Mi cuerpo es negro y eso lo cambia todo

Mi cuerpo es negro y eso lo cambia todo

De nuevo he superado todos los niveles de indignación, pero como militante en el feminismo negro debería ya empezar a acostumbrarme a las opresiones que ejercen sobre nosotras las próceres del feminismo blanco.

Os pongo en situación. Nuestra directora y fundadora Antoinette T. Soler,  acudió invitada por la Diputación de Huelva al III Foro Iberoamericano de mujeres donde sería una de las ponentes de una mesa Conversatorio “Vulnerabilidad y Violencia de Género” donde estaría junto a la realizadora de cine Mabel Lozano, la Fiscal Delegada de Violencia sobre la Mujer en Huelva Adela García Barreiro, la diputada del PSOE por Madrid  Ángeles Álvarez y Aída Santos, de la Embajada de El Salvador.

Yo lo estaba viendo en directo vía Youtube y mi indignación subía cada minuto que pasaba. Ya en otras ocasiones hemos sido atacadas y linchadas en este tipo de eventos institucionales, pero pensábamos que la causa era buena y por eso nuestra directora decidió asistir.

Como otras veces el debate evolucionó en el cuestionamiento de las posiciones de Afroféminas, que son muy incómodas para ese feminismo paternalista que practican las feministas meainstreen.  No es raro, ya que no soportan verse ante las opresiones que elllas mismas ejercen.

Mabel Lozano no paró de cuestionar nuestra posición de no secundar la huelga feminista. Esta decisión, que se reafirma por cosas como las de ayer, está más que justificada y ese discurso infantiloide de unidad, cuando los derechos de nosotras ni aparecen ni se les espera, es una acción afirmativa que habla de supervivencia, porque esa es nuestra situación. Tenemos derecho a existir y tomar nuestras propias decisiones. ¿Como vamos a interactuar con personas que relativizan el racismo de este país?

Hacia el final del debate y buscando el aplauso fácil de un público entregado, la diputada socialista Ángeles Alvarez se vino arriba y afirmó: “El principal elemento de vulnerabilidad de la mujer es el cuerpo” y luego vino a decir que el racismo era secundario. También comentó, con un tono muy solemne, que le unían  más cosas a las mujeres negras que a los hombres blancos.

Lo primero me dio rabia, lo segundo, un poco de risa.

Yo le diría a la señora Ángeles Alvarez que en mi caso mi cuerpo es de color negro, y eso, por mucho que se empeñe, jamás podrá llegar a imaginar lo que significa. Mi cuerpo es negro, y eso lo cambia todo:

Porque este cuerpo negro tiene que enfrentarse a insultos casi a diario, y no le gritan ¡¡¡mujer!!!, le gritan ¡¡¡negra!!!

Porque este cuerpo negro lleva desde su infancia sufriendo racismo en este país.

Porque a este cuerpo negro le cuesta mucho más que un cuerpo blanco encontrar trabajo.

Porque a este cuerpo negro le es difícil algo tan normal en este país como alquilar una vivienda.

Porque a este cuerpo negro recibe más maltrato social en un día en este país que una mujer blanca en un año.

Porque este cuerpo negro ha sido insultado y vejado por muchas mujeres blancas, no solo por hombres.

Porque este cuerpo negro sufrió maltrato por su pareja y después por la policía cuando denunció.

Porque mi maravilloso cuerpo negro es vilipendiado, cosificado y sexualizado mucho más que el de una mujer blanca, ya que soy solo un objeto para esta sociedad. No tengo voz, no existo.

No me cuente historias señora Alvarez, ya que usted es parte de ese engranaje que me oprime y me invisibiliza. Sus necesidades son muy diferentes a las mías. Ni se atreva a hablar por mí. Usted no es mi hermana, ni mi amiga, ni mi aliada. Usted, diputada del congreso, es parte activa de este sistema que me muerde a diario, y por lo visto le importan un bledo mis problemas.

Nuestros cuerpos negros no necesitan estar detrás, pueden estar delante. Y sí, vamos a luchar por nuestras reivindicaciones, no nos callaremos, ni escondereremos. Seguiremos siendo la china en el zapato de ese feminismo autocomplaciente que solo busca medrar.

Estamos aquí, y no os necesitamos. Y eso  jode mucho.

Os dejo aquí el vídeo del conversatorio que no tiene desperdicio. No os alteréis demasiado. La traca empieza en el minuto 50.

 

 

Ayomide Zuri    @ayomidezuriAyomide Zuri

Redactora de Afroféminas, Cáceres

ayomidezuri@gmail.com

Más textos de Ayomide

 

2 comentarios

  1. Filomena Abrantes

    “Afro” Asociación de Residentes Afroamericanos C/ Mendizabala 120 – 01007 Vitoria-Gasteiz – España Tel.: 00 34 945 40 41 62 / 00 34 616448679 / Fax: 00 34 945 145126 e-mail: afroamericana@hotmail.com

    [1460484416363_PastedImage]

    “Aprendí pronto que al emigrar se pierden las muletas que han servido de sostén hasta entonces, hay que comenzar desde cero, porque el pasado se borra de un plumazo y a nadie le importa de dónde uno viene o qué ha hecho antes.”

    (Isabel Allende)

    ________________________________

  2. Con lo que comentas, y teniendo en cuenta que ya he estado en conversatorios y charlas similares, evito pasar un mal rato con el video. Más indignado y molesto no puedo estar. Lo que soportan no tiene nombre. Fuerza y adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.