Adriana Barbosa directora de Feira Preta: “No podemos hablar de empoderamiento en las personas negras si no hablamos de dinero”

Adriana Barbosa directora de Feira Preta: “No podemos hablar de empoderamiento en las personas negras si no hablamos de dinero”

El dinero importa y no es una frase hecha sino la base del activismo que lleva a cabo Adriana Barbosa desde hace casi dos décadas en Sâo Paulo, a través de Feira Preta, iniciativa que nació como un mercado/feria que promovía el intercambio entre productorxs y consumidorxs negrxs.

16 años después, es algo infinitamente más grande y se ha convertido en un modelo a seguir, no sólo en el resto de Brasil sino en todo el continente americano.  El proyecto que preside cosecha galardones a la misma velocidad con la que Adriana alumbra nuevas ideas que sirven a mucha gente, especialmente, a las mujeres que, como ella misma señala, emprenden desde la época en la que “aún esclavizadas, salían vendiendo con sus bandejas en la cabeza y de ese modo conseguían comprar su libertad”.

Feira Preta es un espacio comercial, empresarial, cultural, de formación, de ocio y de encuentro, pero sobre todo una oportunidad de fortalecimiento identitario de un segmento poblacional que, cada vez más, reconoce su negritud y se enorgullece de ella.

Adriana Barbosa
Adriana Barbosa

¿Qué es “Feira Preta”?

Feira Preta es un festival de múltiples lenguajes que reúne las principales tendencias afro-contemporáneas en moda, diseño, arquitectura, emprendimiento, literatura, música , artes visuales, gastronomía, talleres y diálogos creativos  entre otras cosas.

El Festival está enfocado en los grandes movimientos de innovación en el país, en las áreas de  innovación, tecnología,  economía creativa y afro- emprendimiento.

Está gestionada por el Instituto Feira Preta, plataforma que, desde hace 16 años, fortalece y pone en valor la cultura negra en Brasil. Unimos emprendedores que transforman nuestra identidad a través de productos, servicios y soluciones creativas. 

Mapeamos el afro-emprendimiento en Brasil y actuamos como aceleradores e incubadores de negocios negros, además  de ser articuladores del “Black Money” (modelo americano por el que circula dinero entre afrodescendientes en producción y consumo)  y promotores de educación emprendedora. 

Las actividades del instituto están distribuidas por todo el territorio brasileño, especialmente en los Estados de São Paulo, Rio de Janeiro, Maranhão y Distrito Federal. 

También estamos enfocados en mercados como el financiero, el alimentario, los videojuegos y la tecnología, que hoy representan nuevos baluartes susceptibles de ser impulsados en la construcción de valor del emprendimiento negro.

El exponente de mayor visibilidad de esta plataforma es el Festival Feira Preta, evento anual realizado desde 2002, que reúne a creadores negros de diferentes sectores: arte, moda, cosméticos, gastronomía, audiovisual o comunicación, entre otros

Feira Preta 3

¿Por qué era necesario algo así?

El festival permite que nos conectemos y nos veamos en una especie de espejo que refleja nuestras potencialidades creativas y de invención.

Creo, firmemente, en el poder de los festivales de culturas negras que se celebran por el mundo, es en ellos en los que depositamos toda nuestra potencia creativa y donde nos conectamos con la cultura afrodiaspórica.

En los festivales con formato de mercado, como es el caso de “Feira Preta”, es el espacio en el que se dan trueques de bienes materiales y simbólicos, donde preservamos nuestras raíces y transferimos conocimiento para las futuras generaciones. La Feira Preta ha ejercido, a lo largo de los 16 años que lleva en funcionamiento, un fortalecimiento y puesta en valor de la identidad negra brasileña. La población negra en Brasil representa más del 54% y, si llegamos a ese porcentaje, no se debe sólo a que hayan nacido muchas personas negras sino, sobre todo, a que la población negra brasileña ha comenzado a reconocerse como tal a partir de las acciones afirmativas, en las cuotas de las universidades, en los grupos culturales y por los artistas que, a través del arte y de la calidad estética traen un posicionamiento político en cuanto a su reconocimiento y afirmación como negros.

