9 consejos de autocuidado y autoempoderamiento para el aislamiento

Vivimos tiempos difíciles para todxs. Los profesionales de la medicina están luchando de manera heroica contra la extensión de la pandemia y todas las afecciones de nuestra salud quedan en un segundo plano. Por ello es más importante que nunca autocuidarse y contribuir a no cargar los sistemas sanitarios con más problemas de los que ya tenemos.

A pesar de los bulos y mentiras que recorren las redes, la verdad es que las comunidades negras y racializadas son más vulnerables a esta epidemia que la mayoría. Nuestras tasas más altas de enfermedades crónicas, las malas condiciones de económicas de gran parte de nosotrxs ligadas a la migración o la inestabilidad laboral, y los entornos más contaminados en los que tendemos a vivir y trabajar pueden poner en riesgo nuestros pulmones, deje nuestro sistema inmunológico debilitado, exponga nuestros corazones vulnerables a una tensión adicional y llene nuestras mentes de ansiedad. 

Muchxs de nosotrxs trabajamos cara al público en la hostelería y el comercio minorista. Debido a ello, el paro entre la población negra y racializada ha aumentado de una manera brutal. Esto pone en riesgo nuestra salud mental y corremos serio peligro en procesos depresivos.

Muchas veces la narrativa sobre lo que estamos pasando se aborda con un marco de déficit: lo que no tenemos, lo que no podemos hacer, lo que perdimos, cómo estamos sufriendo.

La verdad es que hay mucho que podemos hacer, individual y colectivamente, para afrontar las consecuencias que el virus está causando en nuestra propia salud y bienestar.

Lo primero y sin lugar a duda es seguir las estrategias para no contraer ni contagiar el virus como lavarse las manos, uso de mascarillas, distanciamiento social, etc. Pero no tenemos porqué parar en esto.

Tú tienes el poder de fortalecer tu propio sistema inmunológico. Al hacerlo, ayudas a hacer que tu cuerpo sea más resistente al coronavirus en caso de que estés expuestx, y mejor preparadx para defenderte si te infectas.  

Es importante destacar que tomar el control de nuestra salud y bienestar y amarnos de manera proactiva al cuidarnos son acciones radicales para aquellos de nosotros con identidades marginadas.

Aquí os damos 9 consejos autoempoderadores para prevenir el coronavirus en cuarentena:

Organiza tu vida diaria.

Pasar a la acción es una excelente manera de canalizar cualquier energía nerviosa y controlar productivamente la ansiedad. En tiempo de confinamiento mantener costumbres que nos hagan simular entornos de trabajo y vida normal son muy importantes. Vistete todos los días como si fueras a salir a la calle. Organiza tu jornada diaria, manteniendo horarios y no te dejes caer en la inactividad e improductividad. Si te has quedado sin trabajo realiza alguna acción en redes, o de voluntariado. Esto te mantendrá lejos de los pensamientos negativos.

Cuida tu salud.

Si no has estado tomando tus medicamentos, es hora de controlar tus condiciones crónicas de salud. Tener una enfermedad crónica aumenta tus posibilidades de tener una complicación en caso de enfermar con el virus, y tener una enfermedad crónica no diagnosticada o no controlada y COVID -19 puede ser una catástrofe. Por lo tanto, si estás cansadx de tomar tus medicamentos, usar tu inhalador o medir tu nivel de azucar en sangre, considera las consecuencias de no hacerlo e intenta poner buena cara y soportarlo.

Intenta dejar de fumar

A pesar de que no figuran específicamente como personas en riesgo, los fumadores enfrentan un mayor riesgo de mala salud si adquieren COVID -19, que es una enfermedad que puede afectar a los pulmones. No, dejar de fumar no es fácil. Pero tampoco lo es contraer neumonía o encontrarse con un respirador. Sabemos que no es fácil en una situación de encierro dejar el hábito. Pero debes pensar en las consecuencias. Cuantas más veces intentes dejarlo, más probabilidades tendrás de tener éxito. 

Reduce tu nivel de estrés.

Si en algún momento estás angustiadx intenta calmarte. Intenta emplear todos los sentidos como una forma de reducir la intensidad de las emociones negativas.  Aquí van algunos trucos:

Vista : apaga las luces, usa una máscara para dormir, disfruta de un libro para colorear, mira los colores que lo alivian.

Tacto : si estás acompañadx que te den un masaje, toma una ducha caliente o fría, envuélvete en una manta.

Sonido : escucha ruidos relajantes, reproduce sonidos de la naturaleza, realiza una meditación guiada.

Olor : usa aromaterapia (los aromas agradables y reconocibles pueden ayudarte a aliviar el estrés), enciende una vela perfumada, queme incienso, toma un poco de aire fresco en la terraza o la ventana.

Gusto: prueba sabores fuertes, come despacio, disfruta de bebidas calientes, disfruta de los alimentos que te recuerdan la niñez.

Elimina en la medida el consumo de información negativa

Los medios saben que pueden asustarnos y usan la tendencia natural del cerebro a concentrarse en las amenazas potenciales para «apropiarse» de nuestra atención e influir en lo que vemos. Los presentadores y titulares de noticias nos prometen información que requiere que estemos constantemente atentxs y pendientes de la pantalla. Darles menos de tu ancho de banda mental te ayudará a mantener la calma. Además, considera quitar el televisor de tu habitación y eliminar temporalmente la conexión a redes de tu teléfono. 

Cuida tu sueño

El estrés ataca directamente al sueño. Dormir bien y unas horas adecuadas es fundamental para mantenernos sanos. Estos consejos pueden ayudarte a descansar más fácilmente: 

Haz relajamiento. Un par de horas antes de acostarse, le dice a tu cuerpo que es hora de descansar. Puede añadir un ritual como encender una vela de aromaterapia y darte un baño.  

Evita las pantallas al menos una hora antes de acostarte. La luz azul emitida por los teléfonos móviles, tabletas y pantallas de TV excitan el cerebro. Un truco es bajar el nivel de luz de la pantalla del móvil y de las tablets y ordenadores.

Come alimentos que fortalezcan tu sistema inmunológico.

Si alguna vez hubo un momento para tomar en serio los consejos de alimentación saludable, es ahora. Al comer más frutas, verduras, granos integrales, nueces y legumbres, y menos alimentos procesados ​​y fritos, puedes protegerte y experimentar el placer de comer. Consume alimentos que se parezcan lo más posible a como salieron de la tierra. Reduce el azúcar refinado ya que deprime el sistema inmunológico.

Haz ejercicio

Estamos en un espacio reducido por el confinamiento pero podemos esforzarnos en hacer un poco de movimiento todos los días. Bailar, caminar, aparatos de ejercicios, muebles. En las redes hay millones de vídeos con consejos que te pueden servir. Mantenerse activx contribuye a tu salud general y, por lo tanto, al bienestar. 

Escúchate a ti mismx

En estos momentos es importante escucharnos y hablar con nosotrxs mismxs. Creas en lo que creas, sea cual sea tu religión, creencias o pensamiento. Esta parte es esencial en tu autocuidado. Si eres religioso usa la oración, o si no lo eres, la meditación y otras formas de sintonizar con el Universo o con nuestros ancestros. 

Como ves hay muchas cosas que puedes hacer para mantenerte sano y reducir las probabilidades de contraer el coronavirus. En estos momentos muchxs de nosotrxs lo único que podemos hacer es practicar activamente el amor propio.


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!