La madre del BLUES: Una película sobre el racismo en la industria musical

La madre del blues es una de las películas que cuenta con cinco nominaciones a los premios Óscar 2021. Este filme está inspirado en la vida de Ma Rainey`s, una cantante negra de BLUES, pionera tanto en la música como también en la liberación sexual femenina. La cinta retrata a la perfección la estructura racista predominante dentro de la industria musical en los comienzos de 1920.

Los protagonistas de la película

La película de Netflix Ma Rainey’s Black Bottom (que en español se llama la madre del blues) está basada en la obra de teatro de August Wilson, y ha sido dirigida por George C. Wolfe. August Wilson es un dramaturgo Estadounidense que se caracteriza por explorar y recolectar las vivencias afroamericanas a lo largo del siglo XX.  La madre de Blue no es la primera obra Wilson que es llevada al cine, en el  2016 Denzel Washington dirigió la adaptación de FENCES otra obra escrita por Wilson, en donde también se destacó Viola  Davis.

La madre del blues está inspirada en la vida de la cantante de Ma Rainey`s, (interpretada por Viola Davis), Rainey`s dueña de una poderosa voz, caracterizada por un fraseo similar a un clamor, fue una de las primeras en grabar casi cien canciones con el sello discográfico Paramount, una de las canciones más populares de ella fue Black Battom,  una canción cargada de ritmo y sabor sureño que podía bailarse solo o en pareja.

La película no se centra en la vida de Ma Rainey`s, aunque el título puedes llegar a sugerirlo, no es una película biográfica. El escritor de esta obra (Wilson) busca representar una tarde ficticia en la vida de Reiney`s, quien se dispone a grabar su canción “Ma Rainey’s Black Bottom” en los estudios de grabación de Chicago en 1927, por ende, la historia se compone de diferentes aristas, contemplando los conflictos que surgen a partir de la interacción de los miembros de la banda de blues y los agentes discográficos.

Al descentralizar la historia de la biografía Rainey’s es que podemos ver el crecimiento de los personajes secundarios, lo que nos ayuda a interactuar con Levee el trompetista interpretado magistralmente por Chadwick Boseman, Glynn Turman como Toledo, el pianista, Colman Domingo como Cutler, el guitarrista y trombonista y Michael Potts como Slow Drag, el contrabajista de la banda de Má.  

Toledo, Cutler, Slow Drag, están ensayando en el interior de un claustrofóbico estudio de grabación en donde la tensión predomina. Todos ellos debieron entrar por la puerta trasera del estudio, debido a que en esa época el racismo en Estados Unidos era la norma,  Levee  llega tarde, pero emocionado puesto que ha podido comprarse unos zapatos nuevos, aún Rainey’s no ha llegado. 

Mientras esperan a la cantante los músicos sostienen acaloradas conversaciones sobre religión, racismo y trabajo, hablando abiertamente sobre los movimientos civiles y la promesa de igualdad de oportunidades que se venían gestando en el norte del país. Gracias a los diálogos y monólogos establecidos en este filme podemos apreciar las controversias que generan los temas antes mencionados, sin dejar de lado, las metáforas envueltas en cada una de las escenas por más pequeña que sean.

El lenguaje de esta película no es tan cinematográfico, posee pocas locaciones, pero su poder está en los textos, en las actuaciones, en como los personajes se protegen y esconden su dolor manteniendo una actitud defensiva y agresiva. Tanto Viola Davis como Chadwick Boseman se entregan a sus personajes, creando una interpretación vívida que traspasa de manera magnifica la pantalla. 

En Levee podemos ver a un trompetista soñador, carismático, innovador, que tuvo una infancia traumática debido al racismo, que mata y mutila las identidades, en este personaje veremos representado al espíritu joven lleno de ímpetu, con ganas de crecer y romper las cadenas que lo mantienen prisionero en una sociedad racista y clasista, esta situación de opresión lo llena de una ira difícil de manejar, que más pronto que tarde lo empujará a la perdición. Este personaje tiene una escena cargada con una fuerte metáfora, ya que trata de abrir la puerta del sótano del estudio para que se ventile y disminuya el calor sofocante en aquel lugar y aunque trata y trata la puerta no se abre, cuando al fin logra abrir la puerta, esta no lleva a ningún lado, solo a un cuarto que se asemeja a una prisión. Aunque alcances el éxito, nunca escaparas de la opresión

Rainey’s  es una mujer que no se deja avasallar por nada ni por nadie, que se hace respetar, que conoce el valor de su talento, en ella vemos una diva que vive su sexualidad sin tapujos desafiando todas las “normas sociales de la época”.

La madre del blues sin lugar a dudas ha sido una de las mejores películas dramáticas del 2020, ganando premios tales como el Globo de Oro al mejor actor de drama, que lo gano el actor ya fallecido Chadwick Boseman. Premios BAFTA 2020: Mejor vestuario y maquillaje y peluquería, American Film Institute (AFI) 2020: Top 10 – Mejores películas del año.  Critics Choice Awards 2020: Mejor actor (Boseman), vestuario y maquillaje. Obtuvo 5 nominaciones a los Premios Independent Spirit 2020 incluyendo mejor película.  El domingo 25 de abril podremos saber cuántas estatuillas del Óscar se llevará de las cinco nominaciones que tiene. Se podría decir que tanto Davis como Boseman, nominados a mejor actriz y mejor actor respectivamente tienen grandes probabilidades de llevarse el galardón puesto que ambos realizaron destacadas interpretaciones. 


Melina Schweizer

Periodista Dominico-Argentina, ciudadana y libre pensandora


Sawabona, palabra que proviene del África del sur, significa “Yo te respeto, yo te valoro, eres importante para mí”. Si te gusta nuestro contenido con cada donación Ko Fi nos estás diciendo SAWABONA.

2 Respuestas a “La madre del BLUES: Una película sobre el racismo en la industria musical”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.