¿Qué hay de malo en la apropiación cultural? 9 respuestas que te muestran el daño que hace

¿Qué hay de malo en la apropiación cultural?  9 respuestas que te muestran el daño que hace
Publicado originalmente en everyday feminism

Imagínate, acabas de entrar en una fiesta de Halloween. Crees que estás usando un disfraz fantástico, pero en lugar de darte un cumplido, alguien te dice que tu disfraz es apropiación cultural .

Y crees que es una acusación ridícula. ¿Tú? ¿Haciendo algo racista?

No tenías intención de hacer daño o ridiculizar, por lo que no sabes cómo puedes estar haciendo algo malo. Además, a nadie le gusta que le digan que “no puede” hacer algo, y te sientes como si esta persona dijera que no puedes usar tu disfraz, incluso si no pretendes herir a nadie.

Entonces, si te estás preguntando cuál es el problema con la apropiación cultural, te ayudaré.

Sigue leyendo para obtener una perspectiva sobre por qué la gente podría sentirse mal si tomas prestado algo otra cultura.

Qué es la apropiación cultural (y no es)
En resumen: la apropiación cultural es cuando alguien adopta aspectos de una cultura que no es la suya.

Pero esa es solo la definición más básica.

Una comprensión más profunda de la apropiación cultural también se refiere a una dinámica de poder particular en la que los miembros de una cultura dominante toman elementos de una cultura de personas que han sido sistemáticamente oprimidas por ese grupo dominante .

Es por eso que la apropiación cultural no es lo mismo que el intercambio cultural , cuando las personas se comparten mutuamente, porque el intercambio cultural carece de esa dinámica de poder sistémica.

Tampoco es lo mismo que la asimilación , cuando las personas marginadas adoptan elementos de la cultura dominante para sobrevivir a las condiciones que hacen que la vida sea más difícil si no lo hacen.

Algunos dicen, por ejemplo, que las personas no occidentales que usan jeans y los indígenas que hablan inglés también están apropiándose de las culturas dominantes.

Pero los grupos marginados no tienen el poder de decidir si prefieren atenerse a sus costumbres o probar las tradiciones de la cultura dominante solo por diversión.

Cuando los últimos supervivientes de vida de las tribus indígenas masacrados están luchando para salvar su lengua antes de que muera, y los estudiantes nativos son suspendidos por hablar en sus propias lenguas indígenas, lo que refleja las historia de los abusos en los internados estadounidenses que trataron de acabar con las culturas nativas norteamericanas hasta la década de 1980, está claro que no todas las personas que hablan inglés lo hacen por elección.

En otras palabras, el contexto importa.

Lo que significa que no se trata de decir que tú, como individuo, eres una mala persona si te apropias de la cultura de otra persona.

Es un tema complicado que incluye nuestras historias, nuestro estado actual de cosas y nuestro futuro, ya que actuamos para eliminar la opresión , en lugar de perpetuarla.

Entonces, si todavía estás desconcertado acerca de por qué las personas se enfadan o se sienten heridas por este problema, considera los siguientes contextos.

1. Trivializa la opresión histórica violenta.

Puede ser un gran problema tener que renunciar a algo que tomaste prestado de otra cultura para incorporarlo a tu vida, especialmente si es algo significativo para ti de alguna manera.

Por ejemplo, los dueños y los fans del equipo de la NFL el Washington Redskins (pieles rojas) suelen salir en defensa del nombre se su equipo argumentando todo tipo de razones, incluyendo “es un homenaje a los indios”, “mantener la tradición,” y “ estás siendo demasiado sensible, ante la  reacción a los activistas indígenas que piden el fin de las mascotas indias en los equipos deportivos.

redskins

Los fanáticos y la NFL están emocionalmente y financieramente comprometidos con el nombre y no quieren cambiarlo. Y eso tiene sentido.

Pero piensa esto: cuando la violencia ataca sistemáticamente a un grupo de personas a través del genocidio, la esclavitud o la colonización, el trauma resultante se prolonga de generación en generación .

