Virginia Bright, caminando con integridad

Se hace llamar Virginia Bright, la gente la conoce como Virginia Buika pero su nombre real es Virginia Miriam Buika Munilla. Esta española lleva arte en sus venas, tanto, que lo expresa de múltiples maneras. Es cantante, actriz, produce música y cine y, últimamente, también se ha atrevido con el mundo de la moda creando su propia línea bajo la marca “CozUare”, una firma que pronto verá la luz y que según ella, representa la unidad con uno mismo y  con todas las personas y culturas. 

Virginia señala que la alta discriminación racial negativa, falta de ética y buenas prácticas en los medios audiovisuales le llevaron a abandonar España. Su gran pasión, dedicación y visión provocaron que comenzara su carrera artística de cero en Londres para así poder lograr sus sueños, seguir formándose y poder dar el salto a Hollywood. En la actualidad, vive entre Los Ángeles y España

Afroféminas. Eres polifacética, inquieta, creativa, pero… ¿qué fue lo primero?

Virginia. Empecé tocando el acordeón. Daba conciertos en los alrededores de Madrid con una banda de acordeonistas profesionales “Acordeones Venecia”. Lo cierto es que engañé a todos porque les hice creer que sabía leer el pentagrama cuando, en realidad, me guiaba por un sistema numérico propio y por el oído. Después de que me pillaran, entré en el conservatorio de Alcalá de Henares. La metodología educativa ahí era nefasta, yo tenía sólo 7 años y creo que faltaba un poco de pedagogía, así que terminé por dejarlo y buscar otra vía de expresión creativa… Yo diría que ese fue el principio de mi carrera como actriz.

A. ¿Cuántos años tenías? 

V. Tenía 7, 8 años pero fue a los 10 cuando me decidí y, entusiasmada, quise participar en un grupo de teatro. Recuerdo cuando los vi ensayando… era una obra del s.XVII y me dijeron que no podía participar porque en el s.XVII no había negros en España, de manera que únicamente podría hacer el papel de oveja. Evidentemente, me llevé una gran chasco, me desilusionó muchísimo.

Por suerte, ese mismo día, un primo vino de visita a casa de mi madre. Me vio llorando y me animó diciéndome que daba igual mi color y que, si ese era mi sueño, tenía que luchar por cumplirlo.

A partir de ahí, hice varios cursos de teatro. Logré entrar en la escuela de Cristina Rota y estando un día ensayando para “la catarsis del tomatazo” vino el gran Fernando Fernán Gómez (DEP) y, de entre todos mis compañeros, me escogió a mí para darme un papel en  la película que iba a dirigir “Pesadilla para un rico”, con Carlos Larrañaga y Beatriz Rico.

3. ¿Hoy, hubieras respondido a los que te dijeron que en el S.XVII no había negros en España que eso no es verdad?

Jajaja Pues… ¿ tú qué crees?

A. ¿Y qué sucedió a partir de ahí?

V. En esta película que hice con Fernando Fernán Gómez, participaba Tina Sainz  quien, a pesar de no compartir secuencias con ella, me recomendó para un papel de protagonista en una serie de televisión que, al parecer, estaba parada porque no encontraban a la actriz que interpretase uno de los papeles protagonistas, una latinoamericana de 35 años. Afirmaban  no encontrar a ningún actor con esas características en España.

Antes no había Internet, de modo que no fue fácil dar conmigo. Me buscaron por todas partes hasta que dieron con el teléfono de mi padre a través de la guía de teléfono.

Acabaron modificando el papel para adaptarlo a mí: joven, mulata y con acento español

Yo aún ni había cumplido los 18 años. La serie se llamaba “La otra familia”, se emitía diariamente en el canal autonómico madrileño, Telemadrid, y en el plantel estaban actores de la talla de Blanca Portillo, Antonio Hortelano, Luisa Gabasa, Rosa Mariscal… Aprendí mucho de ellos, especialmente, de Blanca Portillo (ganadora de premios en el festival de San Sebastián, Cannes…) con quien compartía muchas secuencias…

Después de esa serie, la mayoría de mis compañeros siguió creciendo y promocionándose en producciones de relevancia en España como “7 vidas” o “Compañeros”. Mi suerte fue diferente, yo quería promocionar como ellos, pero la realidad a la que me tuve que enfrentar al rechazo de los representantes, que no querían representarme por no entrar en los cánones de lo que consideraban “Actor español” y en los casting siempre me decían lo mismo: “no hay papeles para negras por lo que no tenemos papeles para ti”.

