Endorracismo latente. ¿Hasta cuando?

3

Días atrás salí rumbo a casa de un amigo. Usé el sistema público de transporte de la ciudad.  En algún momento del viaje dos mujeres una con facciones indígena y otra negra abordaron la ruta y se sentaron junto a mí y al estar tan cerca no podía evitar escuchar la conversación que sostenían. La mujer negra hablaba de su proyecto de negocio: montar una barbería en el centro de la ciudad.

La conversación fue tomando su curso hasta llegar a tema del uso del cabello natural y afro.  A ella, desde su perspectiva de negocio, le resultaba inentendible que ahora las mujeres ya no quieran cepillar su cabello porque prefieren llevarlo suelto y “desorganizado”, y mucho menos concebía que muchas mujeres negras ya no contemplaban con el mismo furor de años atrás el uso de cremas alisadoras y las planchas: “…no sé, ahora quieren usar el cabello con esos afros desordenados, espelucados pudiendo llevarlo cepillado y arreglado…”Yo, sentada a su lado con dreadlocks en el cabello, pensé en la cantidad de mujeres negras que siguen reproduciendo este pensamiento de forma consciente o inconsciente ante el mundo.

Confieso que la sangre me hirvió, me tocó las fibras de mi ser e inmediatamente me dije: debo hablar, debo expresar mi punto de vista, pues de nada sirve manejar un discurso en eventos de reivindicación y dentro del movimiento negro y al salir a las calles no reaccionamos ante estos episodios de racismo y discriminación. Estos discursos y construcciones mentales son los que desde la colonización han servido para mantener a los y las esclavas divididas y evitar un plan de fuga o de sublevación. El colonizador sembraba el odio y la rencilla entre los esclavos y muchos los siguen reproduciendo hoy.

filecdn

Entonces tomé la palabra y respetuosamente les dije: “no pude evitar escuchar lo que hablan, y me refiero al punto de vista sobre el uso del cabello natural y afro. Las narrativas actuales de las y los negros reivindican el uso del cabello afro y natural, pues hemos comprendido la riqueza ancestral que traen consigo”.

La señora se sintió un poco apenada y la otra sonrío apenada también. De inmediato sin dejarme terminar me dijo: “entiendo, pero igual las blancas también ya no quieren cepillarse el cabello, prefieren tenerlo suelto y desarreglado”. Finalmente no pudimos concluir pues habíamos llegado a nuestro destino.

Esa tarde no dejé de pensar en ese episodio y me pregunté varias cosas: ¿cuántas mujeres negras siguen multiplicando ese pensamiento, y cuántas siguen creyéndolo y asumiéndolo? ¿Cómo llegar a todas esas mujeres negras que no son académicas ni activistas y que desconocen la trascendencia histórica de nuestros peinados?

Celebro cada evento que se hace alrededor de nuestro legado ancestral pero a partir del episodio de aquella tarde entendí que compartir toda nuestra historia con la gente de siempre no transciende el momento de pensar en mayores alcances de empoderamiento.

Reflexioné: ¿y si esta mujer negra en vez de una barbería monta un salón para cuidados del cabello afro, sabiendo que es ahora una constante en las mujeres que le rodean o que ve en las calles? Ella está convencida que montar una barbería que será visitada en su mayoría por hombres es una excelente idea de negocio. No intento juzgarla, me planteo otras posibles visiones o alternativas.

Es por esto que vivir la ciudad y su movilidad implica encontrarse con la máxima expresión de la diversidad y la pluralidad, personas de todas partes del país, de todos los colores y procedencias. La presencia de afrodescendientes, afrocolombianos, negros en la ciudad de Santiago de Cali alcanza un porcentaje aproximado al 60% según un reciente estudio de la Consejería de Asuntos Afrocolombianos de la Alcaldía (Fuente: Diario el País). Esto implica una cantidad considerable de afros circulando por las calles, en universidades, colegios, sistema de transporte, plazas, empresas, etc. Somos muchos y a pesar de esto, el racismo sigue latente incluso entre nosotras mismas.

Sin duda el trabajo es arduo e identificar estos momentos nos ayuda a comprender el contexto de nuestra ciudad y en definitiva, el trabajo colectivo es vital para lograr la eliminación de las desigualdades y todas las formas conexas de discriminación.

1982366_1487497091463976_1125772697168920352_nMILI PARDO (directora Afroféminas Colombia): estudiante de sociología, con experiencia en trabajo comunitario con comunidades negras del departamento del Cesar y con intereses investigativos en afrofeminismo.

