Furcia

Fotografía de la Gran Vía. http://misgalgasyoy.blogspot.com.es/

Estaba contenta. Salía del trabajo tras 12 horas pero había cumplido objetivos. Al día siguiente podría entrar más tarde.

Los relojes marcaban las 22:00 y del asfalto de la Gran Vía madrileña salía fuego. Turistas y locales ocupaban la calle tratando de encontrar el aliento que sus hoteles y viviendas les negaban. La calle estaba en plena ebullición.

Yo iba hablando por teléfono mientras me dirigía a la boca de metro, contando mis andanzas diarias a una amiga cuando, de repente, un tipo pasó por mi  lado, muy cerca  y me llamó furcia. No lo dijo muy alto pero a mí me sonó a alarido furioso. Quizá porque su ojos y su voz rebosaban asco y lujuria. Después, giró la cabeza de nuevo y continuó su tranquilo paseo como si yo fuera una estatua de piedra con los mismos sentimientos que una ídem…

Tardé en reaccionar, pero lo hice, dejé el teléfono a la altura del pecho y le espeté, “¡furcia tú, cabrón,machista!”.

Yo sí grité pero él, que me oyó, ni siquiera se dio la vuelta.

Mi amiga no cesaba de preguntarme que qué me sucedía y me instaba a parar. Cuando le conté lo que me había pasado me dijo que “sería un loco”.

“¡Qué casualidad que yo haya dado con tres y tú con ninguno!” “Y si es un loco, ¿por qué me duele tanto?”, pensé.

Porque era la tercera vez que alguien se dirigía así a mí en esos términos y en ese lugar. En una de las ocasiones, incluso, uno llegó a preguntarme que cuánto cobraba.

Lo cierto es que Gran Vía, una de las grandes arterias de la capital, es un reflejo de las bondades y miserias de la ciudad. Ahí se concentra el arte, el ocio, la prostitución y la mendicidad. Es un todo y la nada.

Buena parte de las mujeres prostituidas (y digo prostituidas porque considero que son víctimas ya sea de tratantes de vidas,  de un sistema patriarcal o de una situación económica) que apoyan sus espaldas cargadas de sueños rotos y presentes duros en las esquinas de esa calles durante horas, son negras. Pero eso, sé que sobra decirlo, no significa que cada negra que pasa por ahí  lo sea. Ellas deben aguantar improperios y cosas peores a diario. De hecho, mi enfado y mi pena, no son más que granos de arena en sus desiertos.

Por eso me arrepiento de haber llamado “furcia” a un cobarde, a un infrahombre, a un bobo sin cerebro. Por eso no querría dedicarle ni una más de mis palabras a él ni a los que son como él pero me siento en la obligación de hacerlo, aunque sólo sea un poco y condenar, de nuevo, la versión simplista que tienen ciertos hombres de las mujeres negras. Para algunos, somos  “algos”, no somos “alguienes” y unos “algos”, además, cargados de connotaciones sexuales.

Esa hipersexualización viene de antaño y afecta también, aunque de diferente forma, a los varones negros, quienes se cansan de escuchar estupideces relativas al tamaño de su pene como si fuera una verdad absoluta y como si se tratara de su única virtud.

En su origen está la justificación de la esclavitud basándose en las diferencias existentes entre seres humanos con diferentes fenotipos (aunque es práctica, a veces me resisto a utilizar la palabra “raza”, por todas sus implicaciones excluyentes y porque se ha demostrado que solo existe una, la humana). Según los malos, los vendedores europeos de cuerpos y almas de hace unos siglos, unos estaban hechos para pensar, inventar y crear y otros para fornicar, reproducirse y trabajar. Unos eran inteligencia y los otros fuerza bruta. Los primeros eran cabeza y los segundos deseo.

Por suerte, ha pasado un tiempo, sin embargo, hay estigmas que nos acompañan y que me  hacen reaccionar de forma virulenta. Quizá yo sea muy susceptible o, quizá, aunque sea un poquito, conozco parte de nuestra historia y eso me hace pensar que, en este caso, la casualidad no existe pero la causalidad sí.

 

lucc3ada-2_afrofc3a9minasLucía Asué Mbomío Rubio

Periodista graduada en la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Desarrollo y Ayuda Internacional (Instituto Complutense de Estudios Internacionales. Diplomada en Guión y Dirección de Documentales (Instituto de Cine de Madrid). Ha trabajado en varias cadenas de televisión como reportera y, en la actualidad dirige y escribe guiones para documentales sobre proyectos humanitariios por todo el planeta.

Más de Lucía:

https://afrofeminas.com/?s=Luc%C3%ADa+Asué+Mbom%C3%ADo

15 comentarios en “Furcia

  1. La verdad es simple, reconocer la inmensa ignorancia, la carencia de valores y la constante frustración de algunos que su falta de control los motiva a intentar ofender y hacernos bajar al nivel que ellos están y no son capaces de salir es penoso, pero el saber autovalor se independientemente de la fama ancestral y de lo que expresen los medios es el único boleto que tenemos a nuestra libertad y felicidad infinita,el resto que le ….Buen post.

  2. El tipo demostró su ignorancia (no todas las mujeres que anden por esa zona, tengan la cantidad de melanina que tengan, se ven obligadas a ejercer la prostitucion), su mala educación (aunque se cruzase con alguna mujer que si se viese obligada a ejercerla, el hecho de pretender insultarle por como le llame, la palabra y la forma, es repugnante), su cobardía (hablando casi entredientes, flojo para que nadie le interpele por su deespreciable accion), su machismo consecuencia de la ignorancia y la cobardía (se atreve con quien cree poder), su racismo… vamos que no tiene desperdicio el tipo en cuestión.
    Dices que ahora la mayoría de prostitutas de la zona son negras, hace unos años eran de países del este, hace más eran latinoamericanas y hace unos cuantos más de cualquier lugar de España, y siempre ha surgido algún cretino como el, o los que has tenido que sufrir al cruzarte con ellos. “Puta” es como nos llaman cuando respetamos nuestro carril y no pueden hacer la pifiada que quieren al volante, o si no aparcamos a la primera y tienen que esperar 5 minutos más de lo que querian.
    Quiero decir que no creo que sea una cuestión de racismo o no sólo de ello. Te identificas con los hombres negros y las idioteces que tienen que oír, también te podrás identificar con todas las mujeres del mundo y las injusticias que, en mayor o menor medida, sufren o sufrimos, porque en todas partes cuecen habas, y también entre los hombres negros hay machistas que nos consideran menos por el mero hecho de ser mujre, en todas las partes y de todas las “razas” los hay.
    Yo si creo que hay razas , lo que también creo es que deberíamos aprender a que todas las personas, independientemente del sexo, raza, edad, procedencia, recursos económicos, creencias (políticas, religiosas, o del tipo que sean)…, tenemos derechos y obligaciones. Como derechos los humanos, si, los Derechos Humanos, como obligaciones respetarlos, respetar los Derechos Humanos del prójimo, de los demás. Sólo con eso viviríamos muuuucho mejor todos.
    Entre esos Derechos esta el de la Educación, y con esa Educación ya no habría impresentables que nos dijesen esas estupideces ofensivas, solo por ser mujeres, por ser viejos, por ser de otra procedencia, raza, etnia o lo que sea (pues anda que no hay madrileños orientales, negros, rubísimos, morenos…).
    Se que es por el momento solo un sueño, que estamos muy lejos de que esos Derechos se respeten, porque habría que empezar precisamente por la Educación, y no interesa, cuanto menos formados más manejables y fáciles de dominar. Lo que está en nuestras manos hacer es respetarlos nosotros y procurar que se haga lo propio a nuestro alrededor, enseñarlos a nuestros niños (hijos, sobrinos…). Y no desesperar, porque la desesperación nos puede llevar a la ira y la ira a la falta de respeto (el no desesperar también es difícil y requiere entrenamiento, pero hay queintentarlo).
    Siento lo que te paso, lo que le pasa a tantísimas mujeres a diario, a tantísimas personas a cada momento.

