¿Conoces a… Koyo Kouoh?

Foto ArtAfrica

La finalidad de esta serie de artículos no solo consiste en visibilizar a creadores que han sido ocultados por su origen étnico, geográfico, sexualidad y capacidad, sino también a aquellos teóricos y profesionales de la Cultura que la perspectiva blanca masculina occidental y hegemónica de esta rama del conocimiento; el racismo estructural presente en este ámbito laboral rechaza. Si os preguntara: ¿cuántas comisarias de arte conoces racializadas?, ¿cuántas directoras de museos? O más fácil: ¿conoces algún museo africano?, ¿conoces algún espacio cultural latinoamericano que no tenga su origen colonial y en el estén expuestos obras de, por ejemplo, artistas indígenas? ¿Acaso piensas que la diversidad del panorama del arte actual está representada? ¿O la maquinaria del arte contemporáneo no es más que un sistema clasista y racista, cuyo además acceso al mercado laboral está limitado por una estructura que se basa en la excelencia académica y las estancias en grandes capitales europeas que en la mayoría de los casos refleja y determina el nivel adquisitivo del profesional?

Espero tu reflexión tras estas preguntas; si no estás de acuerdo con tus propias respuestas es que es la hora de transformar el medio cultural cimentado en la meritocracia en la que la determinación y los límites económicos, geográficos y étnicos siguen presentes. 

Una persona que debéis conocer es Koyo Kouoh.

Camerunesa, nacida en 1967, es comisaria, curadora de arte, gestora cultural y directora general y conservadora jefa del Museo de Arte Contemporáneo de África ‘Zeitz’ (Ciudad del Cabo, Sudáfrica). Su incursión en el ámbito cultural comienza en 1995 en Dakar, donde entrevista al cineasta Ousmane Sembène.

Representa la imagen de África alejándose de toda visibilidad que siempre tiene connotaciones negativas y peyorativas. Su trabajo es fundamental porque usa el espacio que dirige y su voz para ensalzar a artistas africanos con el propósito de hacer ver que en este continente también cuenta con generaciones de intelectuales, figuras políticas y creativas bien formadas, cuya obra merece tener su lugar en el panorama del Arte Contemporáneo. Con Kouoh, el Arte Africano no es usado bajo una óptica colonial y de apropiación cultural. Por eso es importante dar el altavoz que se merecen a los expertos africanos y afrodescendientes quienes nos muestran este arte alejado de esos creadores y centros museísticos blancos cuyo enfoque tiene la raíz en el paternalismo. 

A su vez, esta es la mejor forma de valorar, estudiar y visualizar la producción de los artistas africanos, usando parámetros artísticos que tengan que ver con la técnica y de investigación sin la perpetuación de estereotipos racistas. Con el objetivo de entroncar a los artistas afrodescendientes en las mismas genealogías, no generando clasificaciones alternas, sino incluyéndolos, transformando lo establecido, siendo la única manera real de transformar la perspectiva hegemónica de la Historia del Arte, añadiendo lenguajes, vocabularios e imágenes diversas y romper definitivamente con los constructos fundamentados en una visión única del arte blanca, masculina y occidental que sigue siendo enseñada de esta manera y, en la mayoría de los casos, por teóricos cuya relevancia radica en su legitimación como hombres blancos.

Las historiadoras del Arte, comisarias, profesionales cualificados de la Cultura, directoras de museos; espacios culturales, educadoras, profesoras de Arte, etc., racializadas existimos, estamos presentes, pero en un segundo plano y tu perfil de redes sociales de arte contemporáneo preferido no nos nombra y solo si es para hablar sobre racismo, reduciendo nuestra labor equivalente a cualquier otra a ese reducto. 

Ahora la pelota está en vuestro tejado, la Historia del Arte no tiene una transformación tangible si se nos excluye de la dimensión teórica y profesional. Simplemente es una manera más de hablar de nuestra comunidad sin nosotrxs. 

Recomendaciones:

Libros

K. Kouoh [dir.] (2012). Chronique d’ une révolte, photographies d’ une saison de protestation. Dakar: RAW Material Company. 

Proyectos y exposiciones

  • Establece el centro de creación, experimentación y difusión artística RAW Material Company en Dakar, Senegal (2008)
  • Comisaria de Documenta 12, Kassel, Alemania (2007)
  • Comisaria de Documenta 13, Kassel, Alemania (2012)
  • Dakar Biennale (2014)
  • Comisaria de From the Ethics of Acting to the Empire Without Signs, Institute of International Visual Art, Londres (2014)
  • Comisaria Making África, CCCB, Barcelona (2016)
  • Galardonada con el Swiss Grand Award for Art (2020)
  • Dirección artística de la VII Trienal de Fotografía de Hamburgo (19 may. – 30 sep. 2022)

Julia Cabrera

Afroespañola, nacida en Talavera de la Reina y criada en Toledo (Ciudad Patrimonio de la Humanidad). Graduada en Historia del Arte y Máster en Educación Artística en instituciones sociales y culturales por la Universidad Complutense de Madrid: Arte, Educación y Conciencia social son sus tres máximas. A través de la arteducación y la Historia del Arte, Julia trabaja el antirracismo y feminismo interseccional, así como la accesibilidad real de todas las personas a la cultura

Ha realizado sus prácticas en el Museo Nacional de Artes Decorativas (Madrid), en el que trabajó en el plan estatal Museos + sociales. También, ha colaborado en el proyecto MUS-E de la Fundación Yehudi Menuhin España

A su vez, es voluntaria desde 2018, en la organización Médicos del Mundo España, donde se forma sobre salud y migración; para la cual elabora proyectos y talleres socioculturales. 

Instagram: @juliavcabrera 


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!