Si quieres abortar te lo tienes que pagar


En 2022 se practicaron en España 98.136 interrupciones voluntarias del embarazo (IVE), un 9 % más que en 2021, de las que solo el 17 % se realizaron en centros públicos y la práctica totalidad fue por decisión única de la mujer sin tener que ser informada por ningún facultativo.

Son los datos de Registro Estatal de Interrupciones Voluntarias del Embarazo que ha publicado este jueves el Ministerio de Sanidad, que sitúa la tasa de IVE en 2022 en 11,68 por cada 1.000 mujeres entre 15 y 44 años, frente a las 10,70 de 2021. Es la cifra más alta desde 2013, cuando alcanzó 11,74.

No obstante, según indica la Dirección General de Salud Pública, el número “es acorde con las fluctuaciones de las tasas entre el 10 y el 12 por mil de los últimos años, y una vez terminada la pandemia se ajustan a los parámetros de la última década”.

El 17 % de los abortos en 2022 se realizó en centros públicos

Los 98.316 abortos se realizaron en 222 centros autorizados: el 82,7 % de ellos eran derivados (concertados o no) y solo el 17,02 % eran públicos.

Cuatro comunidades -Cantabria, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia- no practicaron ninguna IVE en centros públicos.

Por edades, los abortos aumentaron en todas las franjas de edad, especialmente en la de 20 a 24 (cuya tasa se ha incrementado de 16,09 a 18,32) y de 25 a 29 (15,54 en 2021 a 17,1 en 2022). Las menores de 20 años representaron el 10,61 % del total.



Cuatro de cada diez, el 41,28 %, declararon no usar ningún método anticonceptivo y casi tres de cada cuatro, el 73,04 %, interrumpieron su embarazo antes de la octava semana de gestación; mientras que el otro 21,9 % se produjo entre las ocho y las 14 semanas.

Así, destaca Sanidad, el 94,94 % de las IVE tuvieron lugar sin tener que ser informadas por ningún facultativo, con la única decisión de la mujer.

El 67 % no había abortado antes

Respecto a los motivos, en el 91,2 % de los casos fue a petición propia (89.697), en el 5,66 % por grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada (5.565) y en el 2,79 % (2.748) por el de graves anomalías en el feto.

El 66,52 % (65.402) de las mujeres que decidieron poner fin a su embarazo en 2022 no había abortado anteriormente, el 22,24 % (21.871) ya lo había hecho una vez y el 7,02 %, en dos ocasiones (6.972).

Del total, la mitad no tenía ningún hijo y el 23,5 % tenía ya uno; casi un tercio (el 32 %, es decir, 31,432 mujeres) convivía con su pareja y, atendiendo al nivel de estudios, el 19 % tenía título universitario y el 35 % el de bachillerato o FP y el 31,41 %, el de la ESO.

Más de la mitad de las mujeres (el 57,32 %) eran trabajadoras por cuenta ajena, un 17,8 % no tenían empleo y el 12,67 % estaba estudiando.

EFE


Deja un comentario