fbpx
viernes, abril 12

Qué ha sido del NO de Afroféminas al 8M del año 2018


Entre ese año y el presente 2024 hay sobre todas las cosas mucho trabajo. Afroféminas a partir del 2018 se plantó al 8M como medida reivindicativa y también como mensaje de respeto a la historia del feminismo negro y decolonial (lo que llamábamos entonces autoestima colectiva). Era preciso entender desde las comunidades negras que para poner en valor nuestra historia era imprescindible salir de la historia de las mujeres blancas con poder, salir de sus lógicas que nos convertían y, en no pocos casos, así sigue siendo,  en mujeres de segunda, mujeres defectuosas, mujeres tuteladas o como ahora nos suelen llamar «mujeres racializadas cuidadoras». 

Los ataques a nuestro posicionamiento entonces fueron furibundos, racistas y muy violentos. Es por esta razón que Afroféminas empatiza tanto con las mujeres trans. Con ellas se aplica la misma lógica violenta y patriarcal. Pero a esas pobres odiadoras infelices  solo les dedicaremos este párrafo. Las malas personas tienen muy corto recorrido. Y las heridas cierran, mira tú qué maravilla.

El tiempo ha pasado y como decía mi querido Pablo Milanés, nos hemos puesto más viejas, si más viejas. Hay más experiencia, sabiduría, paciencia y ecuanimidad. Sentimos muchísimo orgullo de aquella etapa del 2018 y de esta también.

Si antes afirmábamos con rotundidad que el problema de las mujeres negras eran «los hombres y también las mujeres», ahora lo seguimos diciendo pero de otra manera. Hemos entendido que el sufrimiento ancestral que hemos heredado sumado al de nuestro presente, en nuestra vida cotidiana, nos coloca en una situación permanente de soledad, incomprensión e impotencia. La pregunta al respecto que nos hemos hecho algunas es: ¿merecemos vivir así?

Por otra parte mirando con perspectiva parece que todo está peor, pero no es así. Los niveles de empoderamiento que tienen las mujeres negras ahora mismo son increíbles. Las mujeres negras ya están aprendiendo a responder, ya no necesitan a una plataforma como Afroféminas para enviar textos llenos de dolor y frustración. En el 2014, que es cuando surgió está plataforma, esos espacios de libertad apenas existían, ahora ya hay muchos y estamos muy felices de que asi sea. 

Otra cosa, no menos importante es que en determinados contextos feministas y blancos se ha aprendido a dialogar y colaborar con las mujeres negras en condiciones de equidad, es decir sin que medie la relación de poder colonial que, pese a que muchas lo disimulan, a nuestra mirada, no se esconde.  Sabemos muy bien cuándo tenemos a una persona racista y/o machista delante que quiere explotarlos o aprovecharse de nuestro trabajo.

Lo cierto es que hay mucho por solucionar, pero nuestra felicidad no depende de ello. Aún así nos gustaría dejar reflejadas y enumeradas algunas de las reivindicaciones y preocupaciones de las mujeres negras:

1- La dificultad para acceder a un empleo por motivos de raza es uno de los principales problemas que padecen las mujeres negras. Nuestras cifras de brecha salarial, acceso al empleo son DIFERENTES. Por eso es tan importante un censo étnico para poder medir con eficacia y con VERDAD estas variables de desigualdad que pasan completamente desaparecidas.

2- El emprendimiento para una mujer negra es una cuestión política no sólo económica. Creemos que se es muy injusto con las mujeres negras activistas que cobran por su trabajo. ¿No os dais cuenta que ese es el único lugar a su alcance para poner en valor todo lo que han estudiado? Incluso con doctorados a las mujeres negras se les expulsa de los espacios de poder y se les obliga a crear sus propios espacios donde reina la precariedad. Hay que aprender a apoyar los espacios afrofeministas. No es capitalismo, es subsistencia.

3- El bullying racista en los colegios no está lo suficientemente bien atendido. Si, esto también es feminismo. Pensamos que hay que crear una organización o figura al margen de la comunidad educativa que defienda con empatía, sin luz de gas y con profesionalidad a las personas afectadas para que puedan denunciar de forma segura.

Dicho esto, la lucha continúa. Le enviamos un fuerte abrazo a todas las teóricas del feminismo negro y decolonial que tantos aportes han hecho y otro  inmenso a todas esas mujeres sean como sean y vengan de donde vengan que han apoyado y ayudado a Afroféminas a llegar, con mucho esfuerzo, a pequeñas victorias antirracistas.

No podemos olvidarnos del pueblo palestino, especialmente de las mujeres y niñas, que están siendo masacradas, a la vista de todo el planeta, con la aquiescencia de todo el autoproclamado mundo libre, en una implacable lógica colonial.

Feliz 8M

Afroféminas


Deja un comentario