Así que esto es lo que está en juego para los nativos: el término “piel roja” viene de la época en que los gobiernos y las empresas coloniales y estatales les pagaban a los blancos para que mataran a los nativos americanos y usaban su cuero cabelludo o incluso genitales (para probar su sexo) también conocido como “pieles rojas”, como prueba de su “muerte india”.

Dada la historia, ¿es una sorpresa que tantos nativos estén heridos con los fanáticos del fútbol que piensan que están “honrando” a los nativos con esta mascota y sus excusas?

Deberíamos estar avergonzados de este momento en nuestra historia, y deberíamos estar trabajando para sanar el daño causado por ello.

Pero en cambio, la NFL (y otros equipos deportivos) insisten en celebrar el genocidio de un pueblo por diversión y beneficio.

2. Le permite a la gente mostrar amor por la cultura, pero tener prejuicios contra su gente.

Los blancos no piden nacer con privilegio, pero lo que deciden hacer con ese privilegio es otra historia.

En el área de la Bahía de San Francisco, suelo conocer a personas que toman lo que les gusta de una cultura sin querer saber nada del lugar de donde proviene eso que consumen.

Aquí, los algunos residentes nuevos en la zona escriben reseñas de Yelp en busca de “auténtica comida mexicana” pero sin los “sketchy neighborhoods”, que es como llaman a los barrios con mayor número de personas racializados.

Los usuarios de Yelp están obteniendo lo que quieren, al menos en términos del vecindario, ya que la gentrificación expulsa rápidamente a las personas racializadas de sus hogares , y se abren las versiones de sus restaurantes “étnicos” favoritos de comidas de dueños blancos.

Así es como sucede con la apropiación cultural: no se comparte, así que hay más para todos, pero se aprovecha el desequilibrio de poder entre los grupos para tener más para los blancos acomodados y cada vez menos para los pobres racializados.

Y esto puede suceder porque vivimos en un mundo en el que las personas blancas racistas pueden decir esencialmente “Queremos tus cosas, pero no nos gustas” al tomar las tradiciones de las personas mientras nos inclinamos en contra de quiénes son como personas.

La apropiación cultural demuestra que no tiene que gustarte una persona o respetar su identidad para sentirte con derecho a quitarle su cultura.

Entonces, ¿todos los no mexicanos que disfrutan de un buen burrito son culpables de apropiación cultural? ¡Claro que no! Eso me incluiría a mí y a casi todos los que conozco.

Pero ahora que sabes que popularizar los alimentos “étnicos” puede ser una forma de dañar a un grupo de personas mientras te apropias de sus tradiciones, puedes pensar en maneras de satisfacer tus antojos internacionales de alimentos sin participar en ese daño.

3. Hace que las cosas sean “geniales” para los blancos,  pero “demasiado étnicas” para las personas racializadas.

Vivimos en una sociedad dominada por blancos, y como prueba de ello, mira la forma en que se critica a los inmigrantes, los pueblos indígenas y las personas negras por las cosas que nos distinguen de los blancos.

Por ejemplo, los estándares de profesionalismo frenan a todo tipo de personas que no son hombres blancos. Como mujer negra, hay muchos trabajos que me impedirían si usara trenzas, rastas o un afro, algunas de las formas más naturales de mantener mi cabello .

Entonces, para mí, usar mi cabello natural es una declaración significativa de que creo en mi belleza natural. Es arriesgado hacer esta declaración en una sociedad que dice que debo aspirar al valor de la blanquitud.

Compáralo con la recepción de revistas de moda de las “épicas” de la adolescente blanca Kylie Jenner o rastas “vanguardistas” .

Cuando las mujeres negras tienen que luchar por la aceptación con los mismos estilos que una mujer blanca joven puede ser admirada, ¿qué mensaje envía a las mujeres y niñas negras?

Dice que nuestra belleza natural no es hermosa en absoluto, y que nuestras características solo son atractivas cuando las adoptan las mujeres blancas.