Más de Mili Pardo:

https://afrofeminas.com/?s=Mili+pardo+pi%C3%B1eres

15 comentarios en “Endorracismo latente. ¿Hasta cuando?

  1. Es muy cierto el mayor problema lo tenemos entre nuestros propios compatriotas o personas negras, mestizas……pero hay esperanza muchas peluqueras de las que conozco y no te hablo de una gran ciudad, están dejando su pelo natural y acesorabdo a sus clientas que dejen los productos químicos aunque sigan estilizado su pelo para llevarlo liso y en este camino muchas han llegado a amar su pelo.
    Solo puedo añadir que estamos en el caminó y que en poco tiempo hemos conseguido mucho. Además debemos ser tolerantes porque al menos en mi caso fue un paso duro, me sentí fea, poco femenina y desareglada.

  2. Me gustó mucho tu texto. Estoy de acuerdo en ciertos puntos de vista y también unos otros en donde discrepo.
    Siento que es algo normal que una mujer (de unos 35 en adelante), tenga el pensamiento sobre el “cabello desarreglado” como tú lo expones. En cierto punto es algo que se sale de las razas, y también de las mujeres (exclusivamente). Alguien que se ve distinto a los demás (para alguien que es cerrado de mente), es motivo de rechazo por parte de las personas con generación cultural diferente (y sí que hemos cambiado en pocos años gracias a la “revolución digital”), y simplemente es complicado cambiar ese pensamiento en este tipo de personas. Es muy complejo hacer que una abuelita comprenda el significado de tener el cabello de una u otra forma, ellos solo crecieron con los estereotipos culturales de occidente y es algo entendible, la culpable es la misma sociedad y los medios que comunican como “debería verse alguien”.
    Pero estoy de acuerdo contigo, siento que esta generación que está creciendo (y se hace escuchar), ya rompe mucho con estos paradigmas. Este tipo de cosas cada día se ven menos aunque todos debemos luchar para que este tipo de cosas sean diferentes.

    Me encanta como expresas tus ideas (fuera de diferencias razas y demás, en lo cual tengo una visión muy diferente a la tuya). En conclusión jamás había pensado en este tipo de cosas que expones, pero es muy interesante.

    Un saludo y gracias por hacerme pensar.

    • santiago6692 gracias por leerme, la idea es que comencemos a replantearnos frente a estas situaciones que como bien lo expresé en mi texto datan de años de adoctrinamiento para que reaccionemos así frente a nuestros pares (colonización), estoy de acuerdo contigo cuando planteas lo complicado que vendría ser lograr que una persona adulta cambie su perspectiva frente a ciertas cosas, en este caso frente a como se ven los demás, pero sí se puede plantear otra alternativa no con el fin de imponer un discurso pero sí mostrar otras visiones de mundo. Por eso hice énfasis en que los discursos deben salir de los recintos y eventos del movimiento negro a las calles a los lugares donde es casi imposible tener acceso a la otra historia que nunca nos fue contada que nos fue negada desde el colegio.
      Un Abrazo!

  3. En los años 40 y 50 las mujeres se hacían permanente. Luego, en los años 80 eran pocas las feminas con cabello lacio, pues estaba super de de moda las permanentes, usar mucho spray y gelatinas. Ya paso la moda de alisarse el pelo que es una esclavitud mas grande que el tinte y las mechas de colores. Que bien…que viva lo natural!!!

  4. Muy buen articulo. me quedan las siguientes dudas:
    1. donde queda la libertad de expresión?
    2. un negro, solo por el hecho de ser negro deber ser igual a los demás?
    3. no tener afro, trenzas, etc. me hace menos negro o menos orgulloso de mi raza?
    4. que un negro deba usar afro, trenzas, etc. no es crear un estereotipo?
    creo que aceptar la pluralidad va mas allá del negro, blanco o indígena… va en el aceptar que somos diferentes y respetar esas diferencias. En ese orden de ideas, tener el pelo liso o verde fluorescente en mi concepto no te un negro que no ame su raza o lo que representa, solo se esta en la mera ejecución de un derecho fundamental, el derecho a la libertad de expresión.

    • Mateo, primero no se trata de imponer un discurso o una estética, la señora ejerció su derecho a la libre expresión lo que hice fue plantearle otra visión o perspectiva del asunto, ella puede llevar su cabello alisado, encrespado, verde, rojo, afrudo, rastudo, como quiera, lo que siempre se cuestionará es el discurso que segrega a quienes hemos decidido llevar el cabello natural y de interpretar las razones de quien lo alisa (si es por vergüenza o no), como planteaba en el texto este pensamiento se ha construido por años se nos fue impuesto por intereses inicialmente económicos, hacernos ver entre negros feos, desiguales… y el ser negro es tan diverso que si decides ser igual a los demás es por tu gusto, hay miles de maneras de ser negro a partir de lo estético incluso llevando el cabello alisado. Gracias por leerme.

