Ornella Ngantche: “No creo que exista un sólo país en el mundo que se haya desarrollado sobre la base de una ayuda por parte de países extranjeros”

Ornella Ngantche

Ornella Ngantche nació en Madrid, pero nunca ha dejado de tener el ojo puesto en Camerún, país del cual procede, y en el continente africano, en general. 

Se graduó en Derecho y Ciencias Políticas y, más adelante, estudió un máster en Asesoría Jurídica de Empresas. Pese a que inicialmente trabajara en un despacho de abogadxs, en la actualidad, desempeña su labor en una empresa especializada en el sector energético y, además, está montando una organización cuya base de operaciones, cómo no, estará en África. 

Entrevistar a Ornella ha sido toda una oportunidad para conversar y expresarle mis dudas acerca del papel de las acciones ligadas a la cooperación y desarrollo en el Sur del mundo que parten del Norte, pero también para tocar un tema tan de actualidad como la forma en la que está afectando la COVID19 a las personas negras en diferentes partes del planeta. Entre tanto, ella, que no para, está desarrollando un proyecto, que se encuentra en pleno crowfunding, cuyo objetivo es producir gel hidroalcohólico en Yaundé, con el fin de aportar soluciones, incentivar el comercio local y reducir la dependencia de Occidente, 

Trabajas en temas de cooperación y desarrollo, ¿en qué área exactamente? 

En mi día a día, trabajo más en temas de desarrollo. La actividad principal de la empresa es la electrificación de las áreas más desfavorecidas del Africa Subsahariana. También tenemos un área de cooperación donde tenemos previsto desarrollar, con ONGs , varios proyectos en África.

Respecto a la cooperación, desde los 20 años realizo trabajos de voluntariado. Es cierto que últimamente lo tenía más abandonado porque no tenía mucho tiempo, pero ya lo he retomado. En primer lugar, porque creo que ayudar al más necesitado es una obligación de todos y, en segundo lugar, porque vivimos en un mundo en el que sólo nos preocupamos por nosotros mismos y no nos damos cuenta de que, con pequeñas acciones, podemos cambiar la vida de los demás.

Actualmente, estoy creando una asociación dirigida fundamentalmente a fortalecer en Africa la educación (la base de cualquier sociedad, las generaciones que vienen serán el futuro de Africa), mejorar la sanidad, apoyar emprendedorxs africanxs, y empoderar a las mujeres jóvenes para que salgan adelante por ellas mismas. 

En la actualidad, en plena crisis de la COVID19, estás promoviendo que miremos al continente africano, a través de un vídeo y de una campaña de recaudación de fondos, cosa que rara vez están haciendo los medios generalistas, ¿crees que tiene que ver con que ahí, de momento, su incidencia está siendo menor o va más allá o con la poca información que, habitualmente, se da sobre el continente?

Por un lado, si hablamos de España, la mayoría de los medios de comunicación no suelen hablar de la situación política, económica y social de Africa. No interesa. 

Por otro lado, los países francófonos y anglófonos de los que fuimos colonia suelen hablar más de lo que sucede en Africa. En este caso en concreto, estos países no están prestando a Africa la suficiente atención, primero porque ellos mismos están devastados con la situación, y segundo, porque efectivamente no hay tantas muertes ni contagiados como en el resto del mundo, aunque creo que si los hubiera tampoco sería una noticia de primer orden. El ébola acabó con la vida de miles de personas y no se le dio la importancia debida. 

Respecto al crowdfunding que he creado para comprar material sanitario, lo veo totalmente necesario. No creo en la ayuda económica a Africa como medio para subsistir o crecer, pero en este caso es necesario. Efectivamente, en Africa no hay tantas muertes ni contagiados, pero tampoco sabemos con exactitud las muertes habidas por Coronavirus. Lo que sí es un hecho es que si la pandemia llegara a extenderse, las consecuencias sanitarias y económicas serían catastróficas. 


La tienda de Afroféminas



África tiene un sistema de salud bastante precario, faltan camas en los hospitales, equipos de cuidados intensivos, respiradores, material sanitario y médicos especialistas para enfrentar el virus. Países como República Centroafricana cuenta sólo con 3 respiradores para un país cuya población es aprox. de 5 millones de personas, Burkina Faso cuenta con 11 respiradores para 19 millones de personas, Somalia cuenta únicamente con 15 camas de UCI para 15 millones de personas, Malawi 25 camas para 17 millones, y así un largo etc..  Creo que esta realidad es más que suficiente para ayudar Africa. Nos necesitan.  

