5 lecciones de vida que debemos aprender de Madame C.J. Walker

1. Tu historia es tu mayor tesoro

Nunca se avergüences de contar tu historia, independientemente del dolor y el trauma, está viva y eso significa que vale la pena compartirlo. Ya has superado tus peores días hasta ahora.

Superaste dolores y situaciones que creías que nunca pasarían, también sonreiste, encontraste gente que valió la pena y superó muchos obstáculos. La vida es desafío y placer. Cuenta la tuya.

Si te falta coraje, recuerda que tu historia puede inspirar a otras mujeres. Aunque no te parece genial, ¡créeme! Tu verdad puede ser tu gran tesoro.

2. Necesitas saber a dónde quieres ir

Tener una visión clara de los objetivos es esencial para alcanzarlos. Esta enseñanza es muy clara en todos los episodios.

Tienes que saber a dónde quieres ir y mantenerte fuerte sin hacer caso a las interferencias externas.

Visualiza tus planes trabajando, piensa en ellos tan claramente que incluso puedas olerlos. No es una exageración, esto fue fundamental para que C.J. no renunciara a todo cuando dudaban de su potencial.

Es importante practicar afirmaciones positivas en un mundo que nos dice que no somos capaces, siempre debemos recordar que somos lo que queremos ser, que nuestro lugar es donde queremos estar y NUNCA dejaremos de soñar.

Este tema también me recuerda esa conversación que Alicia (del país de las maravillas) tiene con el gato, ¿recuerdas?

– ¿Me puedes ayudar? Dice Alicia.

– Por supuesto. Responde al gato.

– ¿A dónde va este camino?

– ¿A dónde quieres ir?

– No lo sé. Estoy perdida.

– Para aquellos que no saben a dónde van, cualquier camino sirve..

3. Juntos somos más fuertes

Esa escena en la que las mujeres negras de la asociación feminista van a la casa de C.J. para darle dinero es notable.

La unión y el apoyo entre las mujeres negras siempre ha sido curativo.

A pesar de los males que el racismo ha traído a nuestras relaciones, ¡permanecemos juntas!

Estamos conectadas y estamos en mismo barco que nos lleva a nuestra libertad.

¡Siempre encontramos formas de ayudar a nuestras hermanas!

El camino es permanecer juntas.

4. Cree en tu intuición

Cree esa pulga detrás de la oreja o esa voz que te dice que vayas por ese camino, que funcionará.

C.J. siempre estuvo conectada a su intuición. Esto es muy evidente en la serie.

 Los estudios, la técnica y la habilidad no pueden solos.

La intuición es una herramienta natural y compartida que nosotras, las mujeres que hemos sobrevivido a tantos desafíos, actualizamos y agudizamos, debemos confiar en ella.

Como hizo C.J. Walker, ¡toma decisiones y confía en ti misma!

5. Desafía lo establecido

El hecho de que algo se haya hecho de la misma manera durante mucho tiempo no significa que se esté haciendo de manera justa y que no pueda o no deba cambiar.

La cultura, la tradición y las reglas son creaciones humanas y pueden transformarse de una manera que no ponga a los grupos en desventaja.

C.J. enseña a no ajustarse a lo preestablecido, a ser audaz y luchadora. Estas son características necesarias para salir victoriosa en cualquier batalla elegida por una mujer negra en el mundo occidental.

¡Seamos más C.J. Walkers!


*Esta entrada ha sido publicada originalmente en portugués en el blog de la autora Marinando.


Marina Martins

Afrobrasileña. Curiosa y preguntona. Editora del blog Marinando. Le encanta conocer nuevos barrios, ciudades y pensamientos. Siempre llevo mis pumas. Escritora de poderoso discurso la puedes encontrar en Instagram como @marinamartins.jpg