4. Permite que las personas privilegiadas se beneficien del trabajo de los oprimidos.

Supuestamente, en los Estados Unidos de América, todos somos libres de perseguir el sueño capitalista estadounidense de construir nuestra propia riqueza.

Pero en realidad, no es tan simple.

Para muchas personas, las barreras como el clasismo, el racismo y la xenofobia significan que no tienen el aspecto, el idioma o la posición de privilegio adecuados para obtener ingresos con sus herramientas culturalmente específicas , y muchas veces, las personas blancas pueden convertir esas mismas herramientas culturalmente específicas en beneficio, por lo tanto, perjudicando a la comunidad que están pidiendo prestado.

Entonces, por ejemplo, digamos que una mujer blanca de clase media se adentra en la espiritualidad de los nativos americanos y ve la oportunidad de comenzar un negocio basándose en lo que ha aprendido. Eso podría parecer bastante inocente. Ella tiene un interés, y quiere ganar dinero con ello. Ese es el sueño americano, ¿verdad?

Pero el problema es que para vender sus productos, ella tiene que participar en un sistema discriminatorio. Este sistema incluye políticas del gobierno federal que dificultan que los nativos inicien sus propios negocios, así como una cultura profesional en la que las mujeres blancas y las de clase media pueden encajar más fácilmente que las mujeres nativas pobres.

Entonces, mientras se beneficia, las mujeres nativas de las que adoptó sus productos viven en ciclos profundos de pobreza y desempleo .

Así que las mujeres blancas dominan la industria de los productos de la Nueva Era con versiones diluidas de las prácticas de espiritualidad de la India, ahogando a las voces nativas que hablan sobre lo que las comunidades nativas necesitan para sobrevivir.

En su fantástico ensayo “Para todos aquellos que eran indios en una vida anterior”, Andrea Smith explica cómo se desarrolla todo esto cuando las feministas blancas reclaman la espiritualidad india y “quieren convertirse en indios sin ser responsables ante las comunidades indígenas”.

Alguien con privilegio blanco y privilegio de clase tiene otras opciones para obtener ingresos, por lo que no tienen que recurrir a las ganancias de la cultura o el trabajo de otra persona. Y los riesgos involucrados para las personas marginadas muestran que es más ético seguir otro camino.

5. Permite que algunas personas sean recompensadas por cosas por las que los creadores nunca obtuvieron crédito.

¿Quién te viene a la mente cuando piensas en el rock and roll?

¿Es una persona blanca?

¿Quién crees que comenzó el rock and roll? ¿Es Elvis Presley, el llamado “Rey del Rock and Roll”?

¡Sorpresa! El rock and roll salió del blues e inicialmente fue formado en gran parte por artistas negros. El problema era que en la década de 1950, los blancos racistas tenían claro que no querían apoyar a un artista negro. Así que adivina lo que hicieron.

La industria discográfica tuvo éxito con las estrellas blancas populares que moldearon una apariencia y un sonido convencionales después de  los artistas negros a quienes sus audiencias blancas racistas nunca apoyaron. Sam Phillips, el ejecutivo discográfico que descubrió a Elvis, lo resumió cuando aparentemente dijo: “Si pudiera encontrar a un hombre blanco que tuviera el sonido negro y la sensación del negro, podría ganar mil millones de dólares”.

Elvis

Y aunque Elvis nunca afirmó haberlo iniciado (y tenía claro los artistas negros que lo influenciaron), nuestros medios han reescrito la historia para afirmar que Elvis inventó el rock and roll. Y ahora es difícil pensar que el rock and roll haya sido una música proveniente de la comunidad negra. ¿Alguna vez has oído hablar de la hermana Rosetta Tharpe?

Esta tradición de “pedir prestado” a artistas negros y promocionar a artistas blancos sobre artistas negros más talentosos continúa haciendo que la industria discográfica llegue a miles de millones en la actualidad .

Cuando Iggy Azalea gana fama y fortuna a través de la imitación de Blackface, la gente negra y los fanáticos del hip-hop se enfadan con razón.