Feira Preta es uno de esos modelos que contribuyeron en ese proceso de puesta en valor de la identidad negra y, en la medida en que esa población brasileña se auto declara negra, va a buscar productos y servicios que atiendan a sus especificidades de consumo. Justo ahí es donde entra el poder del afro emprendedor en ese proceso, al ofertar ropa, accesorios, maquillaje, zapatos, alimentación, objetos de decoración, productos para el pelo, libros y juguetes infantiles, además de servicios que tienen en cuenta nuestras particularidades como pueden ser oficinas de diseño, agencias de empleo o nutricionistas, por poner algunos ejemplos.

Feira Preta 4

¿Cómo comenzó todo?

Me uní a una amiga, que trabajaba en el mundo del cine, era productora de casting (seleccionaba a profesionales para actuar en eventos) y, en ese momento, estábamos desempleadas. Queríamos regresar al mercado laboral pero no lo lográbamos, así que nos unimos para participar en mercados callejeros. Ella vendía pasteles y yo, ropa. Lo primero que yo vendí fueron mis propias prendas  en un puestecito de ropa de segunda mano que se llamó Brechó da Troca.

A medida que iba participando en mercados, mercadillos de esos alternativos, iba consiguiendo colecciones y muestrario de piezas con tallas mayores por los trueques que hacía con la gente. En uno de esos mercados, en la Vila Madalena, que se llamaba Raia da Vila, tuve un arrastre y, tanto mi amiga como yo, perdimos parte de nuestra mercancía, lo cual provocó que ya no pudiéramos participar más en ese tipo de mercados, puesto que no teníamos material. Fue entonces cuando decidí que había llegado el momento de montar nuestro propio mercado y que era importante que tuviese que ver con nuestra historia y con nuestra identidad.

En esa época, 2002, en la Vila Madalena (barrio artístico y bohemio de la ciudad de Sâo Paulo), había un boom de locales nocturnos de música negra,  muchos de ellos, con una cultura negra y americana muy fuerte. Yo estaba intentando ir más allá del activismo negro observando lo que estaba pasando a mi alrededor y en conexión con la cultura. Teniendo claro eso, supe que si hacía algo, tenía que seguir ligada a lo artístico y lo cultural y que lo que hiciera tendría que tener que ver con nuestra historia y nuestra identidad. Fue así como nació en 2002, Feira Preta, en la plaza Benedito Calixto.

La Feria Preta, tenía como propósito trabajar con dos segmentos: por un lado, con todos los lenguajes artísticos, desde el punto de vista de la producción, de la valorización, de la propagación y por otro, desde el del emprendimiento. Eso implicaba reunir en un único espacio a emprendedores que estuvieran dirigidos a un segmento poblacional que apostara por la estética negra. Como tenía esa experiencia gracias al hecho de haber asistido a varios mercadillos, ya sabía que existían varios con productos con esa estética. A partir de ahí, mi labor fue mapear, recabar informaciones y ponerme en contacto con ellxs. En la primera Feira Preta, tuve unos 40 expositores con esas características. Conseguimos el patrocinio de Unilever, multinacional  que, por aquel entonces, lanzó el primer producto segmentado: el jabón Lux Perla Negra, destinado a la piel negra; también de la cerveza Kaiser, que tenía cerveza negra; de Xingu, que era cerveza negra; de  Red Bull y de la Prefectura de Sâo Paulo, con la coordinadora de población negra. Esos socios nos ayudaron a poner en marcha Feira Preta allí, en la Plaza Benedito Calixto.

Feira Preta 6

¿Cómo ha sido su desarrollo?

