La cuña, el palo y lo “azul” o por qué las personas negras reproducen en ocasiones la discriminación racial

0ff8109f773089ff2e06710f6055d6ea

Una publicación cubana publica un texto ameno. Su lectura me atrapa, hasta que un par de frases me frenan sin dejarme avanzar.

“Quien dice ser su madre a todas, es una negra casi azul con gruesas pasas y prominentes senos”.

Lo llevo y lo traigo. Rumio. Lo intento engullir. Se lo paso a un par de personas quienes usan con conciencia las gafas antirracistas y me confirman que es de pésimo gusto referirse así a una persona. Y lo es porque cuando en Cuba se usa ese epíteto se quiere reforzar que una persona es extremadamente negra y por lo general el contexto en que se hace tal afirmación es racista.

Del otro lado surgen argumentos que defienden el uso de tales términos: que si el estilo literario, que si los gajes del oficio, que si el autor es “mulato”…

No obstante, no me queda duda de que el entrecomillado hace uso de términos harto racistas. Lo sé por mi propia piel que es “azul”.

Que el autor del texto donde se usa la frase sea “mulato” lo único que me confirma es que todas las personas hemos crecido en sociedades racistas y las negras y negros también. En mi opinión, no habría que juzgar de peor la cuña del mismo palo, no tenemos por qué medir entonces con otra vara, solo tendríamos que intentar que se de cuenta que él o ella es cuña y es palo a la vez y de esta manera crecerá su conciencia racial.

Por otra parte, me gustaría recordar que las herramientas del amo no nos ayudarán jamás a desarmar su propia casa, a menos que las usemos a nuestro antojo.

Lo anterior justifica que, por ejemplo, mi bitácora personal se llame “Negra cubana tenía que ser”, pues parto de la creencia racista de que de las personas negras siempre tenemos algo malo que esperar para decir entonces: Soy negra y qué o precisamente por ser negra es que digo esto.

De esta manera, si se van a usar este tipo de frases, luego de entrecomillarlas habría que sugerir, estimular, plantear su crítica. No basta con reproducirlas.

 

Sandra Abd´Allah-Álvarez Ramírez

 

Sandra Abd´Allah-Álvarez Ramírez

Periodista cubana, es editora del blog Negra Cubana Tenía que ser

Licenciada en Psicología por la Universidad de La Habana y Máster en Estudios de Género. Diplomada en Género y Comunicación por el Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Colabora además de con Afroféminas con Pikara Magazine, Global Voices, El Toque y Hablemos de sexo y amor.

Nació en La Habana y reside en Hannover (Alemania)

 

Un comentario

  1. Lo peor es que no se dan cuenta del flaco favor que nos hacen a los demás. No puedo ni contar la veces que un blanco ha justificado usar la palabra “moro” (aunque nunca saben si se refieren a musulmanes o a magrebís o a magrabís musulmanes) porque tienen un amigo marroquí que se autodenomina “moro” entre risas (aunque creo más bien que es para hacerse un hueco en la socidad racista en que vive o se la apropia para evitar que le duela).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s