Tener un huerto en casa no es “cosa de blancos”


No hay nada más negro y ancestral que conectarse con la tierra.  Nuestros antepasados curaban, se alimentaban y hasta se defendieron con la naturaleza de su parte. Sin embargo, parece que eres menos negra cuando algunas decidimos rescatar esa conexión.

En alguna que otra serie negra se hace alusión a esta tendencia, es decir se hace una crítica o más bien autocrítica por esto de autocensurarnos al crear falsos límites entre lo que se supone que es una costumbre blanca y una nuestra. De ahí lo de música de negros y música de blancos, algo que en un mundo tan globalizado se hace muy difícil de definir.

Es por eso que pensamos que antes de autoexcluirnos, habría que tener en cuenta más  la conveniencia para nuestra calidad de vida en consonancia con el problema real del cambio climático por un lado y el cuidado (muy en serio) de nuestra salud mental por el otro. Y hacemos énfasis en esto último porque lo cierto es que si por cada cosa que hagamos en esta vida, estemos donde estemos, nos cuenta lograrla 3 veces más que el resto, por simple lógica nuestra calidad de vida se verá más afectada. Y si a esto le sumas la pobreza y precariedad endémica, las incómodas relaciones de poder con supuestas iguales, pues nada de esto hace la vida más cómoda.

Por lo tanto, nuestro reencuentro con la Pachamama no es un lujo para el postureo instagramer, es más bien una necesidad. Necesidad de protección, de encontrar un punto de equilibrio, de no sólo saber sino también de sentir que te estás cuidando y alimentándote bien.  Hay que cuidar al cuerpo pues hemos venido a este mundo no sólo a luchar, también estamos aquí para  VIVIR Y SER FELICES.

¿Qué ventajas tiene tener un huerto en casa?

1- Es terapéutico tanto por sembrar como regar. Atender al huerto es un buen truco para controlar la ansiedad. 

2- Tocar la tierra, tiene más de espiritual que de suciedad.

3- Te ahorras gastos superfluos y eliminas plástico.

4- La sazón cortada directamente de un huerto urbano sabe muchísimo mejor. Aún más cuando sabes que lo has sembrado con tus propias manos.

5- Comer es un placer y saber que lo estás haciendo con productos frescos es muy reconfortante.

Cómo tener un huerto en una terraza pequeña

Existen páginas como “Planeta Huerto”, “Cocopot”, “Aromatik Flor” que ofrecen muchas posibilidades desde huertos urbanos tipo jardineras, huertos de madera, macetas, semillas ecológicas y todo lo necesario para sembrar.

El mejor consejo para sembrar es mucho sol, agua y abono natural hecho con la piel de plátanos, fresas, etc.  En España incluso en invierno se puede sembrar.

Qué puede sembrarse en diciembre en España?

Si no podéis complicaros mucho con semilleros y cosas de estas, la siguiente información os puede dar ideas:

Siembra Directa al suelo del huerto:

Espárrago
Acelga Amarilla
Espinaca
Grelos
Guisante
Habas
Nabo de mesa
Perejil
Rabanitos
Remolacha
Rúcula

Enviadnos fotos, nos encantará verlas 🙂

Afroféminas


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.