Conoce al primer arquitecto negro en ganar el premio Pritzker de arquitectura, Francis Kéré

Este 2022, el ganador del Premio Pritzker es Francis Kéré. Arquitecto, educador y activista social nacido en Gando, Burkina Faso, un país de África Occidental.

El Premio Pritzker es el galardón más importante en el campo de la arquitectura y es otorgado a un arquitecto(a) activo cuya obra construida “ha producido consistentes y significativas contribuciones a la humanidad a través del arte de la arquitectura”, según explica la organización. 

Pero ¿quién realmente es Francis Kéré? y ¿qué fue lo que le inspiró a ser arquitecto?

A sus siete años, Kéré tuvo que dejar el lugar en el que nació. Un lugar pobre sin acceso a agua potable, electricidad y educación. Sin embargo, por ser hijo mayor del jefe del pueblo, Kéré logró acceder a una escuela ubicada fuera de su lugar natal y aprendió a leer. En este contexto, Kéré tuvo que estudiar, pero odiaba hacerlo. 

Pasó de llevar agua y jugar con sus hermanos a caminar 20 kilómetros al día para aprender a leer y escribir en aquella escuela que estaba construida con bloques de hormigón, y en cuyas aulas no había luz natural ni ventilación. 

Más tarde, recibió una beca que le permitió irse a Berlín a estudiar carpintería donde aprendió a hacer techos y muebles durante el día. Mientras que en la noche se dedicaba a sus clases de secundaria, prolongando así sus estudios hasta graduarse como arquitecto en 2004.

Sin embargo, lejos de olvidarse de sus raíces y centrar su carrera en Europa, Kéré estaba decidido a devolver a su comunidad lo que su pueblo le había dado, pues sin haber terminado sus estudios ya tenía claro cuál era su proyecto: levantar un lugar en el que los niños de su pueblo pudieran estudiar en mejores condiciones y sin tener que abandonar su hogar, como lo tuvo que hacer él.

Este fue el primer sentido de la arquitectura de Francis Kéré, que nace por las condiciones del aula de su infancia, un espacio que carecía de ventilación y luz, queriendo así crear un espacio más cómodo y confortable que permitiera “la verdadera enseñanza, el aprendizaje y la emoción”.

Francis Kere
Escuela primaria, Gando, Burkina Faso (1999-2001) 

UN RETO DIFÍCIL, PERO NO IMPOSIBLE

Su arquitectura conjuga los principios de la alta tecnología de la ingeniería con conocimientos tradicionales y materiales locales. Su enfoque práctico “ensalza el carácter local”, al complementar los recursos locales con las nuevas tecnologías para crear estructuras elegantes y duraderas. “Trato de arreglarlas con lo que hay disponible localmente. En África tenemos una gran población y una gran abundancia de materiales autóctonos, así que recurro a ello para construir edificios. Reproducir en un país pobre como Burkina Faso los caros modelos del mundo occidental, que necesitan energía para enfriar los edificios, no funciona”. Kéré Francis, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022.

Fue así como Francis Kéré estaba dispuesto a aplicar los conocimientos que había adquirido en sus estudios de arquitectura en Alemania para crear un entorno escolar más cómodo para los niños del lugar. Con fondos escasos, pero decidido a ayudar a su comunidad, se vio obligado a pensar al margen de las convenciones para hallar soluciones aprovechando los recursos locales.


La Tienda de Afroféminas



Tener el apoyo y la confianza de la comunidad local es muy fundamental para el trabajo de Kéré. “La gente tiene que formar parte del proceso. Capacitamos a la población del lugar para utilizar materiales locales de forma diferente en las edificaciones. Es muy simple, pero eficaz. Es importante estimular a la gente a usar la arquitectura para forjar su propio futuro. Es la única forma de crear algo que podamos denominar sostenible”. Kéré Francis, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022.

Transferir un modelo europeo a uno de los países más pobres del planeta, donde la electricidad y el agua potable escasean o no existen, no era una opción. Así comenzó una andadura que está transformando la vida de las comunidades de Burkina Faso y de otros lugares y está inspirando a nuevas generaciones de arquitectos del mundo entero.

Crédito: Diébédo Francis Kéré

SUS OBRAS 

La ideología de Francis Kéré es construir un manantial con y para una comunidad para satisfacer una necesidad esencial y redimir las desigualdades sociales.

Más allá de su fascinante historia personal, Francis Kéré se ha convertido en uno de los arquitectos más premiados de África y en un embajador internacional de la arquitectura sostenible.

Los diseños de Kéré están llenos de simbolismo y sus obras fuera de África están influenciadas por su educación y experiencias en Gando. Kéré comunicó al mundo la tradición de África Occidental, especialmente la práctica de “comulgar bajo un árbol sagrado para intercambiar ideas, narrar historias, celebrar y reunirse”.

Una expresión poética de la luz es constante en todas las obras de Kéré. Los rayos de sol se filtran en edificios, patios y espacios intermedios, superando las duras condiciones del mediodía para ofrecer lugares de serenidad o reunión. 

El impacto de su trabajo en las escuelas primarias y secundarias cataliza el inicio de muchas instituciones, cada una demostrando sensibilidad a los ambientes bioclimáticos y la sustentabilidad distintiva de la localidad, e impactando a muchas generaciones. 

Reconocido por “empoderar y transformar comunidades a través del proceso de la arquitectura”, Kéré, el primer arquitecto negro en obtener este premio, trabaja principalmente en áreas cargadas de limitaciones y adversidades, utilizando materiales locales y construyendo instalaciones contemporáneas cuyo valor excede su estructura, sirviendo y estabilizando el futuro de comunidades enteras.

Su arquitectura honra a las personas por sus tradiciones y técnicas culturales, interpretandolas para un uso contemporáneo, combinando de forma inventiva factores relevantes para lograr soluciones prácticas de relevancia global que generen un intercambio de ideas entre África y Europa. Su trabajo demuestra la importancia de la autonomía y del autodesarrollo, así como la capacitación de las personas para que puedan emprender sus propios proyectos de desarrollo.

“No hay que seguir la corriente general. Hay que ser uno mismo; adelante, ¿a qué esperan? Hay que buscar otra forma de utilizar nuestras habilidades para ayudar a la comunidad. Así es como, juntos, podemos mejorar nuestro mundo”. 

Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022.
Francis Kere
Biblioteca, Gando, Burkina Faso (2010-en curso)

Referencias:

Alexia Hexabel Moreno


Sawabona, palabra que proviene del África del sur, significa “Yo te respeto, yo te valoro, eres importante para mí”. Si te gusta nuestro contenido con cada donación Ko Fi nos estás diciendo SAWABONA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.