En su primer año de funcionamiento, Feria Preta reunió a más de seis mil personas y tuvo presentaciones de la cantante Paula Lima y del grupo Clube do Balanço, dos exponentes musicales del momento. Con todo, el racismo institucional, tan presente en las instancias y en los órganos brasileños, provocó que, en 2004, la Feira tuviera que abandonar la Plaza Benedito Calixto,  después de que una asociación de aquella zona de clase media/alta y no negra presentara firmas en contra de nuestro evento . De modo que el emprendimiento migró al Pabellón Anhembi, que implicaba un pago por el local, razón por la que me vi con el gran problema de hacer que la Feira consiguiera mantenerse  recursos de ONGs y empresas que apoyasen el proyecto desde un punto de vista global (proporcionar un espacio para el crecimiento y la visualización de la cultura negra). 

De esta forma , Feira Preta pasó de ser un mero mercadillo basado en la exposición de productos e intercambio de productos para convertirse en un gran emprendimiento cultural que podría servir para abrir puertas, también, para otros emprendimientos  culturales ligados a la cuestión negra, creados por mí y mis antiguxs socixs, que fueron cambiando a lo largo de los años, pero yo siempre me mantuve al frente de los proyectos de la  plataforma Feira Preta. 

Cuando decidí hacer el mercado en un lugar cerrado, convirtiéndolo en privado, dejó de ser un mercadillo callejero para serlo de pabellón. La gente participó de una fiesta junina , vendiendo quentão y vino caliente (bebidas típicas de la fiesta junina, tradición popular en Brasil). 

Con el dinero que dimos, pudimos pagar el 10% solicitado para la reserva del Espacio del Anhembi. Esto pasó en 2005 o 2006, no me acuerdo bien. El caso es que cuando llegamos a Anhembi, el mercado pasó de ser sólo un mercado para tornarse en un emprendimiento. De ahí viene toda la historia de emprendimiento, que participáramos en competiciones de planes de negocio, de incubadora y de aceleradora y yo recibí un aporte financiero de una ONG llamada Artemisa que financia a jóvenes emprendedores. Con ese dinero, conseguí implementar el plan de negocios que permitió que el mercado dejará de ser sólo mercado para ser una plataforma de acciones enfocadas en la población y en la cultura negra. 

Trabajamos con proyectos de formación del público que se llaman “píldora de cultura” y tienen lugar en el Centro Cultural São Paulo. Cada mes, tiene una temática diferente, desde 2008 hacemos este proyecto. Esta edición estamos trabajando, en el panorama de las artes negras, en las ausencias y las presencias. Cada mes es un lenguaje, por lo que, la próxima, en agosto, se hablará sobre teatro, o sea, sobre las ausencias y las presencias en el teatro negro. Para ello, reunimos a gente de la Academia, gente del mercado, actores, gestores públicos, etc… Nuestra intención es abordar el tema desde diversos ángulos y de esa manera, se van formando espacios y público interesados en esas cuestiones relacionadas con la cultura negra. 

Otro proyecto que hay es  el “Preta Qualifica”, que consiste en calificar a los emprendedores, expositores de la Feira Preta y a artistas desde el punto de vista de la gestión de sus negocios. Estamos en coalición con el Sebrae que proporciona capacitaciones en este aspecto. Son estrategias de marketing, atención al cliente, pistas acerca de cómo se elaboran proyectos… en fin, una serie de herramientas desde el punto de vista de la gestión. Aparte de eso, existe un seminario de buenas prácticas en economía creativa, que consiste en visibilizar casos y emprendedores de éxito. En esa línea, llevamos al rappero Emicida para hablar del laboratorio fantasma, del cual él forma parte. A partir de dicho laboratorio, desde casa se puede prensar un CD, hacer la distribución o firmar un contrato con Nike. Todo eso lo contó delante de un público que podría tomar nota y replicar las buenas prácticas para su provecho.

Este año, el proyecto Preta Qualifica pasó a ser Afrolab. 

