4 razones por las que no es positivo ser la primera mujer negra en hacer algo

black-female-boss-answering-questions-footage-086610031_prevstill
Publicado originalmente en everyday feminism y traducido por Afroféminas

No podría haber estado más emocionada de convertirme en organizadora de eventos de tiempo completo después de terminar la escuela de posgrado en Rhode Island. El trabajo estaba cerca de mi casa, conocía las responsabilidades de mi posición y esperaba tener una segunda familia  en el trabajo en el estado más pequeño del país.

Mientras caminaba por el edificio en mi primer día, rápidamente llegué a la conclusión de que no había absolutamente nadie como yo (una mujer negra) trabajando allí. Mientras me reunía con Recursos Humanos para subirme a bordo, tuve la tentación de preguntar acerca de las personas racializadas en puestos de liderazgo.

“¿Alguna vez ha habido algún miembro de una minoría en un puesto de dirección aquí?”, le pregunté. El representante de recursos humanos pensó durante bastante tiempo antes de responder: “Ummm no, usted sería la primera persona afroamericana en trabajar como gerente aquí”.

Mientras asentía con la cabeza a su respuesta, tuve sentimientos agridulces: “¡Sí! soy la primera mujer negra en ocupar un papel de liderazgo en esta empresa, que ha estado en el negocio durante 30 años. ¡Oh no! Es 2014, la esclavitud fue hace unos 150 años y soy la primera persona negra en ser directiva aquí ”.

Estaba muy orgullosa de compartirlo con otros, pero también me avergonzaba admitirlo. Después, durante mi estancia allí, experimenté microagresiones extremas y separación de mis compañeros y colegas en el lugar de trabajo (mi oficina estaba en el sótano).

Me cansé del aislamiento de los demás, la exclusión en las comunicaciones de la oficina y la inaccesibilidad al crecimiento laboral.

Casi todos los días, oímos hablar de la nueva primera Mujer Negra para hacer algo en todo, desde los deportes a la política, el entretenimiento, etc.

Algunos de estos reconocimientos son típicos, pero como es la primera mujer negra, nuestra comunidad lo celebra constantemente para demostrar hasta qué punto ha llegado el avance, dando a la gente negra la esperanza de que haya progreso.

Cuando celebro estos hitos o escucho algo sobre ellos, también suelo pensar en cómo es ser la primera mujer negra en mi lugar de trabajo.

Así que, hablemos de ello. ¿Por qué es duro ser la primera mujer negra en hacer algo? ¿Por qué no estamos allí todavía y hasta dónde hemos llegado realmente? Aquí están las cuatro razones principales por las que lo detesto:

1. Te lo recuerdan constantemente.

Las mujeres negras reciben recordatorios diarios de que no son suficiente ni merecen nada; no es de extrañar, entonces, que cuando conseguimos a una de las nuestras en una posición de importancia, siendo recompensadas ​​por su trabajo, o simplemente siendo reconocidas por primera vez, nos esforzamos por mantener estos logros muy arriba para demostrar a las mujeres jóvenes que es posible conseguirlo.

Pero cuando,  por ejemplo, en la lista Forbes de las mujeres más poderosas en los negocios, que careció de mujeres racializadas durante mucho tiempo, aparecen las primeras mujeres negras, se les dice que son una excepción a la regla.

¿Por qué no podemos ser geniales sin que nos digas que tenemos la suerte de estar aquí?

cheryl-grills
Dra. Cheryl Grills

La Dra. Cheryl Grills, profesora de la Universidad Loyola Marymount en Los Ángeles, California, fue la primera mujer afroamericana en ser promovida a profesora de esta universidad. Al principio se sintió eufórica y luego se sorprendió al darse cuenta de que este es el mundo en el que aún vivimos.

“Cuando sucede por primera vez, estás como ‘Oh wow, mira lo que he logrado’, pero al instante, es como ‘Espera un minuto. ¿Cómo en pleno siglo XXI  soy la primera en hacer esto en esta universidad? “, Dijo la Dr. Grills. “Es un recordatorio inmediato del contexto en el que estás lidiando”.

2. Puede ser una carga.

Solo imagina lo emocionada que estás por colgarte esa medalla, pero luego terminas la celebración cuando te das cuenta de que inesperadamente te has convertido en una líder en la comunidad debido a este nuevo triunfo. ¿Ya te pesan los hombros?

En 2015 se informó que el judaísmo sigue siendo uno de los grupos religiosos menos diversos desde el punto de vista racial, con un 90% de adultos blancos identificados como rabinos judíos.

Hace casi una década, Alysa Stanton fue ordenada por el Instituto Judío de Religión de la Unión Hebrea como una rabino judía en el judaísmo general. La diferencia entre ella y el resto de la clase graduada de 2009 fue que Stanton se convirtió en la primera mujer afroamericana en ser ordenada en el judaísmo general.

