Mis dudas con la afroespañolidad

Foto resultado de una performance del artista cubano Manuel Mendive durante la 11 Bienal de la Habana.

Cierta vez mi hermano, un hombre negro, latinoamericano y que reside en Miami se animó a asistir a un concierto de Lionel Richie. No sé cuál fue el impacto que tuvo este cantante en España, pero allá, de dónde yo vengo, junto a Earth, Wind & Fire y otros más, eran como dioses.

Ir a un concierto de ellos supongo que era muy similar a lo que sentí cuando vi un Picasso por primera vez en El Prado. Toda la vida mirando las imágenes en libros, creciendo con ellas, pero sin poder verlo de verdad.

Y así fue. Cada canción para mi hermano significó recuerdos, emociones, nuestra niñez, un trozo de vida que no volverá. Había mucha gente, como es natural. Le acompañaron algunos amigos,  nostálgicos como él.  Hablaban en castellano y fue así como se descubrieron.

Earth, Wind & Fire

Algunos de los negros que disfrutaban como ellos, al escucharles les preguntaban extrañados que qué hacían allí, ¿de dónde conocían a Lionel Richie? Y obviamente aunque nada de estas cosas importaban mucho, ya no era igual, ellos no eran americanos de nacimiento y la situación planteaba la absurda paradoja que siendo tan lejanos, ¿cómo iban a tener algo en común? ¿Cómo si nací en “América”, voy a tener algo que me una con otros negros que nacieron nada más y nada menos que en el Tercer Mundo, donde parece que los estudios son menos y  los conocimientos también? Dónde las titulaciones parecen que se regalan y  la gente se expresa tan mal porque no lo hace como yo.

Gústenos o no es una realidad:  una parte de la comunidad afroamericana no considera como igual a un negro de origen latino. Precisamente hablamos aquí de la película “Negrita”, un trabajo audiovisual  realizado por chicas negras “afrohispanas” y que denunciaba esta situación.

Lo siguiente es una experiencia personal. Asistí a una celebración dónde la mayoría eran africanos. Y para mi sorpresa no me consideraban parte de su “tribu”. Yo no era africana y se me hizo saber muy bien. A pesar de que me acerqué porque compartíamos espacio, celebración, nunca encontré una puerta abierta. Decididamente para ellos yo no era una igual.

¿Clasismo? ¿Pues quién sabe? ¿Racismo? Tampoco lo sé. Eso sí, la sensación era idéntica. Es triste que reproduzcamos exactamente lo mismo que tanto criticamos. No sé si está demostrado, pero lo cierto es que las personas que más han sufrido el racismo, terminan siendo más racistas. ¿Y dónde he visto los primeros síntomas en España? Cuando oyes en boca de negros y negras nacidos en España cosas como “yo me crié diferente, con cariño en casa, bla, bla, bla” o la absurda manía esta que si no naces en África no se logra entender por qué hablas de negros.  Me pregunto si esto irá increcendo cuando surja una clase media negra española. La historia suele repetirse y desgraciadamente ya no tengo dudas.

Autora: Antoinette Torres Soler.

Directora de Afroféminas

Más de Antoinette

9 comentarios en “Mis dudas con la afroespañolidad

  1. Se de lo que hablas. He vivido eso entre amigos Afrolatinos y mi expareja Africana. Ese “racismo”, no se si debería llamarse así porque no se refiere a la raza, ni al color de piel, sino al lugar de origen…. A eso, bajo mi punto de vista se le llama incultura

  2. Pues yo he tenido la misma experiencia, entristece ver como la acepción en la comunidad negra es el pan nuestro de cada día, de esta manera se hace más difícil lograr que la tolerancia y la aceptación de que todos somos una sola raza (humana) llegue a ser un hecho. Tan solo este fin de semana viví una vez más en carne propia el hecho, al compartir la mesa con una chica negra mixta (pues el término mulata para mi esta en desuso desde que tuve conocimiento de su verdadero significado) que en el momento en el que uno de los comensales hizo referencia a un comentario en el que se refería a nosotras (en terminos de color), la chica hizo hincapié en que ella era mixta, por lo cual entre ella y yo había una diferencia, a mi la verdad su observación me hizo deducir su baja autoestima y el gran rechazo que siente a sus genes negros.

    Ya han sido tantos los episodios y comentarios de africanos-as que me excluyen haciendo referencia a que los afrolatinoamericanos no nos sentimos orgullosos de nuestra herencia o de nuestra identidad, que he dejado todo este rollo a un lado, situandome a favor de los que cada día tratamos de hacer algo para que la barrera discriminación en todo su sentido sea derribada, ponerme en la postura de rechazo por aquellos que buscan diferencias en vez de igualdad no está en mi sentir

    Considero que la discriminación es un mal que aqueja a la humanidad y cuyas raíces son tan profundas, complicadas que si escrutamos sus orígenes veremos que aqueja a todos sin distinción de etnia, pues han sido muchos los incidentes a traves de la historia en los cuales la acepción ha estado presente aún entre individuos que comparten las mismas afinidades raciales; pero que han sido capaces de hacer genocidios fundados el odio producto de la intolerancia por creencias absurdas.