Afrolab es un proyecto paraguas del instituto Feira Preta y del Pret@Digital que comprende diversas iniciativas que promueven innovación en pequeños y medianos emprendimientos  – incluyendo la innovación en los procesos – de diferentes sectores: de la artesanía al entretenimiento, del activismo audiovisual al emprendimiento negro y joven, de la comunicación tradicional al desarrollo de aplicaciones y soluciones digitales, del graffiti al arte digital.

 Tiene el proyecto de la hoja de ruta afro en la ciudad de São Paulo, que es mirar a la ciudad y encontrar las fortalezas referidas a la cultura y propiciar para el público la visita a esos espacios. Una plataforma diferenciada con el mapeamiento de iniciativas culturales y emprendedoras negras de la ciudad. La feria tiene una gama inmensa de posibilidades y a lo largo de estos años, como nosotras fuimos pioneras, nos hemos convertido en la mayor feria negra de América Latina, reuniendo de media a entre 14 y 15.000 personas que pagan para ir. Sólo en la edición del pasado año, en Noviembre, asistieron más de 27.000 personas .  

En estos 12 años, circularon más de 4 millones y medio de reales por la venta de los expositores; más de 800 artistas pasaron por la Feira, artistas de Brasil, de Colombia, de África, de Estados Unidos; una media de 100 a 130 expositores participando cada año y recibiendo público de todo el país. Precisamente por eso, Feira Preta ha comenzado a ser replicada en otros Estados, no como algo que partiera de nosotrxs sino iniciativas espontáneas, a veces, hasta con el mismo nombre.

Con la 17ª edición de Feira Preta en camino, la idea es que pueda ser replicada no solo en otros Estados brasileños, sino también en otros países de América Latina y en los Estados Unidos.

¿Cuál es la relación histórica entre la venta informal y las mujeres negras en Brasil? ¿Y cuál es el porcentaje de mujeres en Feira Preta? 

En Brasil, en 2018, se cumplirán 130 años desde la abolición de la esclavitud. Nosotrxs somos emprendedores desde hace 130 años. Si trazas una línea de tiempo, desde las mujeres de Bahía, muchas de ellas, aún esclavizadas, salían vendiendo con sus bandejas en la cabeza y de ese modo conseguían comprar su libertad. Ellas ya eran emprendedoras.

Mi abuela también enseñó a gente a emprender para “cambiar”. Pero no se necesita ser así para invertir esa lógica. Yo sólo quería hacer un mercadillo y hemos acabado creando un ecosistema. Se abrió mercado, se conectaron sectores, emprendedores pasaron a crear productos para esa demanda , hablamos cada vez más de diversidad, de inclusión. Ese mercado hoy está dominado por mujeres negras. Más del 70% de lxs emprendedorxs de Feira Preta son mujeres negras con un alto grado de escolaridad, nivel máster o doctorado, mujeres que debido a la precarización del trabajo formal, decidieron emprender.

Las políticas de inclusión social adoptadas por el gobierno federal en la última década  han tenido un papel fundamental en el aumento de la población afrodescendiente y de las mujeres en el emprendimiento brasileño. Entre 2002 y 2012, hubo un crecimiento del 27% entre negros emprendedores, según un estudio del Sebrae, hecho en base a los datos de la Investigación Nacional por Muestra de Domicilios (Pnad). En la actualidad, el 50% de los dueños de negocios son afrodescendientes, 49% son blancos y un 1% pertenece a otros grupos poblacionales.

El Sebrae constató que la renta y el nivel de escolaridad son factores clave en ese cambio. Entre 2002 y 2012, el tiempo medio de estudio entre personas negras creció un 38%, de 4,7 para 6,5 años. Entre la población blanca el aumento fue del 21% (7,3 para 8,8 años). La renta mensual subió 45%, pasando de R$ 786,00 a R$ 1.138,00, de media. Las personas blancas pasaron a ganar 33% más (de R$ 1.843,00 a 2.460,00).

