De mi dolor te doy una Rosa

Las mujeres gitanas sufrimos, como las otras mujeres pertenecientes a colectivos racializados, la opresión del sistema de dominación étnica en el que vivimos y la del sistema patriarcal que nos han impuesto los poderosos tal y como lo sufren todas las mujeres cualquiera que sea su adscripción étnica.

Las mujeres negras y su camino a la felicidad

Una historia que nos une en el camino. Una historia de lucha, pero también una historia de apoyo a su pelea … una historia que le permite conectarse con su fuerza, su grandeza, construir sus certezas, ya que a veces eso es lo que las mujeres negras en la diáspora pueden ofrecer las unas a las otras… la certeza de que nos encontraremos en el camino y a pesar de que todas las dudas del mundo están sobre nosotras, en nuestro proceso de empoderamiento, nos apoyamos mutuamente para averiguar lo que somos y separamos lo que es nuestro de lo que es de otros. Para tener la seguridad de ser mejores y desarrollarnos más, y por lo tanto no tener que ser confirmadas por el aspecto y los parámetros de otros. Unidas, como se dice en “La Marcha de las mujeres negras: una empuja y lleva a la otra”

Los misóginos van al cielo

Las constantes violaciones a los derechos de las mujeres, inspirados en un profundo odio que incita a la persistencia de la desigualdad no es señalado por la sociedad como negativo, todo lo contrario, se justifica.

5 Señales de que estoy luchando contra mi endorracismo

El endorracismo aparece cuando los mensajes de esta sociedad que te dice que vales menos por ser negra se te meten debajo de la piel (sin doble sentido). Este hace que realmente te cuestiones cuanto vales, que creas que los estereotipos sobre tu raza son ciertos, o que tomes ciertas decisiones sobre la base de las creencias de la sociedad acerca de quién se supone que debes ser.

El Paraíso en diáspora

La diáspora de los protagonistas de la novela había iniciado años atrás en el momento en que fueron sacados de sus comunidades en África, la diferencia es que en esos inicios habían sido llevados, ahora era el momento de decidir hacía donde seguir el camino con las exiguas oportunidades que se les dejaba.