A. ¿Qué provocó en ti esas negativas?

V. Me dio mucha fuerza y determinación para cumplir mi mayor sueño que siempre ha sido vivir y trabajar en Hollywood. Mi madre y yo escribimos cartas a más de 200 productoras en las que decíamos que yo era actriz española y que podía interpretar todo tipo de personajes, sin tener que estar limitada a hacer sólo de prostituta o inmigrante.

Yo no vivo colores, yo vivo y veo seres humanos. Como profesional creo que los actores deben poder interpretar todo tipo de papeles. A mí, personalmente, no me gusta encasillarme ni que me encasillen en nada, precisamente el motivo por el cual elegí esta profesión fue para poder meterme en la piel y encarnar todo tipo de personajes.

A. ¿Y cuál fue la respuesta de los directores de casting y productoras?

V. Nunca nos contestaron directamente.  Recibí alguna propuesta para hacer coros a cantantes, papeles episódicos en series como “Menudo es mi padre”…

Ese fue el último trabajo que hice en España antes de decidir hacer mis maletas y marcharme a Londres. La hermana de una amiga vivía allí y se ofreció para echarme una mano y así yo poder comenzar de cero.

Estaba cansada de que me repitieran, constantemente, que era muy buena pero que al ser negra (la verdad es que soy fruto de un matrimonio mixto, madre española caucasiana y padre español negro nacido en Guinea Ecuatorial) era preferible que cambiara de carrera o de país.

¿Sabes la indignación que provoca que no te dejen avanzar en tu carrera y en la tierra que te vio nacer por su negación, gran ignorancia y no aceptación de la propia historia del país?

Lo más gracioso es que, al irme a Londres, me seguían llamando para hacer papeles desde España. Según ellos me decían que no había actrices negras en el país, modelos sí, pero no actrices vocacionales y que, por favor, interpretara los papeles que me ofrecían, queriendo engañarme y hacerme creer que eso me daría la oportunidad de volver a ser protagonista en alguna serie española como me pasó con los productores de “el comisario” quienes después de dos años en Londres trabajando y formándome se sorprendieron al verme exclamando “Cómo has crecido a nivel actoral, pero ¿Qué te ha pasado que estas casi blanca?”. Imagínate cómo me quedé al tener que soportar dicho comentario. Como siempre me pedían que imitara acentos latinoamericanos o africanos porque en este país no conciben que un negro o mestizo sea español, esperaban que estuviera más morena de piel, ja,ja,ja continuaron exclamando “¿Y ahora que vamos a hacer? Porque necesitamos una negra, ¡una negra de verdad!  Bueno…sin comentarios, la poca vergüenza, falta de ética y buenas prácticas en el medio audiovisual. Resultaba que ya no era negra…¡que ahora era demasiado blanca! Jajaja

A. ¿Conoces a más actores o actrices que hayan tenido que abandonar España por no encontrar papeles por su etnia? ¿Crees que es un problema generalizado? 

V. Bueno, yo personalmente, no conozco a mucha gente que se haya ido a probar suerte fuera, aparte de la humorista y actriz española Sara Sanders quien, siendo de las primeras humoristas femeninas mulatas españolas, hace tiempo decidió mudarse a Los Ángeles por la escasez de trabajo.

Siguió su misma suerte la actriz dominicana Lia Chapman que vivió y trabajó en España una temporada.

Luego sí te puedo decir que hay mucha gente con talento en España que está en paro y de quienes, parece ser, sólo se acuerdan cuando necesitan un negro.

 A. ¿Cómo te trató Londres? 

V. Pues no te voy a mentir, al principio fue bastante duro pero gracias a mi madre que siempre estaba al otro lado del teléfono, nunca me rendí. Tardé años en adaptarme a la ciudad. Quería formarme en la Royal Dramatic Art, aprender a cantar, a bailar y a mejorar mis técnicas interpretativas pero, la realidad es que al llegar, me di cuenta del bajo nivel de inglés con el que salimos de nuestras escuelas, aquí en España.

Recuerdo que era incapaz de poder entender lo que me decían y a todo respondía “yes”, eso sí, con gran seguridad. El idioma era un obstáculo, pero a mí me daba igual, aunque al principio sólo pude lavar platos, hacer de ayudante de cocina, limpieza…  donde llegué a trabajar más de 12 horas seguidas.

Gracias a mi inquietud logré otros trabajos de tele operadora, market research y hasta de relaciones públicas para los “Screen Nation Awards” los premios del cine y la tv en el Reino Unido más importantes conocidos como  “los Black Oscars”. Mi objetivo de poder entrar dentro de la industria del entretenimiento en el Reino Unido hizo que nunca dejara de echar mi currículo como actriz a agencias de publicidad, representantes y productoras. Al principio me cogieron en varias agencias de publicidad donde tuve que hacer de extra en series de televisión para la BBC en muchas ocasiones como forma de volver a la profesión. Cansada de hacer de extra y, a punto ya, de salirme de ese círculo tuve la suerte de participar en “Babyfather” una serie de la BBC, la primera de esa cadena con un elenco íntegro de afrodescendientes. Me sentí muy a gusto, pero seguía trabajando como extra, en Londres lo llaman “artistas de apoyo”. Babyfather fue el punto y final a esa etapa.

Me salía algún que otro casting pero yo no era bilingüe y, pese a que había muchos hispanohablantes, no teníamos demasiadas oportunidades en las series o el cine inglés por nuestro acento. Conseguí mi primer manager “Break a leg management”con la que logré protagonizar una campaña de telefonía para “Orange” en Israel ¿Sabes el papel que interpretaba? el de joven española, esto me hizo abrir los ojos aún más.

Lejos de rendirme decidí retomar y seguir formándome en mis otras disciplinas: baile, canto, produción musical y cinematográfica y participando en videos musicales para Suga Babes, West Life, Kim Wilde…

 

A. ¿Los Videoclips fueron, entonces, el germen de la Virginia Bright cantante?

V. No exactamente. Virginia Bright nació el año pasado en Hollywood con mi llegada a Los Angeles. Hasta entonces, todo mi trabajo como cantante y actriz lo hacía con mi nombre, Virginia Buika.

Gracias a Londres, pude descubrir mi propia identidad y eso me llevó a querer expresarme a través de la música y el arte para pintar, contar y cantar mis historias.

Yo digo que mis canciones son “feel good music”, o sea, música que te hace sentir bien. Algunos lo denominan “afro pop” otros “pop con sabor”. Pero a mí no me gusta clasificarme en ningún estilo. Me gusta fundir y mezclar sonidos y estilos que a mí me gustan y que representan parte de mí, si algo suena bien, ¡a por ello!.

En el 2007 saqué un maxi single titulado “Don’t you cry. La vida es un carnaval”, cuya promoción fue muy bien. Tanto el video como la canción salieron en varios países a través de MTV o la Rai2 en Italia, Jamaica…

Después falleció mi padre, justo cuando estaba teniendo una serie de conflictos para poder comercializar con mi nombre artístico entonces, de modo que me vi forzada a dar un parón a mi carrera musical.

A. ¿Cuándo decidiste retomar tu actividad? 

V. Lo que se dice parar del todo, me era imposible porque yo soy una mujer activa lo que me sucedió es que, me quedé sin fuerza suficiente para defender mi música como artista independiente que soy. Decidí, entonces, trabajar con el legendario miembro del grupo Electric Boogaloos, Popin Pete, bailarín y coreógrafo. Hicimos varias cosas juntos y para mí fue, aparte de histórico, un gran éxito a nivel personal después de tantas dificultades y obstáculos que intentaron sabotear mi trabajo y el de mi empresa en la promoción de Popin Pete en España, pero al final logré lo que me había propuesto y en nuestra aparición en el programa “Fama a bailar” que emitía el canal  cuatro batimos records de audiencia.

A finales de 2012 recibí una llamada en la que me decían que me daban una oportunidad para trabajar como actriz en Los Ángeles.

2013 fue un año mágico tanto en mi faceta musical como en la interpretativa. También mi empresa tuvo presencia en la moda de Nueva York, lo que me inspiró y empujó a llevar a cabo mi propia creación.

En Los Angeles Music Awards fui nominada como artista pop femenina del año por mi single “I’m back for more”.

En lo que respecta a la parte cinematográfica, gané el premio de la audiencia en el Black Hollywood Film Festival por un monólogo que presenté.

A. ¿Y ahora qué?

V. Ahora mismo acabo de lanzar mi pagina web finalmente http://www.virginiabright.com  .Si la visitas, verás que estoy con mi proyecto “CozUAre” cuya página verá la luz a finales de la próxima semana http://www.cozuare.com .

Mi proyecto “CozUare” consiste en una parte creativa con la producción de un largometraje titulado “Coz´You are”, que nace de una canción que escribí hace un tiempo bajo el mismo título “Coz´You Are”, y que podréis encontrar en I-tunes, spotify o amazon, una línea de ropa a modo de merchandising y tiene otra parte social, el “movimiento CozUare / eres tú”, donde el mensaje que promuevo es el de, “ámate a ti mismo, conquístate y cambia” através de una iniciativa en celebración a la vida, celebrando a las madres y a sus niños.