Fíjate en las nominaciones de muchos de los principales espectáculos premiados para tener una idea de cuánta blancura representa la grandeza en la conciencia cultural de los Estados Unidos. Luego reconsidere el mito de que las personas que lo hacen tienen éxito porque son los que trabajan más duro.

6. Difunde mentiras masivas sobre las culturas marginadas.

La gente dice que compartir entre culturas se supone que nos ayuda a aprender, pero la apropiación cultural nos está enseñando lecciones equivocadas.

A menudo, nuestra referencia más común a algo atroz distorsiona totalmente la verdad, haciéndonos creer que todo es divertido.

Por ejemplo, si piensas en la historia real de Pocahontas, hacer que tu hija se disfrace de ella por Halloween es bastante inquietante. La verdadera Pocahontas, cuyo nombre de pila era Matoaka, fue secuestrada cuando eran adolescente, obligada a casarse con un inglés (no John Smith, por cierto), y usada como propaganda para prácticas racistas antes de morir a la edad de 21 años.

Y casi parece que esa propaganda nunca terminó, ya que las historias populares sobre lo que sucedió entre los colonos y los pueblos indígenas representan a los nativos como salvajes, o como felices, como personajes místicos o como totalmente ausentes.

No escuchamos las historias reales, y la mayoría de nosotros no vivimos con una conexión directa con su sufrimiento.

¿Importa la verdad, cuando se trata de una niña que intenta disfrutar de unas vacaciones? ¿Que pensarías si ella quisiera vestirse como alguien cuya tragedia te esmás familiar, como Anne Frank?

Las dos son chicas con historias desgarradoras. Pero la mayoría de nosotros creemos que trivializar la vida de Anne Frank es de muy mal gusto. ¿Te imaginas la protesta si Disney intentara romantizar su diario convirtiéndola en una joven con un romance con un oficial nazi y un final feliz?

Ahora imagine si esa película de Disney fue la referencia principal de la cultura dominante para el Holocausto. Y si fuera comercializado por los alemanes, a quienes se les hubiera dicho que las figuras históricas que oprimieron al pueblo judío eran los héroes de su país.

Espeluznante, ¿verdad?

¿Cómo podemos tantos de nosotros no sentirnos ofendidos por las historias de algunas víctimas a las que convertirlas en disfraces?

Eso demuestra privilegio y un enorme fracaso de nuestro sistema educativo. No debemos descartar la injusticia para actuar sobre ese privilegio.

7. Perpetúa los estereotipos racistas.

Como lo expresa la doctora Adrienne Keene, de Native Apropiations, “Estás fingiendo ser una raza que no eres, y te inspiras en los estereotipos para hacerlo”.

Katy Perry, por ejemplo, dijo que su actuación como geisha durante los American Music Awards 2013 fue un homenaje a la cultura japonesa. Pero ella tergiversó por completo lo que afirmaba honrar y usó una enorme plataforma para perpetuar los estereotipos negativos y demasiado comunes sobre las mujeres asiáticas.

Con su sencillo “Unconditionally”, Perry cantó sobre el amor eterno mientras reproducía la imagen de un objeto sexual pasivo y sumiso de una mujer asiática.

katyperry

Para ella, era solo un personaje, pero esta imagen estereotipada tiene consecuencias reales para las mujeres asiáticas. Sus experiencias con el noviazgo , el acoso sexual racializado y la fetichización revelan que los hombres blancos realmente esperan que las mujeres asiáticas estén a la altura del estereotipo de “niña  geishas exótica” de ser sexualmente sumisas y dóciles.

Lauren Smash describió sus experiencias en “Fiebre amarilla: Citas como una mujer asiática” de la siguiente manera: “En el mejor de los casos, es deshumanizante ser comparada constantemente con un estereotipo y hace que las personas persigan una encarnación de esos mismos estereotipos que usan para definirte”.