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que «el mejor consejo para África es prepararse para lo peor y prepararse para ello hoy». No tenemos que esperar a que haya  miles de muertos para empezar a actuar, hay que hacerlo ya. 

En el vídeo de la campaña citas una serie de especificidades que provocan que el confinamiento no sea posible en el continente, ¿cuáles son?

La idea que quiero transmitir en el vídeo es que pese a nuestra situación, nosotrxs sí podemos quedarnos en casa, nosotrxs si podemos lavarnos las manos, algo tan básico que ya ni valoramos, nosotrxs sí podemos comprar geles, nosotrxs sí podemos ir a hospitales y tener la seguridad de que nos van a tratar bien, nosotrxs sí tenemos ayudas si perdemos el trabajo, cuando digo “nosotrxs” me refiero a quienes  tenemos la suerte de haber nacido y crecido en Europa y estamos en situación regular. 

No puedo generalizar, pero en la mayoría de los países de Africa Subsahariana, no hay ayudas por desempleo, no hay subsidio, la mayoría de la población vive literalmente al día, por lo que estas personas deben seguir yendo a sus puestos de trabajo sin protección. 

La mayoría de los Gobiernos no han pedido a la población quedarse en casa porque ,sencillamente, no pueden asumir el coste, ni tampoco pueden obligar a familias que como he comentado viven al día quedarse en sus casas y morirse de hambre. Lo que sí han declarado algunos países es el toque de queda. Como dijo Gonzalo Fanjul, investigador y activista especializado en desarrollo, pobreza y migraciones, profesor del Máster en Migraciones y Cooperación al desarrollo en la Universidad Pontificia de Madrid “para África, la alternativa a morir de coronavirus es morir de hambre o malaria”. 

En ese mismo vídeo hablas de la totalidad del continente, sin embargo, entiendo que habrá zonas en la que el acceso al agua para poder tener una correcta higiene o la cantidad de médicos oscilará en función del país, ¿en qué lugares se está cebando más la pandemia y en dónde casi no se han enterado? ¿a qué se está debiendo esa disparidad?

Los países más perjudicados por coronavirus en Africa Subsahariana son Nigeria, Ghana, Camerún, Guinea, Senegal y Costa de Marfil.

El acceso al agua potable en esta región es casi inviable. Según las Naciones Unidas, el 63% de la población subsahariana no tiene acceso a agua potable. Podríamos hacer un listado enumerando los países con menos acceso pero no tendría mucha lógica puesto que en términos generales todos ellos sufren con esta situación. Al contrario que en Africa del Norte y Sudáfrica donde casi la totalidad de la población sí tiene acceso. 

Las condiciones en las que vive la mayoría de la población les hace más vulnerables, y que sea casi imposible cumplir las recomendaciones de la OMS. Lo que podría sustituir el lavado de manos con jabón, es el gel desinfectante pero la población tampoco tiene medios económicos para comprarlo. Entonces entramos en un círculo vicioso en el que ni de una ni de otra forma, los africanos pueden combatir el virus en el primer nivel.

Tú estás colaborando con una organización que opera en Camerún y una de las propuestas que se derivan del vídeo explicativo de la campaña que promueves es la fabricación de gel hidroalcohólico ahí, entiendo que es una forma de evitar la dependencia del Norte global y de abaratar costes…

Sí, entre otros motivos. Además de abaratar costes es una forma de ayudar, impulsar e incentivar el comercio local. Además de fabricar geles en Yaundé, tenemos intención de comprar ahí parte del material sanitario por los mismos motivos: impulsar e incentivar el comercio local y así ayudar a una retroalimentación. 

Además de Camerún, la Fundación también trabaja en Costa de Marfil, Chad, Burkina Faso, República Democrática del Congo, Etiopía y Benin. Con ellos me he centrado en Camerún, Costa de Marfil, RDC y por mi cuenta, Senegal.

¿Qué otras propuestas concretas hacéis en el vídeo?

Nuestro principal objetivo es comprar material sanitario (gel, guantes, mascarillas y, test), además de facilitar alimentos a las personas más vulnerables. Excepto las comidas, el material será distribuido desde los hospitales con los que colabora la Fundación. Esto no quiere decir que sólo facilitaremos material si vas a tratarte en ese hospital, sino que si necesitas alguno de esos materiales, deberás ir a recogerlo ahí.