“Más personas negras están ascendiendo a la clase media y asumiendo posiciones importantes en el mercado de trabajo y en el universo del consumo y del emprendimiento”, declaró el presidente del Sebrae, Luiz Barreto, en el portal de la entidad.

Las mujeres aumentaron su participación entre lxs emprendedorxs brasileñxs . El Anuario de las mujeres Emprendedoras y Trabajadoras en Micro y Pequeñas Empresas, editado por el Sebrae, registra un crecimiento de la mujer emprendedora en las cinco regiones del País, entre 2002 y 2012. De acuerdo con el estudio, el Norte lidera, con una expansión del 78% del número de emprendedoras, seguido por la región Centro-Oeste (36%), el Sur (21%), Nordeste (12%) y el Sudeste (10%).

Las emprendedoras también dan lecciones cuando se trata de innovar: el documento del Sebrae apunta que el 34% de las mujeres que tienen empresas trabajan desde casa, número cinco veces mayor que el de emprendedores de sexo masculino, que sólo llega al 6%.

Feira Preta 5

 ¿ Qué tipo de público va a Feira Preta? 

Negrxs y no negrxs, familias y, sobre todo, mujeres y jóvenes negrxs . En Feira Preta hay presencia garantizada de artistas, emprendedores, investigadores, profesionales liberales o formadores de opinión entre otrxs.

¿Qué consecuencias está teniendo en la comunidad negra la existencia de Feira Preta? 

Mi idea siempre fue traer nuestra cultura y nuestra personalidad para el espacio de los mercados. Productos para personas negras, producidos por personas negras. Así nació Feira Preta, un evento creado para celebrar y divulgar las costumbres y tradiciones de la población afro-brasileira, y para fomentar negocios de emprendedores de la comunidad negra.

Además de creer en la importancia de la representatividad, la feria también tiene como objetivo suplir una laguna en el abastecimiento de productos para un nicho de mercado muy grande y poco explorado. De acuerdo con la última investigación nacional por muestra de domicilio, el 51% de los brasileños se declaran negros o pardos. Negras y negros son más de la mitad de la población  brasileña. Eso representa un potencial de mercado enorme, que no estaba recibiendo la atención de las grandes marcas.

 Parte del público participante de la Feira Preta, decidió emprender a partir del modelo, por ver una demanda latente y la otra parte de ese público replicó el modelo de mercado en otras localidades, otras ciudades y según el modelo de Feira Preta llega a esas otras ciudades, supone un estímulo para que otros emprendimientos se creen con el fin de  suplir la demanda de esas localidades, aumentando el número de negocios afro-centrados por todo el territorio brasileño, así como el modelo de feiras y mercados alternativos afro-centrados.

¿Por qué es importante hablar de dinero  y emprendimiento en la comunidad negra?

Porque vivimos en un contexto capitalista y parte del poder está en aquel que posee el capital. Necesitamos, cada vez más, hablar del acceso al dinero.  No podemos hablar de empoderamiento en las personas negras si no hablamos de dinero. Necesitamos dinero para financiar nuestras invenciones y prácticas creativas. 

Feira Preta fue uno de los primeros negocios en traer el concepto americano del Black Money, que se refiere a la circulación del dinero entre lxs afro-descendientes, desde el punto de vista de la producción y del consumo. Una de las campañas  que se han viralizado en Brasil está basada en dos fundamentos: “Se no me veo, no compro (sin boicots pesados)” y “Compro de afro-emprendedores para fortalecer sus negocios”.

En Brasil las personas negras no son minoría pero… ¿ son prioridad?

Brasil tiene la mayor población negra de las Américas, siendo la segunda mayor población negra del mundo que, sin embargo, es tenida como minoría. No  somos prioritarixs en las politicas públicas, en las empresas o en lo concerniente a la igualdad de derechos. Padecemos una gran miopía social. Esa miopía es reflejo del proceso de esclavización y blanqueamiento institucionalizado. Brasil es un país que no sabe qué va a hacer  con sus pueblos negros. Es algo que ya no puede seguir manteniéndose escondido debajo del felpudo. A medida que la población negra asciende, el racismo aparece. Nunca vimos tantos casos de racismo como ahora.

