salsa, pero no creo que podamos equiparar ambos racismos. Con esto no quiero decir que no exista, y por supuesto que me hace sentir repulsa. Por mi condición de blanca y europea, privilegios en ciertos espacios, he sentido el sentimiento del que hablas. Pero no lo compararía, en el sentido que el racismo hacia la comunidad negra es histórico y aún existe de una forma muy latente. No solo hacia la comunidad negra, sino hacia toda comunidad NO blanca-occidental, que parece ser aún hoy día el “ideal”. Saludos y a seguir debatiendo!!!

  3. Salsabile, la diferencia que puede haber es que el racismo hacia los negros, o hacia los no-blancos más en general, es estructural, está dentro de un sistema en el que sigue habiendo “micro-racismos”, en el que las oportunidades de la persona ( laborales, por ejemplo) se pueden ver afectas por el color de la piel, es una discriminación indirecta, a lo mejor no presente en todos lados, ni mucho menos por todas las personas, pero sigue existiendo, sigue habiendo situaciones de discriminación estructurales ( al menos este es el análisis que se puede percibir en algunos países europeos). Son tipos distintos de “racismo”, porque uno es estructural y el que tu has podido vivir no tiene un sistema social que lo respalda de igual manera, a pesar de sea muy triste y denunciable que una pareja de una persona negra y blanca levante miradas por la calle o que te sea más dificil integrarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s