  3. Lo siento Lucia…. te mando un abrazo!

    y contigo estoy Carolina…. el mundo hay mucho hombre cobarde, que a la mínima de cambio saltan con el insulto fácil y despectivo para querer reducirte a “NADA”
    Creo que en nuestras manos está el “educar” a nuevas generaciones en igualdad de genero.
    Hay mucho, mucho por hacer…

  4. Lucía, además de lo que ya has expuesto yo añadiría también que esta actitud machista e ignorante está relacionada a una situación cultural propia española. A ver si consigo explicarme.

    – Está claro que muchos hombres siguen considerando a la mujer como un objeto que no piensa y solamente existe para su beneficio y placer. Gracias a dios, aquí en España las mentalidades están cambiando rápidamente pero siguen existiendo neandertales que se siguen agarrando a esta escala de valores porque es lo único que les han enseñado y que ellos han vivido. Recordemos que la incorporación de la mujer al mercado laboral, a la política, a puestos de responsabilidad es algo relativamente reciente en esta sociedad (cuando en el resto de Europa era algo ya establecido desde hace algún tiempo). Así que siguiendo esta misma lógica, la mujer negra para algunos no puede ser más que una sirvienta.
    – Cuando las llegadas masivas de pateras a las costas españolas, los medios de comunicación se han esforzado en difundir una imagen nefasta y una visión única (consciente o inconsciente – yo me inclino por lo último) a la hora de retratar el inmigrante negro: el de un analfabeto, ignorante, a duras penas capaz de expresarse coherentemente y sin ninguna formación académica (cuando sabemos que esto no es cierto). No es de extrañar pues, que muchos/as sólo consideren al negro/a como poco más que una bestia de carga con poco intelecto. Sigo encontrándome con gente que se queda sorprendida y/o incrédula al oírme expresarme en castellano (mi lengua materna es el francés) o al leer textos redactados por mí. Recuerdo una anécdota en la que yo había escrito una carta al director de un periódico quejándome de no recuerdo qué asuntos. Mi pareja de la época – español – les enseñó todo orgulloso mi escrito a unos amigos suyos (españoles también) y le felicitaron a ÉL por tan buena redacción (dando por sentado que yo no habría sido capaz de expresarme de esta manera sin su ayuda). Por lo tanto, algunos piensan que la mujer negra no es capaz de desarollar su intelecto o, directamente, no posee ninguno.
    – Existe una paradoja y una fascinación tremenda con la mujer negra AMERICANA: ésta sí puede ser admirada, incluso emulada. Se le admira cantar, actuar, se copian sus peinados, su manera de vestir, se compran sus libros, se leen sus manifiestos, sus hazañas a la hora de defender sus derechos se relatan una y otra vez e inspiran… Pero si se revela que el objeto de admiración no procede de dicho lugar (EEUU), las caras de admiración enseguida se transforman en decepción. La mujer afro no puede ser digna de admiración y respeto. La presencia intelectual de la mujer negra en este país ha sido ignorada y por eso muchos (ignorantemente) presumen que simplemente tal figura no existe.
    – Si eres una mujer negra que se pasea sola por la noche, directamente algunos asumen que eres una prostituta. Esto de que estés tomando el aire, descansando sentada en un banco, esperando unas amigas o simplemente volviendo a casa no es algo factible para algunas mentes estrechas/retrasadas. En estas fechas, a mí me gusta salir a caminar cuando ya se ha puesto el sol y la noche refresca. Aquí en Palma, directamente hay zonas por las que no paso porque la cantidad de coches que se paran o ralentizan para soltarte todo tipo de adjetivos soeces, lascividades o directamente pedirte cuando cobras es alucinante. No, no todas las mujeres negras solas son prostitutas!!!! Para muchos la mujer negra solamente se contempla como objeto de deseo, o peor, de lascivia.
    – Contacto con el otro. Durante mucho tiempo, España ha sido un país homogéneo en cuanto a razas. Comparado con otros países europeos donde el contacto con el otro es algo que ya se produce desde hace décadas (con sus éxitos y fracasos), en España la llegada de gente con culturas y costumbres radicalmente diferentes es algo bastante nuevo (no más allá de año 2000). Hasta finales de los 90, los únicos extranjeros que mucha gente habría visto u oído hablar, eran los procedentes de Europa Central y del Norte, que venían a pasar sus vacaciones en sus casas de verano. Y con eso, muchos ya se creían auténticos cosmopolitas, jajaja.
    – Exotismo. Cómo ya expuse anteriormente, esta mujer es objeto de deseo pero también de fantasía. En la cabeza de muchos está esta imagen fantasiosa de la negra ardiente e insaciable. Existe la misma postura hacia los hombres cuando no paran de hacer hincapié en el tamaño de su pene.