 Ya nos has hablado de Feira Preta, pero qué hay de su presidenta, ¿quién es Adriana Barbosa?

Una mujer negra de 40 años, post graduada en gestión cultural, emprendedora social, madre de una niña que adoro de 4 años y que ha cambiado lo que soy.

Soy una persona de bien, fuerte y frágil a la vez; una soñadora y resiliente frente a mis propósitos. La Feira Preta es parte de lo que  soy y ha ayudado en mi construcción personal.

¿Por qué decidiste mezclar activismo negro y trabajo? 

Porque el activismo es mi propósito de vida, quiero hacer mi parte para construir  un mundo mejor para mi hija y para lxs  niñxs y jóvenes Negrxs y encima, puedo vivir de aquello en lo que creo. Sé que eso es un privilegio y quiero poder proporcionar el privilegio de vivir de aquello en lo que se cree a otras personas.

¿Qué has aprendido en tu trabajo en Feira Preta? 

Afecto, amor propio, resiliencia , seguridad, autoestima, el poder de la comunicación. Una batería de etiquetas… 

Tu trabajo te ha hecho merecedora de varios premios, ¿qué consecuencias han tenido?  

Nos ha servido para conectar personas, crear oportunidades de negocios… Tuve el honor de ser considerada  en 2017, una de las afrodescendientes más influyentes del planeta, por el MIPAD, galardón que forma parte de las acciones de la ONU dentro de la programación del Decenio Internacional de los Afrodescendientes. Los actores Lázaro Ramos y Taís Araújo, son los otros nombres que completan el trío brasileño de personas negras de gran prestigio internacional. El acto tuvo lugar en el mes   de Septiembre, en Nueva York. Para la ocasión varios líderes de la diáspora estuvieron presentes. Fue un encuentro muy potente de la diáspora.

Ese premio internacional me trajo una visibilidad nunca adquirida a lo largo de mis 16 años de trabajo. Fue a partir de este reconocimiento que ocupé la portada de la mayor revista de emprendimiento y negocios del país y recientemente recibí el premio de destaque en el tema de negocio de impacto social promovido por Facebook Brasil y por la Revista Pequeñas Empresas & Grandes Negocios.

He aprendido lo importante que es el  poder de la comunicación, porque fue a través de la comunicación que he podido  visibilizar no sólo mi historia sino sobre todo la de otros emprendedores y artistas.

Si quisiéramos hacer algo parecido a Feira Preta en España, ¿cuáles serían tus recomendaciones y qué errores deberíamos evitar?

Recomendaciones: Saber cuál es el objetivo, hacerla para qué y con qué formato o modelo de Feira Preta podría contribuir en España. 

Error: Construir solamente con las personas negras. Los problemas y desafíos de la población negra, no son sólo de las personas negras sino de toda la sociedad. Las personas blancas tienen que ser aliadas en esta causa, ya que el poder está en sus manos. 

¿Cuáles serán las próximas acciones de Feira Preta? ¿Y las tuyas?

Mis acciones, en un futuro próximo… ¡descansar! Ha sido un año bastante intenso y necesito tiempo para estar conmigo misma y con mi familia. Necesito dedicarme a mí, a mi vida personal. Descubrí recientemente los límites del activismo. Es importante que nos dediquemos a nosotrxs mismxs porque… ¿quién cuida de quien cuida? 

Para Feira Preta 2018, el plan es apostar por una aceleradora + incubadora de afro-emprendimiento y replicar el modelo de Feira Preta en otros países.

 

LUCÍA

Lucía Mbomío

Periodista, actualmente en “Aquí la Tierra” en TVE
Más textos de Lucía
Facebook
Twitter @luciambomio 
Istagram: luciambomio

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s