fbpx
domingo, julio 14

Detenido en Valladolid un falso empresario que explotaba a trabajadores extranjeros


La Policía Nacional ha detenido a un varón como presunto autor de un delito contra la trata de seres humanos con fines de explotación laboral y un delito contra los derechos de los trabajadores. Tras ser puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente, ésta decretó el ingreso en prisión.

Fue en enero cuando empezó la operación policial. Cinco meses de investigación que han terminado con la detención de un ciudadano español que se hacía pasar por empresario de la construcción y reformas, captando a sus clientes a través de carteles y panfletos publicitarios en los que ofrecía atractivos descuentos.

El individuo entregaba presupuestos manuscritos tras ser contactado por clientes que acudían atraídos por los precios ofertados, a los que cobraba grandes cantidades de dinero a través de transferencias o en efectivo en concepto de “adelanto de obra”. Las obras las llevaban a cabo ciudadanos extranjeros en situacion irregular que habían sido captados por el detenido en el albergue municipal.

¿Cómo actuaba el falso empresario?

Los trabajadores no tenían formación ni conocimientos en la construcción pero como consecuencia de su situación de precariedad económica se veían abocados a aceptar la oferta laboral del detenido asumiendo las condiciones laborales abusivas impuestas por el falso empresario con el fin de poder subsistir y ayudar a sus familias.



No tenían contrato laboral ni alta en la Seguridad Social, llegaron a realizar jornadas de entre 10 y 13 horas diarias de lunes a domingo, sin derecho a descanso ni horas libres.

El estafador se quedaba con el dinero adelantado por el cliente y no adquiría material alguno ni abonaba el salario a los trabajadores, por lo que las obras resultaban inacabadas, generando grandes desperfectos y daños en las viviendas a reformar.

Ante las quejas y reclamaciones de sus clientes esgrimía vagas excusas hasta lograr cortar la comunicación con ellos, del mismo modo trataba de evitar las posibles denuncias de sus “trabajadores” en situación irregular bajo amenazas de ser él quién les iba a denunciar a las Autoridades por encontrarse en situación administrativa irregular.

Este modus operandi es utilizado por el detenido desde hace años, tratando inicialmente de constituirse como empresa individual y llegando a ser titular de diversas Sociedades Limitadas en varios sectores, si bien mantiene una deuda con la Seguridad Social de más de 300.000 euros por lo que también se le atribuye la comisión de un delito contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social. AGENCIAS


Si has sufrido racismo, o conoces alguien que lo haya sufrido, contáctanos. Podemos ayudaros a denunciar.


Descubre más desde Afroféminas

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde Afroféminas

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo