Juzgan por delito de odio a un matrimonio que profirió insultos racistas a una mujer negra en el supermercado durante la pandemia


La semana pasada, durante las sesiones en el Congreso de los Diputados, las entidades sociales instaban a la necesidad de un Pacto de Estado contra el discurso de odio. Subrayaban que el discurso, al ser la antesala del delito, afecta aspectos fundamentales como el alquiler de viviendas, el acceso y mantenimiento laboral, la tranquilidad en la vía pública o la matriculación escolar.

El miércoles a las 10:00 horas, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria llevará a juicio a un matrimonio por un delito de odio. Se les imputa proferir expresiones despectivas hacia una mujer, haciendo referencia explícita al color de su piel: «no me confío de los negros extranjeros».

La Fiscalía sostiene que, mientras esperaban en una fila para entrar en un supermercado durante la pandemia, la víctima experimentó gestos de incomodidad por parte de los acusados, llegando al punto en que la víctima tuvo que advertirles que no la tocaran.

En ese momento, la acusada, con claro desprecio hacia personas de otra raza, la increpó. Lo mismo hizo el esposo, acusado, quien se dirigió a la víctima en voz alta, con gestos agresivos, con la intención de humillarla y con evidente intolerancia hacia personas de otra raza y nacionalidad.

En plena pandemia, ambos vincularon el color de la piel de la víctima con la posibilidad de propagar el virus: «Negra de mierda, que le den por culo, subnormal, váyase a su puto país, vaya a infectarles allí».

La Fiscalía considera que estos hechos constituyen dos delitos de odio, al atentar contra la dignidad de una persona por su raza y origen nacional. Se solicita una pena de seis meses de prisión y una multa de 1.800 euros para cada acusado. Además, se pide su inhabilitación en el ámbito educativo, docente y de tiempo libre por cinco años, junto con una indemnización solidaria de 500 euros para la mujer. La acusación particular eleva la petición de indemnización a 2.000 euros.

Fuente

Deja un comentario