Del tipo de pelo 1A al 4C: el sistema de cabello racista utilizado por nosotras las negras

Foto Retro Rich Hair

Llama muchísimo la atención, e indigna de paso, cómo las ideas y los constructos sociales moldean nuestra cotidianidad. En la actualidad seguimos basando nuestras elecciones sociales, políticas, culturales y de belleza en órdenes descendientes instituidos; es decir, la jerarquización de las diferencias.

Es cierto que vivimos en un mundo donde así la concepción de raza sea científicamente falsa y haya sido uno de los mayores flagelos para la humanidad –en la condición de descendencia de africanas y africanos-, dicha categoría conceptual no ha dejado de ser reproducida en nuestros contextos sin el mínimo reparo.

Andre walker Hair

Un ejemplo de ello es la existencia y utilización del Sistema de Escritura de Cabello Andre Walker. Walker, aquel un hombre afroestadounidense que por cierto es reconocido, entre otras cosas, por su trabajo en peluquería para Oprah Winfrey; y por ser diseñador del peinado de la exprimera dama Michelle Obama, según lo publicado por The History Makers (la colección más grande de historia oral y en vídeo afroamericano de la nación), e igual por ser la persona que “revolucionó” la manera como se maneja el cabello de las personas negras; asignándole la invención de dicho sistema en la década de los 90, llamado hair chart.

Para este artículo en particular no me detendré en el rol de Walker como sujeto que responde a una subjetividad colectiva ajena a su identidad, sino a la creación en sí misma; como resultado de las doctrinas de superioridad racial, que reflejan la existencia material del concepto de raza en la actualidad. 

Este sistema sigue más vigente que nunca, se pasea desde los espacios de apoyo virtual y presencial para las mujeres afros que se encuentran en su proceso de transición (recuperar la textura natural del cabello después de haberlo sometido a procesos químicos); pasando por los productos autogestionados por las mismas mujeres afro, hasta los creados y comercializados para las mujeres blanco-mestizas en el mundo. Es que, no haya duda, el eurocentrismo se halla impregnado incluso en nuestros procesos liberatorios.

El mencionado sistema transcribe las nociones donde la “belleza blanca” es superior en la cadena evolutiva, y venerada como el estadio socialmente a alcanzar; en conclusión, es la extensión del racismo científico; la idea del pelo “bueno” y “malo” en un sistema válido para el oprimido.

No se trata de posicionar a las mujeres afro o negras en un enclave principal, consiste es en entender y corroborar que la diversidad es la columna vertebral de la humanidad; y que el respeto y valoración de las diferencias nacen desde adentro. Al reproducir, utilizar y compartir este tipo de “sistemas”, las afrodescendientes avalamos su existencia; y a la vez perpetuamos las teorías declinadas en el campo de la ciencia, pero acuñadas y sostenidas en el campo de lo sociocultural.

Curl Pattern

No basta con el proceso de transición, sino que la emancipación de mi cabello debe ir acompañada de la ruptura de paradigmas antagónicos asignados a él. De modo que nos surge el desafío de lograr deconstruir de adentro hacia afuera los calificativos negativos (sucio, descuidado, inapropiado, nada profesional, asociado a la pobreza y la marginalidad) asignadas a nuestro cabello, con más precisión recurriendo a la eliminación de clasificaciones por categorías: Liso 1A (Fino) – Liso 1B (Medio) – Liso 1C (Grueso) – 2A (Fino) – 2B (Medio) – 2C (Grueso) – 3A (Rizos flojos) – 3B (Rizos apretados) – 4A (Suave) – 4B (Seco)  – 4C (Sin forma).

Por lo anterior  me dirijo con todo el cariño ancestral e identitario que nos une de manera directa a ti –sí, a ti mi hermana, mi coterránea, mi compañera de lucha, mi manita; mujeres negras, afros- conociendo la necesidad de liberarnos del yugo de la universalización, de “la única historia”, de “la única belleza”, de “la única forma”. Es hora de seguir creando nuestros modos de nombrar, llamar, observar y sentir; los cuales deben ser creados, configurados y difundidos en modo afro.


Nelly Yendy Arrechea Riascos 

¡Porque soy la hija de mi madre y la nieta de mi abuela!**Oriunda del planeta tierra @nellyyendy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.