La familia: escenario donde se reproduce el racismo

Ilustración de Felicia Fortes

La familia es el núcleo fundamental de la sociedad, es de ella de donde aprendemos nuestros primeros patrones de conducta que luego se verán reflejados en nuestra cotidianidad, ¿pero qué pasa cuando es en el seno de la familia donde se perpetúa el racismo?

  • Oye las niñas son tranquilitas, tú eres una negra solariega coño.
  • Tenías que ser negra coño.
  • No te da pena, mira tú color.

Expresiones como las anteriores son muy escuchadas en las familias cubanas denotando que aun vivimos en una sociedad atrapada en los prejuicios. La familia es uno de los principales agentes socializadores, y también es un espacio para la transmisión reproducción y mantenimiento del racismo.

Nuestros niñas y niños crecen en escenarios donde se patentiza la idea de que una raza es superior a la otra, he ahí donde surgen los primeros conflictos y los primeros cuestionamientos, los más pequeños empiezan a crecer con estereotipos, prejuicios y no se sienten identificados con su color. Con el paso de los años esto va mellando la personalidad de mujeres y hombres que ven en su color sinónimo de desprecio.


La Tienda de Afroféminas



Otro aspecto que me parece importante destacar es que muchas veces las familias no reconocen las actitudes racistas como tal, las reproducen porque son patrones aprendidos y aprehendidos.

La presencia de ideologías racistas en los discursos familiares da cuenta de la supervivencia del racismo a nivel microsocial, asimismo los padres con el fin de que los niños se ajusten a las exigencias de la sociedad les enseñan actitudes para que “encajen”, acentuando más las diferencias y naturalizando actitudes racistas.

Todas estas actitudes promueven la no aceptación de los elementos físicos, étnicos y culturales dando continuidad al racismo dentro de la familia, institución más importante de la sociedad.

Hay estudios que han demostrado que a la edad de 5 años, los niños pueden mostrar signos de prejuicios raciales, si la familia fomenta estas diferencias ciertamente nuestros niños quedan expuestos a estereotipos. La familia es el espejo que siguen los niños, es la familia el primer encuentro con la realidad, por lo tanto lo que se diga y haga dentro de la familia es lo que van a reproducir. Para ayudarlos a reconocer y enfrentar los prejuicios raciales primero debes revisar los tuyos propios.


Zaida Fabars

Cubana, estudiante de Periodismo y amante de la radio.


2 Respuestas a “La familia: escenario donde se reproduce el racismo”

  1. Estoy muy de acuerdo con el contenido del texto. Transmitimos continuamente estéreotipos racistas. Creo que en gran medida se debe a la falta de identidad, educación( en este campo y en otros),existente en tantas familias latinas. Y al hecho de crecer en una sociedad que ha claramente establecido cuales son los estéreotipos que debes seguir para ser “exitoso”, y aunque en la mayoría de estos, las personas negras no encajamos, hacemos todo lo posible para que nuestras hijas y nosotras mismas podamos encajar en ellos.
    Cuáles podrían ser esos ejemplos de situaciones en las que los padres enseñamos a los niños a “encajar”.?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.