Celebramos el Día Internacional de las Niñas en las TIC

Hoy, 22 de abril, conmemoramos el Día Internacional de las Niñas en las TIC, que pretende sensibilizar y reivindicar el papel de las mujeres en el desarrollo tecnológico y sus grandes logros a lo largo del tiempo, a la vez que persigue que las niñas y jóvenes atraídas por este campo profesional, dominado tradicionalmente por los hombres, conozcan a grandes hitos femeninos y puedan sentirse guiadas a seguir su pasión.

Este tipo de iniciativas surgen a tenor de los datos que revelan el bajo índice de mujeres que se dedican a las carreras universitarias relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y, por tanto, el menor número de profesionales femeninas en el sector, ya que, tal como predecía un informe de Eurostat de 2016, solo el 18,1% de los ocho millones de trabajadores en tecnología eran mujeres.

En 2010 la UIT decide crear este día para potenciar la presencia de mujeres en carreras tecnológicas creando la celebración de este día.

El Día Internacional de las Niñas en las TIC se establece a partir de la Conferencia de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo adscrito a la ONU, celebrada en Guadalajara, México, en 2010, donde se determinó la necesidad de la incorporación de una política de género y la promoción de igualdad y empoderamiento de las mujeres en el campo tecnológico. Desde 2011 se celebra el cuarto jueves de cada mes de abril.

Con esta reivindicación se pone de manifiesto una gran desigualdad ya en el acceso a las carreras de esta área, tendencia que se consolida más tarde con la infrarrepresentación femenina en puestos directivos y de responsabilidad, incluso más que en otros sectores, a pesar de que numerosas empresas han concluido que tener mujeres en puestos de liderazgo tiene repercusiones positivas económicamente hablando y va en consonancia con uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Para ello es imprescindible fomentar la afición a la tecnología ya desde los colegios, así como organizar jornadas de puertas abiertas en universidades y empresas tecnológicas que den a conocer su labor a las más jóvenes y que las formen en materia de robótica, gamificación o programación web, por ejemplo. Asimismo, desde las organizaciones gubernamentales debe favorecerse el reconocimiento de las TIC y la necesaria presencia de mujeres en ellas. 

Hasta la fecha, más de 357.000 mujeres han participado en más de 11.000 celebraciones con razón de este día en todo el mundo.

International Girls in ICT Day 2015  Promotional Video Spanish
Anuncio con razón del Día internacional de las Niñas en las TIC por la UIT de 2015

Resulta cada vez más extraño este menor desarrollo de las carreras tecnológicas por parte de mujeres, especialmente si consideramos que nos encontramos en plena era de la digitalización, y que la brecha de género se hace notable tanto en el desarrollo de software y aplicaciones, como la generación de contenidos y construcción de páginas web.

Pero es que, según algunos de los datos del Foro Económico Mundial, solo el 6% de los CEO de la industria tecnológica son mujeres. Además, en la Unión Europea, de cada 1.000 mujeres con titulación universitaria, solo 29 se gradúan en alguna carrera relacionada con las TIC y de ellas únicamente 4 ocupan luego un puesto relacionado con sus estudios. ¿Y por qué ocurre esto?

Parece que esto podría venir motivado por las barreras sociales a las que se enfrentan la mujeres desde la infancia, así como la reproducción de estereotipos familiares y sociales que empujan a las féminas a carreras relacionadas con los cuidados, como Enfermería o Magisterio, donde el volumen de mujeres es mucho mayor. Además, cuando las niñas deben tomar la decisión de elegir una profesión, muchas veces se las aleja de las carreras consideradas “de hombres”, como las Matemáticas o las ingenierías. Según Cecilia Lavena, consultora especialista en género, esto provoca lo que se denomina efecto Pigmalión o profecía autocumplida, es decir, las expectativas que tiene la sociedad sobre una persona o colectivo acaban condicionando su manera de actuar. Además, las mujeres que logran trasvasar esa línea y especializarse en tecnología, luego deben enfrentarse al llamado techo de cristal, que limita cualquier ascenso laboral por parte de ellas en las empresas. Así, las mujeres especialistas en TIC representan el 1% del empleo femenino y solo el 6% de los directivos de este sector son mujeres, según datos de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial española.

Por todo ello, se vuelve necesario e imprescindible aplaudir este día, pues, tal como exponía el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, en las jornadas del pasado año, “las tecnologías digitales serán clave para el éxito en la lucha contra la Covid-19, pero la exclusión de las mujeres de la industria tecnológica profundiza las desigualdades y la brecha digital de género”.

Bajo la etiqueta #GirlsinICT o #NiñasenTIC, multitud de escuelas, asociaciones y empresas de más de 180 países persiguen hoy la participación de niñas y adolescentes, en unas jornadas que se vuelven a celebrar de forma virtual debido a la pandemia.

Se vuelve más que nunca imprescindible, por tanto, poner en valor el empoderamiento de las mujeres desde edades muy tempranas para que estudien carreras relacionadas con las tecnologías, Sin su inclusión será imposible el desarrollo económico y social de cualquier sociedad en un mundo como el que vivimos actualmente.

Un grupo de personas en uniforme junto a un pastel

Descripción generada automáticamente
La brecha de género afecta especialmente a las mujeres africanas. Así en regiones como Kenia, se han desarrollado proyectos como “Tech4Girls, el poder de la tecnología” para empoderar a las niñas keniatas. Fuente: Europa Press

Pero también resulta fundamental erradicar la brecha digital relacionada con cuestiones geográficas, que provoca que en determinadas zonas y países las mujeres se vean avocadas a un acceso muy limitado de la tecnología, especialmente en el entorno rural. Es por eso por lo que en el uso de internet ellas siguen siendo minoría con un 46% del uso global. Además, las mujeres tienen un 21% menos de posibilidades de tener su propio teléfono móvil, según datos recabados por la investigadora chilena María Isabel Pávez. Por ello necesitamos reforzar el acceso a equipos y plataformas digitales y potenciar sus destrezas en el campo de la tecnología en todos los países y rincones del planeta.

Natalia Ruiz-González


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.