En una entrevista de 2019, el economista, profesor y escritor senegalés Felwine Sarr decía que África estaría mejor sin dinero de fuera, ¿qué te parece su discurso y en qué lugar deja eso a la cooperación internacional y al propio concepto de “desarrollo”?

Estoy en casi todo de acuerdo con él. Creo que algunas ayudas en Africa sí son necesarias y que no todas las ayudas tienen que ser económicas. Lo que si tengo claro es que Africa no necesita de ayudas económicas como medio principal para crecer. No creo que exista un sólo país en el mundo que se haya desarrollado sobre la base de una ayuda por parte de países extranjeros. La cooperación es el acto de trabajar mutuamente para lograr un objetivo en común. No es ni mucho menos el caso. Lo que hay es una explotación sistemática de un continente por el resto del mundo. Además, cuando recibimos y aceptamos la ayuda, normalmente éstas vienen condicionadas y bajo unas normas que el país africano debe seguir y aceptar. Gracias a Dios, hay países como Ruanda o Ghana que han despertado y están rechazando ayudas internacionales, máxime si son condicionadas. El resultado es claramente visible, sobre todo en Ruanda. Lo que sí creo es que África necesita es el know-how. Una vez concedida la independencia, la mayoría de las potencias europeas en vez de enseñarnos y ayudarnos a dirigir el país, aprovecharon nuestros escasos conocimientos para imponer deudas ficticias y nuestra ignorancia para gestionar un país. Lo que realmente necesitamos es aprender a gestionar un país, y en esto Europa y América del Norte nos gana por goleada. 

Sin embargo, Africa ya está despertando. Necesitamos una Africa dirigida en su totalidad por nuestros líderes, sin influencia externa, sin que ningún país externo nos imponga sus normas y decisiones. Si tenemos que caer, que así sea, si tenemos que enmendar errores, enmendaremos, si tenemos que fracasar para volver a levantarnos, lo haremos, pero nosotros solos. Europa, Asia y América del Norte no se construyeron en un día. Estamos creciendo poco a poco. Las nuevas generaciones están despertando, cansados de tanta pobreza y del trato como inferiores. Las ganas de progresar es lo que nos da y nos dará fuerzas para seguir luchando. Creo plenamente en Africa y en su capacidad de autodeterminación.  

En el sector de desarrollo, no es raro encontrar a personas que no son blancas, de hecho, buena parte de quienes trabajan en el terreno no lo son, ¿crees que eso se visibiliza suficiente en las campañas de marketing y comunicación? 

El sector de la energía es muy amplio y abarca todo el mundo. Entiendo que dependiendo del área geográfica en el que estés trabajando encontrarás frecuentemente una raza u otra. En mi caso, trabajo para países del Africa Subsahariana, con lo cual es lógico que la mayoría de mis compañeros sean de ahí. Además, aunque la empresa en la que trabajo es española, tienen fuertes vínculos con Africa y abogan siempre por la contratación de africanos. De hecho, uno de los objetivos de la empresa es disminuir la expatriación y concentrarnos aún más en contratar perfiles africanos. No tiene sentido expatriar a españoles en Africa cuando hay africanos en el propio terreno que pueden desempeñar igual de bien el mismo trabajo. 

En cuanto a las campañas de marketing no estoy muy puesta en el tema. Lo que sí puedo decirte es que prefiero que no seamos usados en una campaña de marketing para ganarse el favor del “público”. En el tema que nos ocupa, no es lo mismo salir en una campaña de marketing porque en la empresa predominen personas de raza negra a salir en una campaña de marketing por el hecho de ser negra. 

¿Consideras que eso tiene consecuencias en la forma en la que se percibe a la gente afro en España?

Considero que gran parte de la población en España no está acostumbrada a relacionarse con personas africanas. Además, la mayoría no viajan a África, no leen, y lo que les llega de África debido a la ausencia de noticias en telediarios y periódicos son informaciones de entidades sin ánimo de lucro, donde aparece el típico niño famélico, esquelético, casi sin ropa y sin saber hablar. Entonces las personas se creen que África es la selva y eso me disgusta muchísimo. En el vídeo que hice evité a toda costa usar ese tipo de imágenes porque, aunque Africa sea un continente empobrecido tenemos dignidad, hay gente civilizada, educada, con ganas de progresar y con la rabia de no poder hacerlo porque ahí, por regla general, si naces pobre, mueres pobre.  Es un continente con mucha cultura, y con una increíble riqueza humana y artística.

