¿Somos Negras o Afrodescendientes? por Cristiane Mare Da Silva

¿Somos Negras o Afrodescendientes? Al final, nosotras que somos investigadoras, modistas, educadoras, escritoras, madres, etc tenemos que contestar día a día a esta pregunta. 

Negra, Mulata, Negroide, todos sustantivos utilizados para calificar racialmente pueblos de origen africano, palabras desarrolladas por los europeos. No deja de ser irónico, el occidente que ha construido la idea de individuos, al pensar y clasificar a los africanos y otros pueblos no europeos, los han visto como una raza. Por lo tanto, los occidentales y los blancos solamente fueron racializados, cuando esta noción les confirió legitimidad como súper-hombres, pues ellos se miran como la suprema expresión de lo que hay de humano en la tierra, los otros, son cruces o perteneciente a una raza cualquiera y por eso mismo, pudieron ser expropiados, asesinados, esclavizados y adjetivados biológicamente como animales.

Cristiane Mare Da Silva

 

La pregunta que debemos hacernos es si necesitamos seguir presos a los marcos intelectuales del siglo XIX. Si es correcto imaginar la solidaridad entre africanos y sus descendientes como algo natural y fruto de una atribución de rasgos y valores morales a determinados grupos raciales. Uno no nace negro, pero es educado violentamente para serlo. Nuestros mayores conflictos ocurren cuando decidimos que no queremos ser y existir en los términos del opresor. No deseamos ponernos las gafas cargadas de estereotipos que nos oprimen y llevan nuestras poblaciones muchas veces a la muerte o a la locura.

Comprendemos, cuando líderes como Marcus Garvey, W.E.B Du Bois o Kwame Nkruma se han apropiado de la raza para construir un discurso capaz de enfrentar el racismo y el   colonialismo, y esos discursos fueron construídos a través de las herramientas conceptuales disponibles en su tiempo, y contaron con una gran capacidad de movilización.

Sin embargo, en este siglo, los pueblos del sur del mundo no necesitamos de los mismos instrumentos pues ya hemos aprendido que traen dentro de sí la reificación de nuestra propia opresión. Por esta razón, muchas personas de la diáspora africana, han elegido llamarse afrodescendientes, pueblos que viven una pluralidad de modos y maneras de ser y estar en el mundo, llevan en común nuestro origen africano y rastros culturales.

Cristiane Mare Da Silva

Aunque parezca simplemente un juego de palabras para algunos, o la negación para otros, lo que estamos proponiendo al final, es el cambio de una de las más terribles invenciones de la modernidad, la idea que ha naturalizado el concepto de raza, la creencia que algunos grupos de seres humanos no son identificados por su producción cultural o social, si no por su color de piel. Queremos que nuestra vida y muerte no sean definidos por nuestro nacimiento.

Como tienen la costumbre de afirmar los historiadores estamos en uno de esos  momentos de la historia de la humanidad en que uno mira al pasado en diálogo con su presente, y lucha por las herencias que quiere dejar para el futuro. En nuestro caso un entrelazamiento de lo cual todos, afros y no afros deben comprometerse. Ahora Afroféminas trae en su rol la oportunidad de dejar para el mundo experiencias afros mucho mejores de las que hemos vivido y el profundo deseo de reinventarse.

Autora: Cristiane Mare Da Silva (Brasil)

 

Mestranda da Puc/SP, Especialista em língua e literatura castelhana, Pesquisadora associada do Cecafro Puc-SP, Pesquisadora associada do núcleo de estudos Afro-Brasileiros Udesc, Secretária de Mulheres da Unegro de Santa Catarina

 

 

7 comentarios en “¿Somos Negras o Afrodescendientes? por Cristiane Mare Da Silva

  1. Muy bueno el articulo, yo tambien defiendo el termimo, pero nunca he leído un articulo de algún academico defendiendo la palabra, aun así, creo que una buena investigacion y reflexion sipre debe ecponer el punto antagonico al que ataca, a pesar de ser un tema aparentemente simple sigue siendo muy dificil de entender

  2. Es tonto creer lo que sostiene Cristiane Mare Da Silva, nos pareces irresponsable de su parte asumir tal postura y más aún, cuando sigue sosteniendo que los africanos son ingenuos y que llegaron unos cuanto europeos, navegando años, muertos de hambre y se adueñaron del Continente Africano, para echar a un lado…, que África era un continente inhóspito, poseedor de enfermedades tropicales y que representaba un peligro para los desnutridos europeos que se embarcaron en esa expedición trasatlántica y que su complejidad ambiental ponía en peligro tal expedición …, pero lo más ingenuo de Cristiane, es que nos quiere vender su postura como que si nosotros, no pensáramos y tuviera capacidad para entender lo que fue el Proceso de Desarraigo que se originó en África, de lo cual la autora no hace mención y solamente pone su énfasis en que los europeos son solamente los culpables del negocio de seres inteligentes, tratados como negros y negras, sin ninguna identidad y lo más triste de todo este proceso, es que quienes controlaban los asientos y se daban a la tarea de intercambiar a los desarraigados como negro o negras, eran los propios africanos, porque no los consideraban africanos y el usufructo de lo intercambiado le permitía subsanar la dote tribual …, pero por otro lado, se puede notar que Cristiane, no se considera americana, caribeña, sino afro descendiente o mejor dicho descendiente de africanos y no reconoce que mientras África le quitó la identidad original a nuestra herencia histórica y los convirtió en negros y negras, América nos la dio y nos convirtió en ciudadanos americanos, con una identidad original que se gano porque nuestros eponimos negros y negras demostraron su coraje y braburas en las acciones indepedenditas llevadas a cabos con los gobiernos europeos y lo más triste de ello es que niega con su posición que es brasileña, as i como su americanidad, a pesar que encarna todos esos estereotipos que encarnan a la latina y caribeña.

