El libro que te cuenta por qué no puedes tocarme el pelo

El por qué una asociación dedicada a la salud mental se estrena en Afroféminas hablando de un libro puede parecer curioso, pero ¿y si os cuento que en el fondo es un libro terapéutico? 

“¿Te puedo tocar el pelo? De la negación al exotismo: Experiencias en torno al pelo afro?” es un ensayo brillante sobre identidad, autoestima y conciencia que devuelve a sus protagonistas (y con suerte, al público) gran parte de la aceptación que el racismo les (nos) arrebató. Y ese camino a la aceptación está inevitablemente plagado de huellas: 

El consentimiento deja huella. Cuando se habla de tu cuerpo, la curiosidad ajena está por encima de tu opinión. Paradójicamente, vivimos en una sociedad que (por suerte) habla cada vez más de consentimiento y de cómo los cuerpos no se tocan sin permiso. ¿El pelo afro no es parte del cuerpo? ¿El límite está en el pelo o, abierta la veda, sería legítimo tocar otras partes? ¿Por qué expresar nuestro malestar es continuamente invalidado porque “sólo es pelo”, “no es para tanto”, “estás exagerando”? ¿Tenemos que dejar que nos toquen sólo porque es “sin mala intención”? 


La Tienda de Afroféminas



El cánon estético deja huella. La falta de referentes (y hablamos de referentes positivos, no de personajes caricaturizados que refuerzan el estereotipo existente), entre otras cosas, genera un descontento permanente con la propia imagen. Si las únicas personas negras que ves (cuando las ves) no son más que copias de personas blancas, delgadas y planas, con el pelo más o menos rizado, ¿dónde estás tú? ¿Dónde está la gente como tú? ¿Dónde están las curvas, los labios gruesos, las narices anchas, los otros peinados? Cuando la diversidad llega a cuentagotas, es inevitable pensar en el propio cuerpo como el problema. 

El exotismo deja huella. Es el recordatorio de que todo lo tuyo, todo lo que eres y lo que te representa, será siempre “lo otro”, nunca “la normalidad”. Exótico, con buen rollito y mucha integración y mucha multiculturalidad, no deja de ser el eufemismo detrás de todo lo extranjero, todo lo ajeno, todo lo extraño. Y una necesidad tan básica como la de pertenencia, es constantemente negada a las personas exotizadas. 

La moda deja huella. Ya no te ven a ti, sino a la persona que “volverás a ser” cuando pase la fiebre del Black is beautiful 2.0 y vuelvas al redil de la blanquitud. Entender el pelo afro natural como una mera cuestión estética (aunque para algunas personas sea así, y están en todo su derecho) reduce gran parte del activismo estético, movimientos de aceptación, y lucha antirracista en general, a una cuestión de temporalidad y sumisión: ahora vamos así porque “nos dan permiso”, pero se espera que abracemos la siguiente moda impuesta con la misma alegría. 

Este es un libro que cuenta cómo nos afecta la falta de productos para nuestro pelo, las capacidades que se nos niegan o atribuyen en función de cómo lo llevemos, las agresiones cotidianas, y la identidad. Es un libro terapéutico porque es a la vez el desahogo de varias generaciones ante sus circunstancias y un manual para revisarnos el racismo que llevamos dentro. Es un libro sobre moda, salud, política, economía, y sobre todo, es un libro sobre la historia de dominación y repudio de todo lo negro contada a través del pelo, con testigos vivos que aún hoy sienten la necesidad de alzar sus voces, reivindicar su humanidad, y compartir sus vivencias sobre una parte de su cuerpo que no es vista ni respetada como tal.


Asociación Batiye

Salud mental desde la interseccionalidad para que “cambies las cosas que no puedas aceptar”. www.batiye.org


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.