Katy Perry se quitó el disfraz y regresó a su vida de multimillonaria que hace que los demás la vean como una persona dinámica y audaz, y no como  una caricatura recatada, que es lo que ella retrató de las mujeres asiáticas.

Las mujeres asiáticas, por otro lado, tienen que lidiar con las normas sociales racistas y sexistas que Perry ayudó a perpetuar, que es lo que sucede cuando la única imagen dominante de su sexualidad es un estereotipo negativo reforzado constantemente por la apropiación cultural.

Es ofensivo e irrespetuoso tergiversar la cultura de las personas y difundir los mitos tóxicos que los dañan.

8. La gente blanca puede hacer libremente lo que la gente de racializada fue castigada  por hacer.

Puede sentirse como una bofetada en la cara para ver a las personas blancas despreocupadas disfrutan de las prácticas por las que fueron penalizados sus dueños.

También es un recordatorio inquietante de que el proceso de quitarnos nuestras prácticas no ha terminado, ya que los blancos terminan teniendo más acceso a nuestras prácticas que nosotros.

La gran tendencia del yoga en los Estados Unidos es un ejemplo de esto.

¿Sabías que una vez se prohibió el yoga en la India como parte de las “narraciones racistas y orientalistas” que caracterizaban a los indios como paganos perversos que tenían que adaptarse a las costumbres occidentales? Las bandas de yoguis que se resistieron a la prohibición se levantaron para desafiar el dominio británico opresivo.

yoga

En estos días, parece que el yoga está en todas partes, y los practicantes no tienen que desafiar las reglas del gobierno para alcanzarlo. Pueden surgir algunos sentimientos sensibles al decir que las personas que no practican yoga en el sur de Asia se están apropiando de la cultura, ya que la práctica beneficia a muchas personas en todo Estados Unidos.

¿Pero sabes quién no se está beneficiando de la comercialización del yoga para las mujeres blancas de clase media? Las personas del sur de Asia para quienes el yoga tiene un profundo significado cultural y religioso.

Como escribe Susanna Barkataki, separar el yoga de sus verdaderas raíces y propósitos, y de las personas que tuvieron que luchar para mantenerlo con vida, significa “eventualmente erradicar la verdadera práctica, como se logró en muchos lugares bajo la ocupación británica de la India”.

Hay una razón por la que los británicos utilizaron los ataques al yoga como una herramienta para oprimir a todo un país de personas. Eliminar una fuente de bienestar y espiritualidad culturalmente significativa es una forma de romper conexiones críticas que ayudan a las personas a sobrevivir.

Eso es lo que está haciendo la comercialización de yoga a las personas del sur de Asia hoy en día: aumentar el acceso de las personas blancas, al tiempo que continúa quitándoselo a las personas que tuvieron que luchar para mantenerlo vivo en primer lugar.

Barkataki también dice que esto no significa que las personas blancas no puedan practicar yoga.

Pero si lo hacen de una manera que contribuya a excluir a los indios, priorizar los deseos de los practicantes blancos por encima de las necesidades de los sudafricanos, o hacer de los blancos una imagen del yoga, entonces son parte del problema.

9. Prioriza los sentimientos de las personas privilegiadas sobre la justicia para las personas marginadas.

Una de las principales objeciones para evitar la apropiación cultural se reduce a la “libertad de expresión”.

Debería tener el derecho de expresarse como quiera, y así lo pueden hacer. Nadie puede obligarte a dejar de tomar cosas de otras culturas. Las personas marginadas cuyas culturas son apropiadas no tienen el poder institucional para obligarte a detenerte, incluso si quisieran.

Pero afirmar que la cultura dominante tiene derecho a tomar libremente de los grupos desempoderados se parece mucho a la mentira de la “carga del hombre blanco” del pasado. Los colonizadores utilizaron este concepto para afirmar que tenían el “deber” de apropiarse de las tierras, los recursos y la identidad de los pueblos indígenas, tratando de justificar todo, desde la esclavitud hasta el genocidio.

