Ubuntu: “Yo soy porque nosotros somos”

El Ubuntu es un modo de vida, una filosofía basada en los principios básicos de la lealtad, la humildad, la empatía y el respeto. Estos conceptos toman sentido completo y dan forma a la mentalidad y los ritmos sociales de Sudáfrica. Dicha actitud mental parte del “umuntu, ngumuntu, ngabantu”, un dicho popular que se traduce como “una persona es una persona a causa de los demás”. Diversos autores y antropólogos definen esta filosofía como una invitación a abandonar el individualismo característico de la sociedad moderna para resguardarse en el consuelo y los beneficios de formar parte de un conjunto.

¿Cómo puede uno de nosotros ser feliz si el resto está triste?. En un pequeño pueblo del sur de África, un antropólogo que buscaba comprender su estilo de vida le propuso un juego a un grupo de niños que pasaba por ahí. Ante la atenta mirada de los jóvenes colocó una cesta llena de frutas en el suelo y les explicó en qué consistía. “El primero en llegar a la canasta será el vencedor y podrá comerse toda la fruta que esta contiene”, dijo el hombre. Al dar el pistoletazo de salida ocurrió algo que ella no esperaba. En lugar de salir corriendo, los niños se dieron la mano y avanzaron juntos. Incrédulo asistió como aquellos chicos se sentaron alrededor de la cesta y juntos comenzaron a disfrutar de su recompensa.

La respuesta a esta reacción se encuentra en el Ubuntu, un estilo de vida que hace hincapié en la interconexión nata de los individuos. Este término fue acuñado por la activista liberiana Leymah Gbowee, no obstante, quien dio a conocer esta filosofía fue el líder emblemático de la lucha contra el Apartheid Nelson Mandela. En una entrevista para Tim Modise y ante la pregunta “¿Qué es el Ubuntu?” este respondió: “En los viejos tiempos cuando la gente recorría el país, al parar en los pueblos no hacía falta que preguntaran por comida o agua. Cuando los veían, la gente les daba comida y agua”. Este pequeño gesto es uno de los muchos aspectos que abarca este concepto lleno de significado. Ese es el espíritu de Ubuntu.




Tal y como desarrolla Nelson Mandela, nuestro valor como individuo está en hacer algo que permita que el resto de la comunidad mejore. ¿Qué puedo hacer para ayudar al otro? Como personas libres cada uno tiene la capacidad de elegir si quiere comprometerse con el bien común, o por el contrario, prefiere aislarse en el bien individual. Hay que tener presente que el beneficio de la comunidad enriquece a cada individuo y genera un entorno de paz donde todos conviven en armonía. Sin embargo, cuando el espíritu del “humano enfermo y narcisista” prima su beneficio individual, el bien del conjunto queda en segundo plano y el resto del entramado social se ve afectado.

La visión de Mungi Ngomane

Mungi Ngomane

En palabras de Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz y figura reconocible de la lucha contra el Apartheid: “Una persona con ubuntu es abierta y está disponible para los demás. Los respalda. No se siente amenazado cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está seguro de sí mismo y sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos”. Su discurso y mentalidad fueron claves en el desarrollo personal de su nieta, Mungi Ngomane. Ambos comparten el orgullo, el entusiasmo y la pasión por el Ubuntu, un punto de vista único que une a personas de todos los orígenes y que nos demuestra que somos uno.

Mungi Ngomane, ferviente defensora de los derechos humanos, creció en la colisión de dos culturas muy diferentes: la de Estados Unidos y la de Sudáfrica. Desde una edad muy temprana el Ubuntu estuvo presente en muchos aspectos de su vida y educación, no obstante, ella misma afirma que nunca se sintió obligada a seguir los pasos de su antepasado. Su abuelo fue una gran fuente de inspiración y sabiduría, pero la esperanza de una vida humana en armonía, justicia y dignidad ya estaba escrita en su destino, uno que ella había elegido.

En su obra Ubuntu. Lecciones de la sabiduría africana para vivir mejor realiza una reflexión y compara esta filosofía con la mentalidad occidental. A lo largo de la lectura y a través de 14 lecciones, la autora nos induce a la introspección y nos reta a dar un giro a nuestra forma de pensar y entender a los demás. Partiendo de un pensamiento individual nos invita a mirar lo que nos rodea de forma positiva, sin compararnos ni competir. De esta forma empezaremos a comprender cuán conectados estamos con nuestro entorno y con la vida de quienes nos rodean.

Judit Martín


Una respuesta a “Ubuntu: “Yo soy porque nosotros somos””

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.