6 ejemplos de microracismos contra las mujeres negras

Desde luego es importante entender que todos los micro racismos son frutos del racismo estructural de nuestra sociedad, los actos de micro racismos se repiten una y otra vez en el tiempo, no son agresivos ni premeditados, ya que se manifiestan como una interiorización de prejuicios, así como los micromachismos.

Los medios (televisión, propaganda, cine, prensa, libros, etc..) son los principales responsables de la perpetuación de estos prejuicios ya que los alimentan continuamente:

  1. Creer que todas las negras bailan muy bien por naturaleza;

Está claro que la música y el baile es más importante para algunas culturas que para otras, pero suponer que una persona baila bien por su tono de piel es una ilusión basada en las imágenes que nos llegan de la gente negra, quizás si hubiéramos tenido acceso a otros pilares de las comunidades afro (las creencias, la moral, el derecho, las costumbres), tendríamos un dibujo mental del negro más complejo y más acertado.

bailarina
Preciosa Adams, bailarina desde los 5 años de edad, actualmente reside en Moscú

Además, hay compañeras negras que sí dedican mucho tiempo al baile, y decirles que “bailan bien porque lo llevan en la sangre” es infravalorar todo el trabajo que hay detrás del hecho. A la vez que subjetivamente estamos afirmando que cada raza tiene “talentos naturales”, el campo de la mujer negra siempre está conectado a la emoción y no a la producción intelectual, este mito encasilla a las mujeres negras en espacios muy acotados, ya que nunca imaginamos mujeres negras teniendo demasiado éxito profesional, siendo abogadas, medicas o ejerciendo la política.  

  1. Presumir que, por ser negra, debe ser muy celosa/peleadora;

rhianna

Este mito tiene que ver con lo estereotipo acuñado como “Angry black woman” (mujer negra enojada), ella es el personaje negro que grita y se enfada por cosas sin importancia, y siempre está lista para armar un pollo. Es un estereotipo clásico de los negros afroamericanos y llega a todo occidente vía el cine y series de TV.

  1. Suponer que por “la sangre caliente” todas las negras son “fogosas”;

La cultura americana también tiene su responsabilidad en el refuerzo de este mito, ya que es una tradición (cada vez más fuera de moda, eso sí) objetificar cuerpos de mujeres negras en videoclips de rap.

jezebel-3

Entretanto el mito nació en el momento que los primeros europeos llegaron a África, aplicaron la lectura occidental a las mujeres semi-desnudas y amables que allí encontraron, y automáticamente las juzgaron insinuantes y provocativas, la violación fue un crimen tan cometido cuanto la explotación y el rapto de estas personas, considerar a estas mujeres “provocativas” solo fue una de las maldades cometidas por estos hombres, ya que esta creencia se perpetua, así como otras del siglo XIX.

  1. Suponer inmediatamente al ver dos o más negras en el mismo local que somos todas parientes;

whiteguys

Eso es porqué aún tenemos como parte de la construcción del negro en nuestra sociedad, la idea de que vienen todos de la pobreza, donde tienen muchísimos hijos y viven en casas de paja. Difícilmente eso va a pasar con un hombre blanco hetero, aunque tengan el mismo color de piel, el pelo idéntico y rasgos extremamente similares como en la imagen de abajo.

  1. Creer que cuando una negra encuentra una pareja blanca, está siendo rescatada;

pareja

Hoy día hay una infinidad de mujeres negras (inmigrantes o no) que poseen títulos universitarios y economía estable, entretanto la idea de que los negros (e inmigrantes) provienen siempre de la miseria crea esta ilusión que es hiriente a la dignidad de muchísimas mujeres negras y pueden crear diversas situaciones donde esta mujer se sienta disminuida e infravalorada, además de la idea subjetiva de que la pareja blanca “hace un favor” asumiendo la relación con una mujer negra, lo mismo puede pasar cuando el hombre negro encuentra una pareja blanca.

  1. Juzgar la belleza de la mujer negra por el patrón de belleza eurocéntrico;

bellezaAfro

Occidente creo su patrón de belleza donde la delgadez, rasgos finos, una buena altura y melena sedosa son rasgos altamente valorados, entretanto universalizar este patrón nos empobrece como personas y como sociedad. Estar fuera del patrón europeo de belleza es motivo para que centenas de niñas y mujeres negras tengan su autoestima debilitada y sufran, por ejemplo, bullyng en la escuela por ser simplemente negras.

Reconocer la belleza diversa de las mujeres diversas es un pequeño paso rumbo a reconocer los demás valores de las demás culturas y deconstruir el mito de la superioridad occidental. Todas somos dignas y merecemos ser reconocidas.

 

marianaOlisa

 

Mariana Olisa

Master en Estrategia y Creatividad Digital por la Universitat Autònoma de Barcelona.  Miembro de Black Barcelona.

Más de mariana Olisa:

https://afrofeminas.com/?s=Mariana+Olisa

2 comentarios

  1. Me ha encantado tu artículo! Una valoración muy acertada del microrracismo que nos rodea, en nuestra propia familia incluso que asocian invariablemente belelza con “facciones finas”. Una reflexión muy acertada sobre estos fenómenos.

  2. !!Marina enhorabuena por este trabajo!!. Es verdad que a veces damos por hecho este tipo de prejuicios. Un camino todavía por recorrer para que este tipo de ideas vayan desapareciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s