«Tu foto es demasiado oscura». Racismo en los trámites del NIE para extranjeros


La obtención del NIE para extranjeros en la Policía Nacional implica un desafiante proceso, donde la validez de las fotos aportadas se convierte en un obstáculo. Personas, principalmente afrodescendientes, se encuentran en una situación desfavorecida al perder sus citas por fotos consideradas poco claras o «demasiado oscuras».

Además de verse forzados a pagar por una cita previa por el tráfico de las mismas del que se han apoderado algunos grupos delictivos, al llegar a la comisaría de la Policía Nacional para tramitar el NIE (el DNI para extranjeros), les rechazan la foto que proporcionan si los agentes consideran que los rasgos no están claros. Esta situación implica perder la cita obtenida con tanto esfuerzo. A menudo, estas quejas han sido registradas, creando una vulneración de derechos fundamentales, especialmente dirigida hacia personas negras y afrodescendientes. Estas personas, que están en situación muy vulnerable, se ven obligados a sacrificar la cita al considerar inválida la foto proporcionada, exigiéndoles una nueva imagen donde «se vean más claros», lo cual conlleva aplicar filtros a las fotos. Es una situación indignante y vergonzosa que resalta un racismo institucional evidente.

Estas denuncias surgieron durante la presentación del informe «Discriminación cotidiana por racismo y xenofobia en València» realizado por el Movimiento por la Paz, en colaboración con siete entidades sociales que trabajan con la población migrante: CEAR, València Acull, Asociación Rumiñahui, CIE No, Cepaim, Right International Spain.



Aunque normalmente que no todas las fotografías son aceptadas para el trámite del DNI, ya que los agentes rechazan imágenes con gafas o flequillo, buscando que los rasgos faciales como las cejas sean visibles, tanto en ciudadanos españoles como extranjeros. Sin embargo, rechazar una imagen por ser «demasiado oscura» es un acto insultante, humillante y totalmente inaceptable, como afirmó la entidad social en su denuncia, instando a eliminar esta práctica de las comisarías donde se tramita el NIE.

La pérdida de la cita previa en la comisaría debido a una foto no aceptada no es un asunto trivial. El informe sobre racismo destaca un «colapso» en estas citas desde que hace dos años los bots se apoderaron del sistema para venderlas en el mercado negro.

Frente a esta situación, las entidades demandan al Gobierno central un aumento en el número de citas para los trámites de extranjería y protección internacional. Argumentan que sin citas, las personas no pueden acceder a sus derechos: sin residencia ni documentación, se limita la posibilidad de cotizar, alquilar un piso o abrir una cuenta bancaria. Además, piden un sistema de citas no telemático y la erradicación del mercado clandestino de citas.

La falta de documentación en regla amplifica los problemas frente a identificaciones basadas en perfiles étnicos o raciales. Según el informe, el perfil más afectado es el de hombres de entre 16 y 40 años percibidos como «magrebíes, negros, latinos o gitanos».


Deja un comentario