fbpx
miércoles, junio 12

El poder de la representación: El legado de ‘The Proud Family’ y la diversidad en la animación


La animación, como medio de expresión, posee un poderoso alcance que moldea la  percepción e identidad de las personas, especialmente de los niños. Sin embargo, la  representación de personas negras en dibujos animados ha sido históricamente limitada y  repleta de estereotipos. Esta falta de diversidad plantea desafíos significativos en términos  de equidad y representación cultural, dado que, a lo largo de décadas, la mayoría de los  personajes en películas y series animadas han sido blancos, reflejando un sesgo cultural  arraigado en la industria de la animación y el entretenimiento. Esta ausencia de  representación negra puede tener un impacto adverso en la autoestima y la identidad de los  niños negros, quienes pueden sentirse excluidos o marginados en la narrativa cultural  predominante. Además, la representación estereotipada puede perpetuar prejuicios y  concepciones erróneas sobre las personas negras, reforzando pensamientos discriminatorios. 

La inclusión de una amplia variedad de personajes negros en dibujos animados no solo es  crucial para reflejar la diversidad del mundo real, sino también para fomentar la empatía, la  comprensión y la aceptación entre personas de diferentes orígenes. La representación  positiva y auténtica puede potenciar a los niños negros al brindarles modelos a seguir y una  sensación de pertenencia en la sociedad. Por lo tanto, es fundamental que los creadores de  contenido diversifiquen sus equipos y amplíen su perspectiva para incluir una variedad de  voces y experiencias. Además, es imperativo invertir en la creación de personajes negros  complejos y multifacéticos que desafíen los estereotipos y celebren la diversidad en todas sus  formas. 



En la actualidad, podemos encontrar series animadas donde los protagonistas son niños  negros, lo que promueve la representación y transmite un fuerte mensaje a los jóvenes  espectadores sobre su identidad y valía. Aunque queda trabajo por crear contenido  audiovisual que refleje la diversidad de la diáspora afro, los niños pueden disfrutar de series  como Doctora Juguetes y El mundo de Craig, donde los protagonistas negros se presentan de  manera auténtica y libre de estereotipos. 

Sin embargo, como en todos los ámbitos, todo tiene un inicio, y en este caso nos enfocaremos  en The Proud Family, una de las primeras series de animación con personajes negros en el  centro de la trama en la historia de Disney. 

The Proud Family es una serie de televisión animada que se estrenó el 15 de septiembre de 2001.  Conocida como Los Proud en España y La familia Proud en Latinoamérica, fue pionera al  presentar a una familia afroamericana como protagonista de una sitcom animada.



El título familiar, «Proud«, refleja el orgullo de la familia por su identidad afrodescendiente. A  lo largo de la serie animada, se presentan de manera natural y aceptada las experiencias  cotidianas desde una perspectiva racial, impregnadas con el humor característico de las  comedias de situación. Este término, «Proud«, que significa «orgullo» en inglés, no solo es un  apellido, sino que simboliza el mensaje que Disney quería transmitir a su audiencia infantil:  ser negro es motivo de orgullo.  

Tras años de estereotipos y burlas, los niños negros finalmente encontraron una  representación de sí mismos en la serie; de su cabello, tono de piel y tradiciones culturales,  que hasta entonces habían sido pasadas por alto. 

La serie «The Proud Family» se esforzó por representar vidas afroamericanas evitando los  estereotipos, y su éxito allanó el camino para otras animaciones centradas en personajes  negros, como The Jackson 5, una serie animada que narra la carrera del grupo musical  Jackson 5, una banda de pop estadounidense integrada por miembros de la familia Jackson. 

Después del lanzamiento de «Los Proud» y su contribución para incluir personajes  afroamericanos en series animadas, comenzaron a aparecer personas negras en anuncios y  productos en Estados Unidos. Sin embargo, el verdadero impacto de «Los Proud» radica en  cómo abordó la cuestión racial dentro del subgénero de la sitcom familiar, el cual  históricamente tendía a perpetuar modelos de familia específicos, mientras invisibilizaba  otros. Su creador, Bruce Smith, cuestionó por qué la comedia cotidiana no podía representar  también a una familia negra, debido a que, hasta el momento, las representaciones de  familias negras en series solían situarlas en entornos urbanos marginados, con niños jugando  al baloncesto o haciendo música, lo que fomentaba estereotipos sobre las habilidades  atléticas y musicales de las personas negras. Este enfoque estereotipado sugería que todos  los miembros de la comunidad afroamericana sobresalían en deportes como el baloncesto y  en géneros musicales como el soul, lo cual era una representación limitada y poco precisa de  la diversidad dentro de esta comunidad. 

La serie animada abordó varios aspectos de la cultura negra, desde la historia de la lucha por  los derechos civiles en Estados Unidos hasta la celebración de la festividad afroamericana de  Kwanzaa, que se lleva a cabo del 26 de diciembre al 1 de enero. Además, contó con la  participación de figuras afroamericanas destacadas como Beyoncé y Solange Knowles,  quienes interpretaron la canción principal de la serie. Sin embargo, a pesar de que la situación ha mejorado considerablemente desde la creación  de «Los Proud» por Bruce Smith, aún queda mucho por hacer. En 2022, Disney lanzó una  versión actualizada de la serie titulada «Los Proud: más ruidosos y orgullosos», donde la  familia continúa defendiendo sus derechos y celebrando sus tradiciones y orgullo como  familia negra.


Yovanna Blasco López

Nacida en La República Dominicana. Escritora, activista y luchadora por los derechos humanos. Estudiante de Traducción y Mediación Interlinguisitica.

Instagram: @_melaninwoman_

Email: yovibl@outlook.es Interesada en la igualdad de los derechos humanos y comprometida con la concienciación sobre las personas negras, el racismo y la cultura afro.


Deja un comentario