fbpx
martes, abril 16

El tratamiento racista de Disney + España a las series negras

Temporada 2 de «Cambiando las Tornas con Robin Roberts». Robin Roberts con algunas actrices de Hollywood.
(Disney/Ser Baffo)

No es la primera vez que nos ocurre. Accedemos a Disney + en busca de estrenos y hallamos varios problemillas aparentemente menores: la serie negra no está doblada (Hair Tale), la serie negra no aparece anunciada (última temporada de Grow ish y la serie «Qué asco de todo»); los últimos capítulos de Black ish hubo casi que rogar para que los doblaran y por si fuera poco las series donde predominan las mujeres negras, en el apartado de sugerencias, éstas no se las  relaciona con otras series sobre mujeres. Parece cosa menor, pero para nada lo es. Es racismo encubierto a todo trapo oootra vez.

Pero aquí no acaba todo. Quienes están detrás de la gestión de estos contenidos demuestran claros sesgos racistas cuando además, vemos que nada de lo anteriormente dicho ocurre cuando se trata de series en las que participan personas blancas. Así ha sido con This is Us o con la recién estrenada «Cambiando las Tornas con Robin Roberts». Les gustamos mezclados, pero si la serie nos otorga el protagonismo absoluto (para variar), Disney las convierte en material residual, las invisibiliza aunque sean maravillosos audiovisuales para la comunidad negra hispanohablante.



La literatura y las series, en un contexto donde somos minoría (aproximadamente 2 millones), como ocurre en España, se convierten en valiosos instrumentos que nos ayudan a mantener vínculos sanos con nuestra negritud. Vemos gente como nosotras, con preocupaciones parecidas a las nuestras y suponemos que lo más importante es que no te sientes una excepción como suele pasar cuando vas al cine, no tienes que explicar quién eres. Disfrutas, reflexionas y te ríes. Algo tan sencillo como eso es más que un regalo para nuestra salud mental.

Censurar de forma velada contenidos, dando por hecho que a nadie le va a  interesar,  demuestra falta de profesionalidad, racismo y mucho miedo. Además de afectar de forma torticera las audiencias de esas series fuera de EEUU.

Nos queda denunciar, apoyar todos esos proyectos, darles la voz que se les quiere robar y aprender a vivir en paz dentro de la opresión. Por más zancadillas que se interpongan, que a nadie le quepa duda que avanzaremos. Feliz día. 

Afroféminas


Deja un comentario