Alysa Stanton
Alysa Stanton

Cuando Stanton se enteró por los medios de comunicación de que ella era la primera mujer negra en ser ordenada como rabino, se dio cuenta cada vez más de lo que significaba defender un título tan notable.

Después de servir en la Congregación Bayt Shalom, una pequeña sinagoga de mayoría blanca durante 2 años, regresó a Colorado. Stanton se mantuvo alejada de las entrevistas y otras distracciones para mantenerse centrada en su vocación, no en el título que le dieron.

“No solicité ser la primera y no hubo una diferencia en mi sistema de creencias o valores”, compartió Stanton. “No iba a permitir que eso cambiara mi integridad. Sin embargo, sí cambió la forma en que los compañeros de clase y otros me percibían, algunos estaban celosos y otros me apoyaban”.

La rabino Stanton, y muchas otras mujeres, incluso yo, nunca logran asimilar realmente la alegría de ser las primeras. Luchamos y normalmente nunca superamos el pensamiento: “Si es algo tan bueno tan bueno, ¿por qué me siento así?”

3. Sientes como si todos fueran críticos.

¿Alguna vez has escuchado el dicho “Tienes que trabajar el doble para llegar a la mitad”? Esa es una frase que la comunidad negra vive y se  pende sobre la cabeza de las primeras mujeres negras.

Cuando estuve en la oficina del sótano hablando conmigo misma durante ocho horas al día, pensé en cómo podía haber caído en esta experiencia.

A pesar de que lo intenté, no interactué con otros compañeros de trabajo, no me desafiaron y apenas tuve la oportunidad de compartir información sobre nuevos eventos. ¿Cómo pudo el trabajo de mis sueños haberse convertido en una pesadilla?

A través de la academia, las empresas y otras industrias, se dice que los negros experimentan ansiedad, depresión y síndrome del impostor a medida que tienen más éxito.

La Dra. Grills hizo una charla fascinante en TED llamada “Emancipación de la esclavitud mental”, donde dio conferencias sobre personas negras que padecen el síndrome del impostor a un ritmo mayor que cualquier otra raza por el mundo en el que vivimos.

Grills declaró cómo las mujeres negras se sienten ignoradas y poco respetadas, se ven presionadas para allanar el camino para la siguiente mujer negra detrás de ella, y cuestionan constantemente si el mérito recibido estaba justificado.

No podemos perder un día, no podemos cometer errores, y no podemos hablar. Somos las primeras y por eso, hay muchas maneras en que somos silenciadas.

4. Es solitario

Normalmente, cuando eres la primera en hacer algo, eres la única durante mucho tiempo. Tu tribu no estará allí. No verás gente como tú . Estarás sola en esta victoria para tu cultura, pero no es el final.

Con antecedentes en psicoterapia, Stanton recomienda una solución para aliviar la carga de estos triunfos y oportunidades de oro para las minorías. Fue durante su entrevista de salida del Hebrew Union College, que expresó lo que se necesita para mantener a la diversidad a la vanguardia y cómo los estudiosos racializados pueden sobresalir en el futuro en su instituto.

“La próxima vez que acepten a alguien que se considere ‘el otro’, asegúrense de que cuente con el apoyo necesario . Es injusto que no tenga apoyo”, insiste Stanton. “Para aquellos que dicen que abrazan la diversidad y esperan tener una comunidad diversa, es importante tener esta discusión,” ¿Qué significa eso? “Que a veces, muchas veces, las personas no están preparadas para lo que piden”.

***

Hay muchas más mujeres negras como Stanton que se convierten en una especie de muro de carga en la comunidad negra cuando son las primeras en hacer algo.

La directora de cine Ava DuVernay ha sido la primera en muchas cosas, entre ellas, la más reciente, ser la primera mujer negra en dirigir una película de acción con un presupuesto de más de 100 millones de dólares.

Es un gran logro, muy necesario y merecido.

Ava DuVerna
Ava DuVernay

Zeba Blay en The Huffington Post hablando de DuVernay, escribe sobre: “la carga de expectativas que excede con mucho a las de muchos de sus compañeros blancos y masculinos, y la carga de los fracasos de un individuo se ve en algunos círculos como una revelación generalizada de la negritud en general “.

Espero que pronto no tengamos que celebrar los primeros éxitos de las mujeres negras, porque ganar será la norma.

Por ahora, todavía lo celebraré porque ser la primera traerá una experiencia que nunca olvidaré. Y, al final, la victoria le dice a la próxima mujer negra que puede hacerlo, porque otra hermana preparó el camino.

Ngozi IzE Ahanotu es escritora y consultora de negocios que se especializa  salud y el bienestar sexual de las mujeres, las opciones de educación alternativa y la independencia financiera. Una nueva voz dedicada a capacitar a las mujeres racializadas a través de perfiles refrescantes y la aplicación de tradiciones históricas a los estilos de vida actuales, su trabajo independiente de noticias es una llamada a la acción para los lectores de todo el mundo. Más en ngoziiahanotu.com .

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.