Somos bellas y por eso lo mostramos

En la lucha por tener los mismos derechos y oportunidades que cualquier persona posee, tiene un lugar importante el autorreconocimiento de nuestra propia belleza.  Quererse a una misma es un primer paso.

En la película “Grita Libertad” sobre la vida y lucha del activista sudafricano Steve Biko, hay una escena en la que el propio Biko da un discurso en un pequeño campo de fútbol.  En la frase final de ese discurso, Biko dice algo así como “queremos un país donde blancos y negros puedan convivir en paz, un país tan bonito como Sudáfrica,  tan bonito como nosotros». En ese  “tan bonito como nosotros” se resume la esencia de lo que trata esta reflexión.

Biko era líder y creador del movimiento “Conciencia negra” que abogaba, entre otras cosas, por el autoconocimiento y orgullo del pueblo negro como camino para vencer el apartheid. El sabía que si uno no se ama a si mismo no puede enfrentarse al que le oprime.

Una de esas patas del autoconocimiento es el reconocer nuestra propia belleza. A mucha gente le molesta este tema. Incluso algunas persona les enoja que nosotras publiquemos fotos de mujeres negras que muestran su belleza en revistas y publicaciones. Esto no es baladí y nuestra insistencia en el tema belleza y orgullo tiene sus razones.

Si cualquiera sale a la calle en un país occidental verá que prácticamente todos los productos de belleza, moda o cualquier anuncio publicitario en general está dirigido y protagonizado por hombres y mujeres blancos. Aunque poco a poco está cambiando (con enorme esfuerzo) y tímidamente asoman personas de otras etnias en los medios o la publicidad, normalmente el espacio reservado a las personas negras es un anuncio de ayuda a  una ONG. Y tengamos en cuenta que la cultura occidental es la dominante a nivel mundial.

Steve Biko sabía bien que la imagen que se recibe a través de los medios y las manifestaciones culturales de cualquier grupo humano queda en el inconsciente, tanto del grupo denigrado como del grupo que denigra.

Si un niño italiano crece viendo por los medios la imagen de los niños de zonas de África que pasan hambrunas terribles, las imágenes de publicidad de ONGs, o en el cine, mujeres que no pasan de ser sirvientas, ¿que visión puede tener  este niño de lo que son las personas de etnia afro? Así se hacen los estereotipos.

Sabernos bonitas es esencial para nuestra autoestima. Saber que nuestro pelo, nuestros labios, nuestra piel o nuestro trasero, no es que sean mejores, es que tienen el mismo valor que cualquier otro, es un paso esencial para sentirse bien y crecer como personas. Cada fotografía que Afroféminas coloca en las redes de una mujer bella es una llamada de atención para nosotras y una afirmación contra el mundo visual dominante. No es frívolo, es lucha. Porqué nosotras somos bonitas.

Afroféminas

Foto 1: womaninthejungle.com

Foto 2: Portada ELLE France

 

8 Respuestas a “Somos bellas y por eso lo mostramos”

  1. No somos afros, somos negros, nacidos en tierra americana, caribeña y ya no hay nada que nos una África, sino una historia que da vergüenza, puesto que los africanos se dedicaron a cazar e intercambiar a su propia gente por objetos in ningún valor, les quitaron su identidad y les impusieron el término de negro para diferenciarlos de ellos. Por ello creemos que es irracional seguir alimentando el sentimiento que no sentimos, porque la realidad nuestra está en América y es lo que no debemos perder y elevar, por encima de todas las cosas, porque seguir sosteniendo que somos afro descendientes, implica seguir alimentando una patología que no nos deja salir y avanzar hacia un futuro mejor…, en el que tenemos que comprender que somos distintos a los africanos, puesto que somos ahora ciudadanos del mundo, producto del reconocimiento que nos hicieron los nuevos países que nacieron producto de la explotación europea, considerados como su periferia. Por ello, nos llamamos a la reflexión, puesto que no podemos seguir en el cliché y chantaje de la africanidad, porque ya ello no nos interesa, y se ha convertido en una trba de poca calibre para los ciudadanos que poseemos una piel oscura