    Esto no quiere decir que yo acepto el hecho como tal, pues como lo he mencionado soy de las que cree que estamos en vías de la conscientización ya que medios como están contribuyendo a la educación y la divulgación de mensajes que nos lleve a la reflexión sobre nuestra conducta ante el tema, de forma tal que vamos logrando un avance.

  3. De marido senegalés, hija burkinabé yo, blanca de piel, confirmo lo dicho por la autora.
    A mi hija sus primos de Senegal criados en España, le tratan peor” que a sus primos hijos de negro y blanca, ella es igual de negra que ellos pese a su madre blanca y no le pasan ni una. Mi hija es igual de negra pero vive como una blanca y no les gusta. A mí como madre me queda mucho por vivir y por aprender, como esposa de negro africano también.

  4. En Cuba, mi lugar de origen,con tanta mezcla de razas,este tema es realmente complejo gracias a la sociedad y a lis que cultivan el constante “Divide y vencerás” y es que se ha ridiculazo de tal manera la superioridad de los blancos y de los supuestamente se encuentran más cercano-segun ellos-los mulatos,mestizos,”javao”,que todavía no se el origen étnico, en fin,para separar a nosotros los negros que es asqueroso y descomunalmente injustificado.Lo triste es que no son mejores profesionales, ni son mejores personas,pero la semilla de la frustración esta sembrada porque desgraciadamente no logren indentificarse ni con unos, ni con otros y al final,ni con ellos mismos.Pero es una realidad al final los que nos aceptamos tal y cual somos , vivimos mas feliz.

  5. Desgraciadamente, Antoinette, es así como lo describes en tu artículo. Por eso, el primer trabajo a hacer es concienciar a los negros de nuestra propia identidad, y de nuestra valía, y de la valía de cada persona. Es un trabajo, tal vez, que nos coja toda la vida. Pero veo con esperanza que no te desanimas, y no pierdes tus raíces

  6. Hola Antoinette ,soy María una chica de 23 años y negra nacida en Guinea Ecuatorial. En primer lugar quería felicitarte, desde que una vecina compartió tu publicación (tiene una niña negra adoptada) me he quedado enganchada y con ganas de leer experiéncias que suelen ocurrirnos. En segundo lugar éste último relato me ha hecho recordar lo que me ocurría hasta hace poco y realmemente me siento mal y no era capaz de reconocerlo. Hace 16 años que me adoptaron unos padres y una familia blanca. Debido a la falta de contacto con personas de mi mismo color,cada vez que veía a un@ sentía rechazo fuera. Al contrario que yo,mis padres se dieron cuenta y yo no quería reconocerlo porque me sentía contradictória conmigo misma. El rechazo hasta día de hoy no sé a que se debe/debía. Pero poco a poco voy tratando de acercarme a personas de mi mismo color. Es algo dificil debido a que en mi entorno diario no hay famílias de mi color. La única persona con la cúal estoy teniendo relación es una niña de 5 años que va al mismo colegio que mis sobrinos y la miro y me veo en ella un claro ejemplo. Y esque a ella le pasará lo mismo que a mí..apenas tendrá contacto con personas de su mismo color y eso se quiera o no se nota y luego cuesta hacerse. Ya que si no son adootadas..hay ciertas costumbres o muchos aspectos en los cúales son distintos a ti. Con ello no quiero faltarle el respecto a nadie ni quiero que nadie se ofenda,simplemente es lo que a mi me ocurre y por fín he encontrsdo un espacio en el cual expresar lo que siento,ya que hay muchas otras personas que puedan que se sientan como yo o me aconsejen o etc etc.. Un cordial saludo.

  7. En mi caso por circunstancias de la vida (soy española de madre blanca y padre negro) he sido creada en un ambiente totalmente blanco hasta los 15 años ya que no había la inmigración de ahora y nunca he recibido ningún tipo de discriminación por parte de los blancos, imagino porque no me veían africana, y si miradas de recelo por parte de afro latinas con piel más oscura.
    Siempre me he enorgullecido de los logros por por parte de los afros (llore cuando Obama gano) sin importarme sus orígenes porque para mi primaba su etnia y me indigno con las guerras y genocidios se que comenten en muchos países africanos aunque no tengo ningún lazo con mi parte africana. Tengo amigas africanas que me dicen que soy blanca en un cuerpo mestizo.

  8. Buenas tardes a todos soy joven negro de 23 años de Guinea Ecuatorial llevo viviendo en la republica dominicana durante 3 años y medio. Decirles que la mayoria de la población es mulata, o sea,negra pero una gran parte del pais inclusive los negros de piel oscura(cafe) no se identifican como tales y varias veces discriminan a sus prójimos por ser negros (moreno).
    He pasado por diferentes etapas desde la duda de si ser negro era malo?,hasta tratar con indiferencia a gente de mi propia raza por ser de mi raza , pero despues de tantos analisis entre compañeros con respecto a los males que padece la sociedad negra llegamos a la conclusion que el problema es externo y que somos igual de divinos e importantes como cualquier otra raza.
    ahora estoy en la constante batalla de la aceptacion e integracion con mis semejantes independientemente de los ataques raciales de nuestros iguales en color asi como de otras razas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s