Sí, somos todos negros, ¿te asombra? 

De repente estoy caminando acompañada de Carmen Cuba( reconocida directora de casting) y entrando a la misma habitación  que Donald Glover y Rihanna. Por supuesto que en mi presentación quedé como una fan extremadamente nerviosa. “Relax, he’s the director” fue la primera frase que escuché decir a Donald, mientras apuntaba a su izquierda, en aquella mañana calurosa en La Habana. 

Rihanna en Guava Island

Prometo que estaba todo lo calmada que podía , ya era oficialmente parte  del equipo de Guava Island. Una historia musical con guión de Stephen Glover y dirección de Hiro Murai. Se grabó en secreto en La Habana en agosto del año pasado, y de alguna manera toca la eterna contradicción entre escapar de la isla donde te sientes asfixiadx o luchar por el florecimiento y desarrollo de este lugar donde naciste.

Fue la primera vez que a vi a tantos negros en una producción de cine. Emocionante. No siempre a los negros se nos permite actuar, dicho así parece una exageración, pero el simple hecho de que escriban miles de guiones donde no haya un solo personaje negro (a veces sólo uno y encima es una persona blanca quien lo representa) o tan fácil como que aparezcan sólo 7 actores afrodescendientes en una lista de los 85 mejores del siglo XXI, es cómo si no formásemos parte de la población y por ende no se nos permitiera estar.

Pero esta historia era diferente, estábamos hablando de empoderamiento, y me parecía genial estar rodeada de gente que lo podía entender y que lo necesitaba. Qué mejor que un pueblo maltratado para hablar de la opresión. Esta película nos estaba dando una oportunidad, merecida y pedida a gritos. En Cuba, en mi propio país, era una de las pocas veces donde no me ofrecían un papel de esclava.

Mi opinión sobre los logros cinematográficos ya sería en otra conversación, ahora aplaudo este intento de este equipo de romper los estereotipos, de demostrar que el negro no puede ser sólo el delincuente, o el inmigrante, o el descarriado en una película. De proponer un lugar donde visibilizar a todos los que como a mí no siempre se nos permite expresarnos. Creo que el cine, como todo movimiento masivo tiene la oportunidad de darnos a los afrodescendientes el lugar que merecemos  para que los niñxs negros de hoy sientan que no están solos y tengan un referente, cosa que ya es “Guava Island”.


Betiza Bismark

Actriz, mujer, negra y orgullosa.

Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.