Derecho al pataleo

Stop Gesture Of Woman Hand  Sign Serious Facial Expresion

El verano de 2015 compré la revista “Muy interesante” como solía hacer durante mis vacaciones para distraerme. Los artículos me parecían curiosos y entretenidos. Mi sorpresa fue cuando, al encontrarme un reportaje inocente a primera vista sobre la amistad, bajo el título “Amistad, Modo de empleo” leí esto: 

“Hacer amigos resulta difícil para muchas personas y siempre requiere cierto esfuerzo. Una investigación de Kelly Campbell, psicóloga de la Universidad Estatal de California, indica que las personalidades concienzudas, agradables y abiertas son las que dicen experimentar la amistad “química” con mayor frecuencia, algo que, según las encuestas realizadas por Campbell, también es más común entre las mujeres jóvenes y de raza blanca. […] Para quienes no presentan estas cualidades, iniciar una amistad se presenta como un reto muy complicado”

Me quedé en shock. Tuve que leer el fragmento unas cuantas veces, no lo creía cierto. Me pregunté qué conclusión se suponía que debía sacar de aquello. ¿Que las mujeres negras no suelen tener una personalidad concienzuda, agradable y abierta? ¿Que es más difícil para una mujer negra o de cualquier otra etnia o rasgos que no sean blancos o caucásicos disponer de cualidades valoradas en una sociedad “civilizada”?

En primer lugar, los términos empleados dejan mucho que desear. ¿Cuándo nos daremos cuenta de que el término “raza” es ya anacrónico? No sólo por la mochila histórica que carga la palabra sino por cuestiones lógicas y científicas sobre la inexistencia y el absurdo de las razas. Desde luego es una manera pobre de delimitar y separar el mundo (ya que además, implica jerarquías).

Queda claro que tras este episodio, no volví, ni se me ocurrirá jamás, a comprar la revista “Muy interesante“. Perdieron totalmente su credibilidad. Si son capaces de apoyar y publicar este tipo de estudio, ¿me voy a seguir creyendo aquellos sobre los que no tengo idea?

Hoy expreso mi rabia, mi enfado e indignación, la misma que sentí el momento que leí el artículo. La misma que siento cuando vivo prácticamente cada día situaciones de microracismos.

¡He oído tantas cosas! Soy bailarina y compañeras mías han tenido el valor de decirme que las negras no tienen condiciones para bailar clásico porque no tienen empeine; me han hecho la típica broma de “si apago la luz no se te ve”; me han dicho cosas cómo que existen negras tipo Beyonce o tipo masculino con los labios anchos ???.
Y sin embargo, me siento feliz y agradecida por la existencia de plataformas como ésta para ver que no estoy sola, que tenemos una lucha común y que tenemos el derecho y deber de denunciar aquello que nos encasilla. ¡Gracias de corazón!
Ines Archer
Ines Archer
Bailarina haitiano catalana

4 comentarios en “Derecho al pataleo

  1. Inés, muchas gracias a tí por compartir de esta forma tus experiencias. Te aseguro que nos ayudan mucho a mucha gente que estamos aprendiendo a combatir, que no convivir, con situaciones parecidas.

  2. Que indignación Ines! Desde Venezuela un abrazo sororo y mi admiración por un texto tan bien escrito en el que ejerces tu derecho soberano a la protesta frente a la continua divulgación del racismo en publicaciones como esas. Bravo!

  3. A palabras necias oídos sordos. Todavía queda mucho camino por recorrer. De todas maneras creo que somos mayoría los que no somos racistas. Saludos

  4. Pingback: Kiyes ou ye? / ¿Quién eres? Testimonio | Afroféminas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s