fbpx
miércoles, julio 24

La terrible e injusta historia de Emmett Till

Esta foto de Emmett Till, de 14 años, con su madre en su casa de Chicago fue tomada poco antes de su viaje para visitar a su familia en Mississippi, donde fue asesinado.

La película Till ha puesto de actualidad la terrible historia de Emmett Till que fue secruestrado y brutalmente asesinado un mes de agosto de 1955 en Money, Mississippi.

Una semana antes de su asesinato, Emmett, que vivía en Chicago, viajó en tren a Money, Mississippi, para pasar unas semanas con su tío abuelo y sus primos. Su madre, Mamie Till Bradley, le advirtió antes del viaje, ya que la vida en Chicago era muy diferente a la vida en el delta del Mississippi.

En su testimonio en el juicio de sus asesinos, recordó el consejo que le dio a su hijo:

“Tendría que adaptarse a una nueva forma de vida. Y le dije que tuviera mucho cuidado en cómo hablaba y con quién hablaba, y que siempre recordara decir ‘Sí, señor’ y ‘No, señora’ en todo momento. Y le dije que si alguna vez surgiera un incidente en el que hubiera algún problema de cualquier tipo con los blancos, entonces si llegaba a un punto en el que incluso tenía que arrodillarse ante ellos, bueno, le dije que no vacilara en hacerlo.”

Cuatro días después de su visita, Till y un grupo de amigos fueron a la tienda de comestibles de Bryan a comprar dulces. Mientras estaba en la tienda, Till supuestamente actuó de manera demasiado «familiar» cuando hablaba con la tendera blanca, Carolyn Bryant. Los relatos difieren en cuanto a lo que realmente sucedió: algunos testimonios dicen que «silbó como un lobo», otros que dijo «Adiós, baby» al salir de la tienda.

El esposo de Carolyn Bryant, Roy, se enteró de este suceso. Durante los tres días siguientes, Roy, el marido de Bryant Donham y también blanco, aterrorizó a otros dos adolescentes negros que confundieron con Till: uno en la tienda de Bryant y otro caminando por la carretera, al que metieron en la parte trasera de la furgoneta de Bryant antes de liberarlo.


El cuerpo de Emmett Till, desfigurado, tal como quiso su madre que apareciera ante la nación y el mundo entero para denunciar el racismo sistémico en Estados Unidos.

El 28 de agosto de 1955, él y su hermanastro, JW Milam, secuestraron a Emmett a punta de pistola. Golpearon y torturaron a Till, lo obligaron a cargar un ventilador de 74 libras en la parte trasera de su camioneta y condujeron hasta el río Tallahatchie. Una vez que llegaron al agua, ordenaron a Emmett que se desvistiera y procedieron a dispararle en la cabeza. Después de los disparos, colocaron el pesado ventilador en el cuello de Emmett y arrojaron su cuerpo al río.

El cuerpo gravemente desfigurado de Emmett fue descubierto tres días después por dos niños pequeños. Con el corazón roto y afligida por la brutalidad de la muerte de su hijo, Mamie Till Bradley, desafiante, celebró un funeral con el ataúd abierto en Chicago para su hijo. También distribuyó una foto de su cadáver a periódicos y revistas para su publicación, y luego explicó que “toda la nación tenía que dar testimonio de esto”.


Tras su absolución por el asesinato de Till, el acusado Roy Bryant (derecha), fuma un puro mientras su esposa Carolyn Bryant Donham le abraza. El hermano de Bryant, J.W. Milam (izquierda), también fue absuelto.

En septiembre de 1955, Roy Bryant y JW Milam fueron acusados ​​por el asesinato de Emmett Till. El juicio duró 3 días; el jurado deliberó durante poco más de una hora. El 23 de septiembre de 1955, el jurado compuesto exclusivamente por hombres blancos anunció un veredicto de no culpabilidad.


Este jurado de Sumner, Mississippi, totalmente blanco y masculino, absolvió a Roy Bryant y a su hermanastro, J.W. Milam, del asesinato de Till.

Siete años después de la absolución, un miembro del jurado admitió durante una entrevista que la mayoría de los miembros del jurado creían que Bryant y Milam eran culpables. Sin embargo, el jurado decidió absolverlos porque el castigo obligatorio de cadena perpetua o muerte parecía demasiado duro para imponer a los hombres blancos por matar a un niño negro.

Afroféminas


Descubre más desde Afroféminas

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde Afroféminas

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo