¿Por qué las mujeres negras se están quedando atrás en el movimiento Body Positive?

Todos los días, más y más mujeres negras y gordas se vuelven invisibles en en el movimiento Body Positive. El movimiento que surgió de la lucha contra la gordofobia ha ganado importancia en los medios y en la publicidad. Sin embargo, junto con esto, las discusiones reales que proponen la transformación social para romper prejuicios, se están ahogando en un mar de cuerpos que siguen el patrón y, contradictoriamente, se exaltan como subversivos.

El movimiento de liberación nació a través de la unión de cuerpos marginados que, a pesar de la opresión que sufrian, se colocaron como agentes capaces de practicar el amor propio. Juntas, mujeres negras y gordas, trans, queers y personas con discapacidad se organizaron en un movimiento que reivindicó sus derechos y cuestionó los prejuicios estructurales que les impedían vivir plenamente. Como bien sabemos, las estructuras no han cambiado y para muchos cuerpos el amor aún se niega, por lo que es a través del camino de la aceptación que tanta gente encuentra en Body Positive, la bienvenida que no encontrarían en ningún otro lado.

Sin embargo, hoy está sucediendo algo muy serio y debemos hablar de ello porque cada día más y más organismos privilegiados están ganando respeto, preminencia y autoridad sobre el tema [eliminando en gran medida las discusiones fundamentales] y mientras tanto los cuerpos marginados están siendo expulsado de la red, sin respeto y sin consideración.

La periodista Sydney Greene en su artículo “There is no liberation for all bodies without liberation of fat black women and femmes”  [En traducción libre: No hay liberación para todos los cuerpos sin la liberación de mujeres negras y gays»] explica muy bien el escenario actual:

“El movimiento Body Positive abrió originalmente el espacio para la aceptación y el amor propio -que generalmente se reservan sólo para los cuerpos blancos, delgados y sanos- y que tiene todo el derecho de ser reservado para los cuerpos marginados (cuerpos gordos, trans, queer, discapacitados y negros) también. Muchos influencers y activistas Body Positive -especialmente aquellos con cuerpos privilegiados- han liderado el movimiento sin reconocer la presencia de personas gordas y, lo que es más importante, la labor de las mujeres negras que hicieron posible la liberación para que estos mismos influencers blancos puedan vivir sus privilegios».

Me pregunto si todos los influencers Body Positive tienen un deseo genuino por la liberación de todos los cuerpos o si solo están interesados ​​en sus libertades individuales, absorbiendo un ideal sostenido por los cuerpos oprimidos para su uso exclusivo en su propio beneficio. Si existe un deseo de liberación colectiva, que es la propuesta original del movimiento, ¿por qué pocos eligen hablar de racismo? ¿No es el genocidio de la población negra un problema del movimiento Body Positive? ¿No es la desproporción entre desempleados negros y blancos un problema Body Positive? ¿No es el gran número de mujeres negras que sufren violencia de las mujeres blancas un problema Body Positive?

Leyendo un artículo de la escritora y oradora Erin Monaham titulado “How the White Body-Positive and Self-Love Movement Hinges on Anti-Blackness and How We Can Stop It”  [Traducción libre: cómo el movimiento Body Positive blanco y del autoamor ahora depende del racismo y de cómo podemos detenerlo]. Erin, que es una mujer blanca, me sorprende con sus reflexiones cuando hace las siguientes preguntas:

“Entonces, ¿tu influencer blanca y Body Positive estás hablando del hecho de que nosotras (mujeres blancas) históricamente hemos deshumanizado a las mujeres negras y gordas? ¿Estáa hablando del hecho de que éramos dueñas de esclavos porque éramos mujeres blancas y de que luchábamos para proteger nuestro dinero que habíamos inveritdo en la esclavitud?

Monahan agrega, refiriéndose a influencers que predican el autoamor pero prefieren tapar las discusiones necesarias sobre el racismo:

«¿Qué tipo de amor propio es el que nos permite sentir superioridad?»

«¿Qué tipo de amor propio es lo que nos da miedo de decir la verdad sobre el mundo de hoy, sobre el racismo y cómo se manifiesta en todos los aspectos de nuestra sociedad?»

«¿Qué tipo de amor propio es este que se basa en la construcción del privilegio blanco y no en el centro de nuestro trabajo que consiste en sanar nuestra relación con nuestros cuerpos y también nuestra relación con los demás?»

Esto me recuerda toda la lucha del movimiento feminista negro que sufrió la eliminación de sus contribuciones al sufragio y que enfrentó innumerables problemas con las feministas blancas que se negaron a apoyar completamente la emancipación de las mujeres negras, manipularon la información para dañar las organizaciones dirigidas por mujeres negras y se articularon políticamente para evitar el progreso del pueblo negro en su conjunto, como vemos en Mujeres, Raza y Clase, un libro escrito por Angela Davis y que presenta un análisis histórico del feminismo negro norteamericano.

Particularmente creo que el movimiento podría ser para todas y para todos, pero necesitaríamos estar juntas y comprometidas en la lucha para desglosar las principales causas de opresión y prejuicio, Tribble ( @ashleighchubbybunny ), que es activista y feminista, plantea un tema importante cuando se trata de blanquear de las pautas:

“Es importante criticar la presencia y los errores de las mujeres blancas dentro del movimiento porque mantienen el status quo . Debido a sus posiciones como un estándar de belleza en nuestra sociedad occidental y racista, no tiene mucho sentido continuar enfocándose en ellas y sus problemas internos en lugar de enfocarse en las personas que están lidiando con problemas externos, siendo marginadas por sistemas de opresión por no ser una mujer blanca sin grasa «.

Este tema está lejos de agotarse y dejo esta conversación abierta para que, juntas, podamos encontrar formas de no perder este movimiento en una gran disputa de hashtags en Instagram. Termino aquí, dejando la sugerencia de Erin de una posible forma de practicar la liberación corporal antirracista.

“Para poder tener una relación realmente sana y no tóxica conmigo misma y con los que me rodean, tengo que examinar y buscar mis prejuicios. También tengo que entender cómo y dónde abuso de mi poder. Porque el racismo no es solo prejuicio. Es prejuicio más poder. Creo que es importante que todas las personas que se consideran parte de Body Positive o que abogan por el amor propio hagan esto. Es importante reflexionar sobre los sentimientos feos que tenemos, que generalmente reprimimos. No queremos mirar nuestras partes feas porque queremos mantener esta fachada de «gente blanca políticamente correcta». Pero esta dualidad entre «bien» y «mal» es un mito creado por la supremacía blanca para evitar que examinemos nuestro profundo odio racial. Si nos detenemos a examinarlo, entonces estamos más cerca de la liberación ”


Marina Martins

Afrobrasileña. Curiosa y preguntona. Editora del blog Marinando. Le encanta conocer nuevos barrios, ciudades y pensamientos. Siempre llevo mis pumas. Escritora de poderoso discurso la puedes encontrar en Instagram como @marinamartins.jpg


Hasta que termine la crisis al final de los artículos de Afroféminas encontraréis esta imagen. El enlace da acceso al mapa interactivo de recursos que ha puesto en marcha @CEAntirracista Cualquier ayuda, aporte y recurso es necesario para personas en especial estado de vulnerabilidad. Puedes entrar a través de este enlace:

https://emergenciaantirracista.ushahidi.io/views/map