En España, la gente se asombra cuando conocen a una persona de raza negra con idiomas y con licenciaturas. Viajas a otros países de Europa como Bélgica, Francia, Inglaterra o Suiza y encuentras muchas personas negras con estas características. Sin embargo, España no ha evolucionado en este aspecto, y muchos siguen creyendo que los niños en Africa van poco más y en taparrabos (perdonad la expresión).   

Primero, fueron las investigaciones surrealistas de científicos en Lombardía que decían que el coronavirus apenas afecta a la gente negra , cuando, por ejemplo, en EEUU, la población afroamericana está siendo la más afectada; ,  después, la barbaridad de la experimentación de las vacunas en África , ¿qué te han parecido las noticias que han ido saliendo desde que comenzó la COVID19 concernientes a la población africana y afrodescendiente?

Lo que pasó en Lombardía no ha podido ser explicado ni por los propios científicos. También, como dije, hay que tener en cuenta que los datos de los fallecidos contabilizados en Africa por el coronavirus no son reales y la población es muy joven.

En cuanto al número tan alto de afroamericanos fallecidos por coronavirus en EE. UU., creo que puede deberse a varios factores: 

El primero y más importante guarda relación con la clase social y la pobreza. En EE. UU hay un alto porcentaje de la población que es negra y pobre, y por ende, en un país en que la asistencia médica no es gratuita, las personas que sencillamente no pueden permitírselo, tienen más probabilidades a morir. De no ser una de las causas, creo que ya habrían muerto más de una celebridad afroamericana, que hay bastantes. 

En segundo lugar, asocio esta causa a que los afroamericanos están en peores condiciones de salud que otros sectores de la población. Los problemas de diabetes, enfermedades pulmonares y problemas cardiovasculares sobre todo, acechan EE.UU. desde años atrás. Tener una de estas enfermedades aumenta el riesgo de muerte por coronavirus. El informe de la prestigiosa organización Trust for America’s Health con sede en Washington, destacó que las personas con ingresos más bajos tienen más riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular o diabetes, y la comunidad negra tiene más probabilidades de vivir en vecindarios con pocas opciones de una alimentación saludable. De hecho, sitúan el porcentaje de obesidad de la comunidad afroamericana en torno al 46%.

En tercer lugar, los afroamericanos realizan trabajos más expuestos que las personas de raza blanca. Amitabh Chandra, director de investigaciones de políticas de salud en la Universidad de Harvard dijo que los afroamericanos estaban más expuestos al virus debido a 3 causas: la mayoría no tienen seguros de salud, tienen menos ingresos y por tanto menos ahorros, y son parte de una población que sigue trabajando en las calles durante la pandemia.

En este caso, en concreto, no es una condición genética lo que les hace más vulnerables ante el virus, sino una serie de factores sociales que les ponen en desventaja.  

Respecto a los comentarios que hicieron los médicos Jean-Paul Mira y Camille Locht sobre experimentar la vacuna en Africa, no tengo palabras para reflejar la estupidez de estas dos personas, aunque después pidieran perdón. El reflejo de que seguimos viviendo en una sociedad racista.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Como te he comentado quiero dedicar parte de mi tiempo ayudando a los más desfavorecidos, ayudándoles a tener una posibilidad de salir adelante con su propio trabajo y esfuerzo. Por ello, estoy creando una Asociación dirigida fundamentalmente a fortalecer en África la educación, mejorar la sanidad, apoyar emprendedores africanos, y empoderar a las mujeres jóvenes para que salgan adelante por ellas mismas. 

Además, junto a mi hermana hemos creado una marca de ropa que se llama Naïwesi. Es una marca de ropa atemporal para mujeres atrevidas y con personalidad. La verdad que siempre hemos sido muy auténticas vistiendo y no nos hemos dejado influenciar por los estándares de moda. El objetivo principal de esta marca es destinar parte de los beneficios a proyectos de desarrollo tanto de la Asociación como de otras entidades que tengan por objeto la misma finalidad que nosotras: ayudar a las personas a crecer con su esfuerzo y talento.

TITULAR: FUNDACIÓN RECOVER HOSPITALES PARA ÁFRICA

IBAN: ES3400494685082116269622

SWIFT: BSCHESMMXXX


Lucía Mbomío

Periodista, actualmente en “Aquí la Tierra” en TVE
Twitter @luciambomio 
Istagram: luciambomio


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!