    Todo esto es lo que, en mi opinión, motiva este tipo de comportamientos que describes. Aún queda mucho por hacer para que las cosas evoucionen y se cambie la percepción de la mujer en general, y de la mujer negra en particular. Estamos en ello :).

    PD: Felicidades por tu blog.

  5. Blonda se percibe mucho resentimiento en lo que escribes y como lo haces. Desde luego no puedo saber y en ningún caso dudar de que has sufrido experiencias más que malas y al parecer han ocurrido, si no todas si en su mayor parte en España, lamento lo mal que lo hayas podido pasar sea donde sea, pero creo que no es, y eso es por desgracia, un problema de este país, digo por desgracia porque si fuese solo aquí estaría mucho más acotado de lo que realmente está.
    Esa experiencia de que te piten todos los coches tomándote por prostituta la viví yo en Estambul hace unos años y ni siquiera hacia falta que fuese de noche o en algún barrio en particular, al ser más claritas de piel nos tomaban por las pobres chicas rusas que eran en ese tiempo a las que explotaban en esa zona. También hace años, ahora ya cerca de los 50 nadie me pita más que para que me aparte, afortunada yo que ya no tengo que aguantar tanta mediocridad, pero hace años en Ámsterdam tres amigas italianas y yo española (y las 4 blancas que no tendríamos porque serlo), nos vimos obligadas a dormir en el coche porque como eramos el grupo de amigos tres chicos y cuatro chicas una sobraba y a un energúmeno desconocido le dio por decidir que una debía ser para el. Y como nos quedábamos en un youth hostel de esos de habitaciones compartidas con literas y el se pillo una pues para no ser violadas por la noche decidimos largarnos, porque explicándole entre todos que no iba por ahí la cosa veíamos que no se solucionaba la cosa.
    Por lo poco o mucho que he tenido la suerte de viajar, he podido comprobar que machistas los hay de todos los colores, creencias, nacionalidades y, y esto si que es una pena, sexo. Anda que no hay mujeres machistas.
    Lo exótico que cada lugar cambia, yo resultó de lo más exótica en Indonesia, blanca y pelo rizado, o en Etiopía con vello en los brazos , el pelo largo siendo chica… Afortunadamente la mayor parte de la gente que me he ido encontrando ha sido de lo más maja y agradable, también he procurado siempre que esa fuera mi aptitud, pero siempre hay alguien que no es tan apetecible conocer.
    Ni la inteligencia, ni la estupidez, ni la hermosura, ni la fealdad y así con todo, son propias de una particular procedencia, sexo, raza, creencia, edad…
    Bilonda aparta de ti a esa gente tan tóxica que les den dos duros ( igual esta expresión ya no se usa con esto del euro, que siempre me dicen que hablo muy antigua), o simplemente ignorales, que seguro que te rodeas también de gente estupenda.

    • Estimada Carolina,

      No sé de dónde sacas que estoy rodeada de gente tóxica o que me piten TODOS los coches. Y no he podido evitar sonreír a las acusaciones de resentimiento. Expresar malestar acerca de situaciones embarazosas o desagradables no siempre equivale a resentimiento sino a la expresión de situaciones reales. Las actitudes racistas y/o ignorantes pueden venir (como demuestra el post de Lucía) de perfectos desconocidos. Pero lo cierto es que hay actitudes que son propias de España por el poco contacto o desconocimiento del “otro” que, habiendo yo nacido y vivido en otros países europeos, no he experimentado en otros lugares. Pero sí es cierto lo que dices de que lo que es exótico en un sitio no lo es en otro, y que esto no supone que las actitudes racistas sean exclusivas de España (nunca me atrevería a afirmar tal cosa!). El racismo se manifiesta de muchas formas, en diferentes ámbitos y muchos lugares.
      Yo estoy bastante feliz con quien soy y de donde provengo y estoy rodeada de gente que me quiere y me aprecia por ello. Pero una cosa no quita la otra.
      Me gusta leer este blog por las cuestiones que plantea acerca de la realidad de la mujer negra en España, que es un espectro que estaba poco presente en la red.