    Por tal razón, creemos que lo negro es más que una construcción colonial y es el producto de la relación que se dio entre los africanos y europeos, donde la peor parte la llevó los desarraigado negros producto de la caza e intercambio que trajo como consecuencia que seres humanos inteligentes se convirtieran en esclavos, en tierras americanas y europea que se le deshumanizaran y se convirtieran en objeto para el trabajo duro; lo cual le permitió a los europeos consolidar su saqueo, hegemonía y estabilización en las nuevas naciones consideradas como sus periferias, estableciendo un sistema de producción a punta del látigo y sangre, donde murieron millones de negros/negras e indígenas, habitantes y protectores originarios de estas tierras; lo cual cambió la vida de estos seres inteligentes, traídos como animales para poder establecer y consolidar el Sistema de la Trata Negrera.

    Por ello, entender la historia no es tarea fácil, y por tal razón, debemos empaparnos de nuestro legado negro para poder asumir posición, no para escondernos en un términos construidos por intelectuales o ajenos a la realidad que vive las poblaciones que se caracterizan por poseer una piel negra, puesto que el término “afro descendiente” niega la venezolanidad, americanidad, caribeñidad y solamente reconoce descendencia africana y lo más triste, es que se ha venido convirtiendo en una especie de dispositivo sublimar para contrarrestar la existencia de las poblaciones negras, que no se ha dado cuenta que pose una carga histórica de mas quinientos años y que se encuentra enraizado en quienes nos caracterizamos por poseer una piel negra.

    • Lo que es tonto es no respetar la opinión ajena. Está claro que no coincidimos, Por qué continuáis insistiendo. No os dais cuenta que nos vais a convencer a nadie con vuestros exagerados y extensos textos? Y si es así, hacedlo en vuestro espacio por un mínimo de educación.

  3. EN CONTESTA A AFROFEMINA…,
    En nuestros espacios somos demasiados democrático, no censuramos a nadie y tenemos como principio que todo parte es bueno y o recibimos con alegría, vemos que en tono discriminación, racismo y mucha rabia, así como una posición muy fanática y por ello mantenemos siempre que ustedes se ha convertido en una secta política para frenar los avances de los negros y negras en el mundo. Esta será la última vez que nosotros le damos una lectura a sus escritos, porque quienes militamos dentro del espacio de la Prensa Alternativa y Comunitaria El negrero, poseen un perfil para poner todo en duda y sacar de la duda lo bueno, por ello contamos en todo el mundo, con apreciaciones muy lucidas venidas de todos los estratos (Blancos, negros, europeos, indígenas, checos, ingleses, etc.). Nosotros les hemos publicados a ustedes dos o tres artículos porque nos parecen relevante el trabajo de los articulista. Es una lástima que ustedes hayan llegado a tener esta apreciación tan negativa de nosotros y no estén abiertas a cualquier tipo de intercambio e imponga solamente un solo perfil. Las saludamos con agrado, no con rabia como lo hace la directora de Afrofémina, porque hemos aprendido mucho en este camino que es complejo y que está en pañales.

    • Querida Isabel
      Nosotras no reconocemos como afros y negras. Estamos abriendo el debate a mujeres de la intelectualidad afro o negra para que nos den su opinión. Incluso alguna compatriota tuya ha opinado sobre el tema.
      Una vez que habéis establecido vuestras posiciones, comentarios como que algo es tonto, que somos endorracistas o que hay que cerrar la web sobran. Eso si son agresiones antidemocráticas.
      Tenemos una herencia innegable que viene de África y si realmente encuentro algo endorracista es esa visión de todo negativo de lo que proviene del continente madre. Curiosamente los comentarios sobre los africanos más crueles los habéis escrito vosotros. África tiene muchas cosas malas sin duda, pero tiene cosas maravillosas y de Äfrica no solo han salido dictadores crueles y pobreza, de África por ejemplo salió Mandela, quizás uno de los seres humanos que más visión de hermandad y paz ha tenido nunca.
      A pesar de esto las personas que componemos esta Web tienen diferentes procedencias, lo cual evidencia el increíble cosmos que es la mujer negra en el mundo. Africanas, afroespañolas, afrodescendientes Latinoamericanas, etc. españolas, costarricenses, colobianas, uruguayas, panameñas, Guineanas, etc. El mundo al completo.
      Si quieres abrir el debate podría decirte que en mi opinión vuestra postura tiene más que ver con un nacionalismo mal entendido que con otra cosa. Negar la herencia africana no le hace a uno más venezolano, colombiano o Latinoamericano.
      Por cierto los comentarios hechos sobre los colombianos que residen en Venezuela son, de nuevo, muy desafortunados. De nuevo nacionalismo mal entendido.
      Por cierto no escribe la directora del medio si no una de sus colaboradoras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s