De mi dolor te doy una Rosa

Las mujeres gitanas sufrimos, como las otras mujeres pertenecientes a colectivos racializados, la opresión del sistema de dominación étnica en el que vivimos y la del sistema patriarcal que nos han impuesto los poderosos tal y como lo sufren todas las mujeres cualquiera que sea su adscripción étnica.

Y tú…¿De dónde eres?

Crecí deseando ser blanca, sin culo y de pelo lacio. Crecí queriendo no llamar la atención por la calle. Crecí luchando, por y para mi propia identidad desde que tengo uso de razón. Intentando saber de dónde era, y porque era distinta a los demás niños, (realidad que alcance a comprender la primera vez que en el colegio me llamaron negra, aunque sinceramente, yo me veía marrón…).

Mujer, negra, española y policía nacional

En mi profesión hay miles de compañeros, cada uno de su madre y de su padre, el racismo está en toda partes, nunca he entendido ni entenderé las generalizaciones. El racismo no se quita con una formación, las cosas las percibes y las sientes de diferentes maneras, con la experiencia personal que vives día a día y con la educación recibida en el transcurso de tu vida. Eso es mucho más que una formación que te puedan dar en un momento dado.

Ser de ninguna parte

Hemos nacido en un lugar en el que nos hacen creer que no es nuestro, que no somos de aquí, y que nuestro origen se encuentra allá de donde vienen nuestros padres. Vamos allí, y más de lo mismo, nos dicen que somos EUROPEOS.