  5. Totalmente de acuerdo. Lo peor del caso es que esa discriminación, tal vez inconsciente, se da desde la familia, a las que nacemos con “pelo malo” se nos compara, se nos hace sentir que para ser bonitas hay que alisarse el pelo y de ahí empieza todo ese infortunado proceso de negar y disfrazar la identidad.

  6. cordial saludos MILI PARDO en nombre de la corporación CAMINANDO POR EL PROGRESO reciba un muy caluroso abrazo e leído su articulo y me paresio muy interesante es por eso que me gustaría tener contacto con usted para darle a conocer la actividad que se llevara acabo desde el 25 de JUNIO hasta el 20 de JULIO del presente año el cual iniciara en la ciudad QUIBDO y finalizara en la ciudad de BOGOTA
    le agradezco me indicara un medio de comunicación por el cual le pueda contactar. FELIZ DÍA

  7. Uno puede escuchar gente hablando de racismo y hasta de esclavitud y todo haciendo referencia al peinado y haciendo énfasis en la existencia de un peinado africano o un afro peinado que no existe. El afro como peinado no surgió en África, sino fue parte de los cultura de los 60 en los Estados Unidos hasta donde yo tengo entendido Angela Davis no era africana, era negra, pero no africana, porque ser negro no significa tener una cultura africana, que no existe, porque África incluye muchas cosas hasta la pirámides de Egipto. Los peinados que algunos pretenden presentar como africano no lo son, son parte del esnob de negros occidentales que no son culturalmente africano, sino americanos cuya vida sería inconcebible en Somalia como voluntario para mitigar el hambre y hasta de visitantes, como se dice le pasó a Michelle Obama cuando por primera vez visitó Kenia. Las mujeres en su gran mayoría se alisan el pelo por un asunto de manejo, no por un problema racial. Coretta King no era menos negras porque nunca en las fotos aparece con el peinado que se pretende presentar como de origen africano o típico de los negros. Con el pelo se puede hacer muchas cosas . Hay mujeres blancas que quieren el pelo rizo y no creo que alguien tolerante le deba hervir la sangre porque en el modo de llevar el pelo y color de la piel no responda al arquetipo que parece ser sólo es de los blancos.

    • vicroguez, creo que para hablar con certeza sobre el legado ancestral del trenzado se necesita más que “sentido común” y referenciar a mujeres afroamericanas. Hablas de una cultura africana que “no existe” quisiera que me argumentaras esa negación. Creo que tus apreciaciones carecen de fundamentos, en mi escrito jamás dije que la señora era menos negra por su pensamiento ni por no usar el cabello “afro”. Cuando hice referencia a que “me hirvió la sangre” quise dar a entender que me afectó de manera importante a tal punto que mi cuerpo respondió, en ningún momento fue una respuesta de intolerancia sino de sentir, por que cuando has vivido el ser negra y tener cabello afro y sus consecuencias puedes sentir perfectamente este tipo de comentarios, gracias por leerme.

      • Hola todos! Inspirador el texto, sobre todo porque vas más allá Mili. Descubres alternativas. Cómo es el caso de salones para cuidado de pelo afro. Sin ánimos de ofender, sólo un incapi: Anteriormente se ha llevado más la idea de creación de necesidad. El empresario hacía el mercado. En la actualidad, el mercado (la demanda) hace al empresario. Esto es, para mantenerse en la línea, el empresario ha de ser capaz de adaptarse a la demanda, en todo momento. El caso es que empresarios hay muchos, emprendores pocos. La creatividad es una gran virtud al alcance de pocos. Y muchas veces la ignorancia ciega. Como has subrayado, la idea de salones para el cuidado del pelo afro. Una gran alternativa, pocos la observan. Enhorabuena por el post.

      • Interesante artículo Mili, solo una cosa cuando vicroguez habla de que no existe cultura africana, se refiere a que no se puede hablar en singular. Pues el continente africano supone un crisol cultural amplísimo. Abrazos

      • Mili Pardo, te doy toda la razón, yo también entiendo en tu artículo, que te refieres al discurso. Cada cual tiene todo el derecho a llevar su pelo como le plazca, pero si la razón que lleve a alguien que tiene´el pelo afro a desrizarse, es la vergüenza, el sentirse fea a causa de los estereotipos de belleza occidental que se nos ha impuesto desde hace siglos, entonces sí hay que levantar la voz. Me encant acomo escribes. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s