Tú no me defines

Foto de Godisable Jacob de Pexels

Vivo en un país pluriétnico, Colombia, específicamente en la ciudad de Santiago de Cali, donde la mayor parte de las mujeres negras desconocen la historia de su ascendencia africana, situación que ha permitido que la sociedad y el Gobierno deshonre aquellas mujeres que han luchado y luchan contra la esclavitud, racismo, discriminación, sexismo, xenofobia, y misoginia. Esto ha logrado que se creen sofismas de nuestra identidad y capacidad de sobresalir a nivel intelectual.

Para comenzar me dispondré a contarles una anécdota: 

En una ocasión estaba compartiendo con dos amigos, a los cuales les pregunté por qué la mayoría de los hombres negros preferían a una mujer de tez blanca para una relación estable. La respuesta que obtuve fue que los estigmas sociales establecidos determinan que las mujeres de tez negra definen pobreza, falta de elegancia, clase, y estatus social. No les mentiré que en ese momento mi corazón se aceleró, produciendo en mí ira y tristeza porque no estaban equivocados al concluir que las mujeres negras estamos devaluadas socialmente. Pero lo que más me indignó es que nos intentan definir ignorando la historia de lucha constante de nuestras ascendientes que lograron sobrevivir, derrotar la esclavitud, y lograr el reconocimiento de cada uno de los derechos civiles y políticos que gozamos en la actualidad. 

Esta sociedad ha creído que el potencial de las mujeres negras se limita al deporte, baile, prostitución, arte, quehaceres domésticos, o cualquier otro tipo de actividad dirigida a servir o satisfacer las necedades de otra persona, creencia que solo ha logrado durante la historia que seamos subyugadas y agredidas por negarnos a aceptar de pleno el concepto ignorante que han establecido.

Mujer afro, te diré que ninguna persona que no reconozca a aquellas mujeres negras que han logrado cambiar la historia a nivel social y político con sus capacidades intelectuales, no es digno o digna ni siquiera de intentar determinar nuestro potencial ni tratar de definir quiénes somos; nunca te olvides que tu cuerpo está hecho de: tierra, que lleva la historia de sublevación contra la esclavitud; agua, la cual tiene marcada las lágrimas y persistencia de ser libres; fuego que te motiva a esforzarte a hacer lo mejor en cada uno de los espacios sociales; aire que lleva consigo el oxígeno que nos permite despertar cada día para cambiar la historia discriminatoria que nos rodea. Por ello, no permitas que te limiten, discriminen, ni que elaboren de ti un concepto yerro a la realidad. 

Si necesitas sentirte identificada te haré mención de las mujeres que en este mes me han motivado en amar aún más nuestra identidad histórica, encendieron en mí esa llama de rebelión contra el sistema heteropatriarcado que nos intenta oprimir, y de demostrar que también destacamos por nuestra intelectualidad. Las primeras a mencionar son mujeres Colombianas: Gloria Prado Pino, primera mujer afrolatina en graduarse de la Universidad de Harvad en el área de Salud; Samira Moreno, moderadora del Instituto de Investigación Ambiental en el Pacifico – I.A.P-; Angélica Mayolo, representante afro, y Secretaria de Desarrollo Económico; Raiza de la Hoz, directora del colectivo Mata e´ Pelo. Las segundas son mujeres afroamericanas: Alicia Walker, escritora afroamericana y feminista que recibió el premio Pulitzer por la novela El color púrpura; Ayanna Soyini Pressley, política estadounidense, representante de los Estados Unidos para el séptimo Congreso de Massachusetts; Mary Jackson, matemática e ingeniera aeroespacial estadounidense que trabajó en la NASA. 

Para concluir, ten presente que estamos en un tiempo de reivindicación de identidad para hacer respetar el esfuerzo de nuestras ascendientes mujeres negras, no permitas que te limiten y acuérdate…NADIE TE DEFINE.  


Karen Yiseth Hinestroza Narváez

Afrodescendiente, feminista, y abogada ; de nacionalidad Colombiana, residente en Santiago de Cali, Valle del Cauca.

Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.