Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición

El 23 de agosto de 1791, las personas esclavizadas de la colonia francesa de Saint-Domingue ( hoy Haití y República Dominicana) iniciaron una rebelión histórica que llevaría a la independencia de la colonia.

Aunque aún se tardarían muchas décadas en abolir la esclavitud a nivel mundial, la Revolución Haitiana ha sido aclamada por abolicionistas de todo el mundo como un momento decisivo en la historia. Por eso, la UNESCO designó el 23 de agosto como el Día Internacional en Recuerdo de la Trata de Esclavos y su Abolición.

Este año, el lema de la celebración es «Enfrentando juntos el legado del racismo de la esclavitud«, algo que ha adquirido una importancia aún mayor en el año del asesinato de George Floyd a manos de la policía en los EE. UU y las últimas masacres en Colombia, mucho menos visibles, pero igual de graves y sintomáticas de la situación . Además la pandemia de Covid se ha cebado en las personas afrodescendientes que enfrentamos el estigma y el racismo de muchas maneras.

El lema elejido nos recuerda que aunque la esclavitud puede haber sido abolida, su impacto permanece hasta el día de hoy en la vida de las comunidades afrodescendientes de todo el planeta. Es importante examinar la historia con una mente crítica y ver cómo las ideas racistas no se han extinguido y todavía tienen el poder para afectar vidas.

Desde 1525 hasta 1866, más de 12 millones de personas esclavizadas fueron transportados por la fuerza desde África Occidental a América. Se estima que 2 millones murieron a lo largo del viaje, ya sea por desnutrición o por enfermedades como el sarampión, el escorbuto y la viruela, y los que sobrevivieron soportaron condiciones de vida que se podrían describir como torturas.

Las potencias europeas como España, Gran Bretaña, Portugal, Francia y los Países Bajos utilizaron el trabajo esclavo para crear riqueza en sus propias colonias al obligar a las personas esclavizadas a trabajar en las plantaciones de azúcar, tabaco y algodón. Las esclavitud siguió en Cuba (España en aquel entonces) hasta nada menos que el año 1886.

Hoy las consecuencias de este pasado siguen viviendolas nuestra gente en muchos lugares de Ámerica, y la descapitalización humana es una de las razones de la postración histórica del continente Africano.

No renunciamos a la reparación y exigimos que las naciones que crearon, patrocinaron y se beneficiaron económicante de la trata de seres humanos de África pidan perdón por tan terrible crimen. Queremos que se estudie en las escuelas y se enseñe a las nuevas generaciones un pasodo que pretende obviarse, seguramente porque es difícil reconocer la monstruosidad cometida.

No descansaremos hasta que nuestras reivindicaciones sean satisfechas y nuestro pueblo sea reparado, con justicia y equidad.

Afroféminas


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!