¿A quién le importa la salud mental de los migrantes sin papeles?


Los migrantes sin papeles soportan desafíos de salud mental específicos como resultado de las barreras que enfrentan todos los días al vivir en nuestras sociedades.

Es importante conocer las causas de sus problemas de salud mental, los tipos de desafíos de salud mental que enfrentan y las formas de ayudar a mejorar su bienestar mental.

Cuando hablamos de migrantes sin papeles nos referimos a los extranjeros que han dejado su país de origen y han llegado de manera irregular. Los migrantes indocumentados (sin papeles) o irregulares son personas que no cumplen con los requisitos fijados por los estados para la entrada, la estancia o el ejercicio de una actividad económica.

Organizaciones que trabajan con migrantes estiman que unas 500.000 personas extranjeras residen en España en situación irregular, aunque no existen cifras oficiales.

Las penosas condiciones del viaje y el posterior establecimiento de su residencia en el estado español implica numerosos desafíos que pueden amenazar la salud mental de estas personas. Además, debido a las barreras estructurales y otros factores, la inmensa mayoría jamás recibirán ayuda o tratamiento adecuado.

La retórica antiinmigrante es la norma dentro de la administración. Con demasiada frecuencia los inmigrantes indocumentados son vistos y tratados como criminales. En consecuencia, muchos soportan un estrés mental constante por temor a la deportación. Todo esto, sin duda, ha pasado factura a su salud mental.

Factores que afectan la salud mental de los sin papeles

Según la terapeuta Arlin Cuncic los migrantes indocumentados se enfrentan a una serie de problemas específicos que pueden hacerlos susceptibles a problemas de salud mental. Arlin hizo una lista de los factores externos e internos más comunes que pueden provocar o empeorar los problemas de salud mental, especialmente para aquellos con vulnerabilidades preexistentes:

Factores externos

  • Acoso: muchos enfrentan discriminación en el lugar de trabajo y en la escuela.
  • Barreras del idioma: esto afecta su capacidad para hablar con médicos, maestros y otros profesionales.
  • Falta de acceso a la atención médica: sin beneficios o documentación, la mayoría no puede buscar ningún tipo de atención médica .
  • Falta de educación sobre salud mental: muchos crecen en un país donde la salud mental o no existe o es un estigma. En consecuencia, la salud mental no se discute o se descarta (p. ej., se puede ofrecer la oración como alternativa). Los hombres, especialmente, están menos inclinados a buscar ayuda.
  • Trabajar en trabajos mal pagados: estos trabajos a menudo tienen condiciones de trabajo inseguras y trabajo manual duro.
  • Trauma pasado antes de la migración: algunos migrantes están escapando de la violencia, la guerra y la opresión en sus países de origen
  • Incapacidad para experimentar los hitos típicos de la vida: los migrantes indocumentados no pueden obtener una licencia de conducir ni ir a la universidad.
  • Pobreza: muchos migrantes están empobrecidos y tienen que trabajar en varios trabajos para llegar a fin de mes .
  • Separación familiar: es típico que algunos miembros de la familia migren mientras que otros tienen que quedarse atrás .

Factores internos

  • Vivir con miedo constante: Los migrantes indocumentados temen ser deportados regularmente, incluso cuando hacen cosas rutinarias como ir de compras o ir al trabajo. Además, las personas temen que se avergüencen si admiten que necesitan ayuda.
  • Sentirse aislado: algunos padres pueden sentir que están perdiendo a sus hijos si deciden formar parte de la comunidad receptora.
  • Pérdida de identidad: no es raro que los migrantes indocumentados sientan que no encajan en ninguna comunidad.
  • Sentimientos de desconfianza: los migrantes indocumentados no confían en los médicos, terapeutas y otros profesionales.
  • Estrés: el choque cultural, la pobreza, el acoso, el aislamiento y la presión para apoyar a los miembros de la familia contribuyen al estrés extremo.

Teniendo en cuenta los problemas que enfrentan los migrantes sin papeles con respecto a su salud mental y bienestar, los avances deben producirse a través de acciones individuales y a nivel de políticas.


Sawabona, palabra que proviene del África del sur, significa “Yo te respeto, yo te valoro, eres importante para mí”. Si te gusta nuestro contenido con cada donación Ko-Fi nos estás diciendo SAWABONA.

Este medio RESISTE gracias a vuestras contribuciones.


El acceso a la atención es un problema importante que impide la salud mental de los migrantes sin papeles. Como resultado, debe haber un sistema y una respuesta a nivel de la política para garantizar la igualdad de acceso a los programas de apoyo para estas personas.

Las barreras del idioma crean un obstáculo para que estas personas accedan a la atención. Incluso si pueden acceder a la atención de la salud mental, su capacidad para expresarse en otro idioma que no sea el suyo, puede ser limitada.

Dado que la naturaleza de la mayoría de las terapias psicológicas se basa en la conversación, esto es un problema grave. Las soluciones deberían incluir la formación de terapeutas que hablen su idioma nativo o la oferta de traductores o intérpretes.

Una salud mental culturalmente sensible

Teniendo en cuenta todo lo anterior lo más importante para curar los problemas de salud mental de los migrantes sin papeles es la promoción de una atención de salud mental culturalmente sensible.

Par llegar a esto los terapeutas deben ser conscientes de los desafíos específicos que enfrentan los estas personas y deben estar dispuestos a incorporar ese conocimiento en la atención que brindan. De lo contrario, puede darse el caso de que estos pacientes pasen gran parte de la terapia tratando de hacer entender al terapeuta su situación específica o los desafíos que han tenido que soportar en su periplo.

En su mayoría los migrantes sin papeles llegan al país en un estado de angustia, que además se ve agravado por los obstáculos que enfrentan en su día a día. Tengamos en cuenta que estas pèrsonas normalmente tienen problemas diarios de supervivencia económica o simplemente tengamos el terror que sufren simplemente por ser detenidos y deportados. Por otro lado seguramente hayan enfrentado eventos traumáticos antes de llegar a su destino, como violencia y persecución.

Comprender sus síntomas de salud mental en el contexto de su situación más amplia será fundamental para descubrir las diferencias entre los trastornos de salud mental subyacentes y los síntomas inducidos por el estrés.

Qué podemos hacer

Para proteger la salud mental de los migrantes indocumentados, se deben realizar cambios legales y de políticas. Esto incluye la regularización para facilitar el acceso a la ciudadanía y evitar que los sin papeles vivan sin miedo a ser deportados. También se hacen necesarios programas para eliminar las barreras para acceder a la atención de la salud mental, así como apoyos a nivel comunitario para darles conexiones sociales.

Por otro lado para que estas personas tengan acceso a la atención de la salud mental, deben ser conscientes de que existe en primer lugar. También deben ser conscientes de los problemas de salud mental a través de la educación.

Los problemas de salud mental que enfrentan los migrantes indocumentados pueden variar desde el estrés causado por su conjunto específico de circunstancias hasta enfermedades mentales diagnosticables. Más allá del problema individual de salud mental que cada uno aborde, es fundamental para nuestra sociedad que este grupo vulnerable reciba más atención y apoyo.

No atender debidamente a estas personas es una irresponsabilidad criminal por parte de un estado que ya los criminaliza y les quita su humanidad.

Afroféminas



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.