Tenemos mucho trabajo por hacer para curarnos del impacto de la opresión desde el pasado hasta el presente. Muchos ejemplos de apropiación cultural pueden parecer poco importantes, o como que deberíamos tener cosas “más importantes” de las que preocuparnos.

Pero cambiar las normas cotidianas opresivas es una gran parte del trabajo. Es una de las formas en que podemos ayudar a detener la forma en que la sociedad deshumaniza, borra y excluye a las personas racializadas.

Si la elección es entre tu libertad de usar un disfraz porque podría ser divertido, o la capacidad de un grupo étnico para mantener el carácter sagrado de una tradición que los ayuda a resistir el daño, está claro que saltarse el disfraz lo pone del lado de la lucha contra la opresión. .

Y, pista: ese es el lado en el que quieres estar.

***

No estoy diciendo que automáticamente no puedas disfrutar de la comida mexicana si no eres mexicano, o hacer una práctica inspirada en el yoga si no eres indio, o utilizar cualquier otra práctica culturalmente específica.

Pero yo estoy animando a ser reflexivo sobre el uso de las cosas de otras culturas, de considerar el contexto, y aprender sobre las mejores prácticas para mostrar respeto.

Tal vez has usado un disfraz que no sabías que tenía una historia violenta, o tuviste la intención de honrar una cultura de una manera que no sabías que era ofensiva. O aprendiste sobre estas historias opresivas, pero ahora te estás dando cuenta de que lo que aprendiste ni siquiera se acercó a toda la verdad.

Entonces, ¿cuál es tu próximo paso para incorporar esta información en tu trabajo antirracista?

¿Estereotipos desafiantes? ¿Llamando la apropiación cuando la ves? Difundir la palabra sobre la necesidad extrema de cambiar la manera inexacta en que aprendemos sobre las luchas de los oprimidos.

Por lo menos, sabes que tienes alternativas a no respetar las culturas que no son las tuyas.

No sigas haciendo invisibles otras culturas bajo las ambiciones de “crisol” de nuestra sociedad. Haz espacio para que todos podamos prosperar divirtiéndonos sin opresión.

 

Maisha  Z. Johnson es responsable de contenido digital y Redactor de Everyday FeminismPuede encontrar sus textos sobre en las intersecciones y sobre su obsesión con la cultura pop en la web. A través de su propio proyecto,  Inkblot Arts ,  Maisha  se nutre de las artes creativas y medios digitales para amplificar las voces de los que a menudo son silenciados. Síguela en Facebook  o en Twitter  @mzjwords .

4 comentarios

  1. Un artículo muy completo e interesante, yo me había preguntado si el hecho de que pueblos indígenas hubieran adoptado el hip hop para hacer referencia a sus problemas era un caso de apropiación cultural a la cultura afroamericana, ¿en este caso entonces estamos hablando de “intercambio cultural”? porque yo he visto que varias culturas indígenas hacen uso del hip hop como arma de protesta, yo lo vi en Canadá en una ciudad donde estuve en una noche cultural, un grupo indígena canto hip hop; en México varios grupos indígenas utilizan también el hip hop e inclusive lo cantan en lengua indígena como el totonaco o tzotzil. Otro aspecto es que como en México no se reconocen a los grupos afrodescendientes, entonces muchos de ellos pasan a formar parte de las colectividades indígenas, en México por el mes de agosto se celebra en el zócalo de la CDMX la fiesta de las culturas indígenas, hay una cultura indígena de un país invitado y una cultura indígena mexicana, aparte de todas las que conviven en esas fechas, cuando vino Ecuador recuerdo que también vinieron gente de origen africano y el último año en una de las charlas, se hablo de las asambleas indígenas, muy criticadas por la mayoría de la población que subestiman el hecho de que las comunidades indígenas se gobiernen por sus leyes, en una de ellas se relato que en una de esas asambleas del estado de Guerrero la que había resultado como líder electa no se definía a si misma como indígena, sino como afrodescendiente, pero esto es porque en México se ha borrado la raíz africana de la muchos provenimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.