La película cuenta una historia universal donde la protagonista es una mujer con grandes sueños que vive en una sociedad que aparte de discriminarla la limita. Muestra los desafíos a los que tiene que enfrentarse cuando decide marcharse de su país e iniciar una nueva vida vives en un lugar ajeno al sitio en el que creció..

Es una historia de empoderamiento femenino, en el que el personaje protagonista pasa de ser una niña sin identidad y falta de autoestima a una mujer reconocida y con éxito a nivel internacional.

A. ¿Y qué hay de la parte de diseño de moda?

V. Cuando me vi forzada a cambiar mi nombre artístico quise escoger un nombre que representara mi esencia. Yo soy una mujer positiva y, tras conocer a un maestro chino “Dechan Jueren”, que me dijo que tenía un futuro brillante, me dije ¿por qué no Virginia Bright (brillante)?

Creando mi disco, Coz´You Are, y desarrollando la película, no hacía más que ver colores… Por beber de dos culturas, española y ecuatoguineana y haber abrazado también algunos aspectos de la asiática, decidí crear una línea de moda vibrante, llena de color, con inspiración musical, flamenca, africana y oriental y así poder vestir al personaje principal y a cualquier persona que se sienta identificado…

A. ¿Sientes rencor hacia España por haber tenido que abandonar el país? 

V. ¡Para nada! ¡En absoluto! En todo caso vergüenza, en algunas ocasiones, pero vamos estoy totalmente agradecida de todas las experiencias por las que he tenido que pasar buenas, malas, mejores y peores y porque un grupo de personas del sector audiovisual tuvieran tantos prejuicios con mi tez morena. Gracias a ellos decidí salir de España y darme cuenta de las cosas que verdaderamente merecen la pena y de las que no, Darme cuenta de la belleza que hay dentro de mí y de todos los seres humanos aunque muchos no sean conscientes de ello y se presenten en sociedad de una forma negativa.

A. ¿Dirías que España ha cambiado desde que te fuiste hasta ahora? 

V. No, para nada. Encuentro una España que ha retrocedido en muchas cosas que eran esenciales, veo que la sociedad española cada día es más individualista, de igual modo que sucede en muchos otros países. Poca gente ya come los domingos en familia o pasa veladas en casa charlando…Ahora bien, si lo hacen te aseguro que todos hablarán pero cada uno en su móvil con su whatsapp, o facebook con lo que la velada ya no es tan velada…

Pero bueno como mujer positiva que soy, creo que muy pronto nuestra sociedad dará ese cambio de consciencia tan necesario “CozUare ” (Sonríe), hay bastante gente, no obstante, que se va despertando y se van movilizando…¡pero necesitamos “despertar”!

A. ¿Crees que, a día de hoy, podrías trabajar como actriz en tu país?

V. ¡Por supuesto! Por ello me estoy esmerando para sacar la producción de mi película, he aprendido que quien no quiera contar conmigo, él se lo pierde, jajaja… No estoy sola, me tengo a mí y aquí estoy para contar y crear aquellas historias que considero necesarias y que han de ser contadas…

A. ¿Algo que añadir? 

V. Quiero aprovechar esta entrevista para hacer un llamamiento a todas las personas que la estén leyendo y, si tienen alguna historia o experiencia similar o conocen a alguien que le pudiera servir, que no dejen de compartirla y que,  por favor, entren en mi página http://www.virginiabrght.com y que se pongan en contacto y me cuenten. Me gustaría oír vuestras historias y experiencias.

Aprovecho, también, para apoyar la iniciativa de la consagrada actriz española y compañera Assumpta Serna y su código de buenas prácticas en el medio audiovisual, que está llevando a cabo a través de su fundación: http://www.fundacionFirstTeam.com y por último pido a todas aquellas personas que tienen sueños sea cual sea, les diría independientemente de su aspecto físico, sexo, raza… que vayan a por ellos y eso sí se aseguren de:

1. Prepararse bien y estudiar.

2. Caminar con una integridad y respeten su trabajo y el de sus compañeros.

Cualquier forma de arte es algo que parte de nosotros y ponemos al servicio de los demás :).

Entrevista realizada por Lucía Asué Mbomío

 

4 comentarios

  1. La entrevista me deja con la boca abierta. Todo es energía positiva, desprende tantas ganas de hacer de todo que contagia ganas de ponerse en marcha hoy mismo para hacer algo que me apetecía y nunca fui capaz de comenzar. El hecho es que desde hoy mismo cambio mi forma de ver muchas cosas. Un gran ejemplo de superación y caminar sin miedos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s