      Buen día a ti también.
      Bilonda.

  6. Solo falta una aclaración de que significa “furcia” pues todos no vivimos en Madrid, es un termino muy nuevo para un Colombiano, gracias por el texto, espero muchos mas.

  7. Bilonda perdona si te he molestado o entendido mal cualquiera de las cosas que has comentado, pero si me daba la sensación de que por como hablabas tenias cierto resentimiento hacia España o lo españoles.
    Es cierto a ti no te pitaban solo decías “Aquí en Palma, directamente hay zonas por las que no paso porque la cantidad de coches que se paran o ralentizan para soltarte todo tipo de adjetivos soeces, lascividades o directamente pedirte cuando cobras es alucinante”, Es a mi a la que le incluían sonidos de claxon a esas soeces e improperios.
    Y seguramente no son tóxicos pero cuando cuentas ” les enseñó todo orgulloso mi escrito a unos amigos suyos (españoles también) y le felicitaron a ÉL por tan buena redacción (dando por sentado que yo no habría sido capaz de expresarme de esta manera sin su ayuda). Por lo tanto, algunos piensan que la mujer negra no es capaz de desarrollar su intelecto o, directamente, no posee ninguno”, das a entender que no te valoraban por el mero hecho de ser negra, probablemente fuese solo por tener otro idioma materno, pero por como lo cuentas me ha dado la sensación de que no te sentiste nada bien y que, al menos en ese momento esas personas podrían ser gente toxica para ti, aunque no lo tengan porque ser en general.
    Es verdad que no dices que las actitudes racistas sean exclusivas de España, solo dices “además de lo que ya has expuesto yo añadiría también que esta actitud machista e ignorante está relacionada a una situación cultural propia española”, con lo que podría entender que consideras a los españoles ignorantes y además que la ignorancia formaría parte de las raíces más profundas de este país, así como el Machismo. Punto en el que insistes por cierto “Pero lo cierto es que hay actitudes que son propias de España por el poco contacto o desconocimiento del “otro””.
    Quizás por esas cosas me ha parecido que había un cierto toque de resentimiento
    De todas formas este país está formado por, y aunque sea remontarnos a la historia eso es lo que forma los caracteres de los pueblos: pueblos íberos, celtas, fenicios, cartagineses, griegos, Imperio romano, visigodos, musulmanes, judíos, cristianos, sefarditas, guanches, astures, vascuences, gitanos, saharauis, ecuatoguineanos, filipinos, y por no extenderme todos los países de centro y sur América exceptuando Portugal… Seguro que me estoy dejando alguno.
    Y luego está por supuesto que hace no demasiado, e igual que ahora, muchos españoles se vieron forzados a abandonar sus casas y emigrar a diferentes lugares, donde hicieron amigos, crearon familias… unos volvieron y otros no.
    Pero que tu crees que aquí no se tiene ni idea de como relacionarse con el prójimo por falta de costumbre, tu sabrás cual ha sido tu experiencia, viviendo en otros países y aquí. No era mi intención molestar a nadie.

  8. hola,
    he leído tu vivencia y me he sentido muy identificado, tengo 45 años y a los 18 años tuve unos
    problemas psiquiátricos que se prolongaron unos años, desde entonces he recibido todo tipo
    de burlas, miradas fijas con sonrisas despreciativas, comentarios maliciosos e insultos, de echo
    evito salir por mi barrio para evitar este tipo de humillación. Como veras hay mucho mal educado
    y mucho patan dispuesto a insultar al primero que se ponga a tiro. por desgracia yo he presenciado
    como se meaban en un mendigo y como la gente insulta a las prostitutas de los polígonos desde los
    coches. aunque no hay mas que ir a un campo de futbol para ver los insultos y la violencia que se
    trasmite hoy en dia.

  9. Pingback: ¿Folclor o Modernidad? | Afroféminas

  10. Pingback: ¿Tradición o Modernidad? | Afroféminas

  11. Pingback: Trabajadora y negra | Afroféminas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s