El racismo internalizado y como combatirlo

Benito Massó, escritor puertorriqueño describe al endorracismo o como él también lo llama, racismo internalizado como: ‘’Es aquella persona negra que actúa desde la óptica del blanco racista, rechazando a sus iguales y a sí mismo. Por ello la persona que sufre de esta condición se siente como se imagina que lo ve el otro que lo desprecia: fea, bruta, apestosa, victimizada, marginada, rechazada, incompetente e incapaz de superarse’’. 

Foto de De Volkskrant

Refiriéndose al problema del racismo internalizado, Benito Massó incluye una parte de un discurso que Malcolm X pronunció en las calles de Harlem en el año 1962:

¿Quién te ensenó a odiar la textura de tu pelo? ¿Quién te enseñó a odiar el color de tu piel? ¿Quién te enseñó a despreciar el tamaño de tu nariz y de tus labios? ¿Quién te enseñó a odiarte a ti mismo desde el tope de tu cabeza hasta las plantas de tus pies? ¿Quién te enseñó a odiar a los tuyos? (2013, 130).

Extracto textual sacado del documento «La conciencia del endorracismo y el cuerpo social en Negro: este color que me queda bonito» de Benito Massó por Ana Zapata-Calle.

Inicio este articulo con este fragmento que concuerda con mi pensamiento sobre la definición del endorracismo, es una realidad que muchas veces nos pasa desapercibido ya que por lo general cuando empezamos a interesarnos por todos estos temas la línea principal de acción va contra el ataque directo del opresor y dejamos atrás el hecho de que el opresor también deja secuelas internas, y estas son igual de peligrosas que las externas. 

En muchas comunidades negras es natural que se reproduzcan los estigmas de los que tanto se es víctima a nivel exterior porque en muchos casos son prejuicios escondidos que son demasiado difíciles de identificar si no se dedica una atención específica a estos, situaciones como alentar a los hijos a emparejarse con personas blancas o más claras por mero interés social, pensar que el cabello afro es malo e indeseado, asumir que tus esfuerzos no valen si no reciben algún tipo de aprobación o reconocimiento europeo/americano/blanco, utilizar tratamientos nocivos para la piel con el único objetivo de aclarar la misma y demás situaciones que contribuyen a que tengamos una percepción negativa de nuestra identidad, sin dejar atrás, que nuestra identidad se intentó destruir a propósito durante el proceso de esclavización, por lo tanto, tampoco es que existan referentes fuertes y accesibles para todos de donde podamos apegarnos para empezar a reconocer que no somos todo eso malo que nos dicen porque realmente nunca hemos tenido un contacto directo con un entorno que no nos discrimine de alguna forma u otra. 

Me parece extremadamente importante que reconozcamos como se ha desarrollado la historia respecto a nosotros para que logremos entender el porqué de este fenómeno para poder atacarlo desde la raíz, el señalamiento a la comunidad siempre se ha representado desde la inferioridad y desde la otredad por parte de, léase bien, no de las mayorías, pero si desde los centros de poder, esto pone al ser en una lucha constante entre decidir adaptarse a los estigmas para reducir su opresión, luchar usando el cuerpo como territorio político en contra de lo que le imponen o ir más allá del constructo social para reconocer que antes de ser un oprimido o un opresor, es un ser humano y puede re definirse desde esa posición también. Así mismo, es pertinente reconocer el sentimiento de culpa que se genera ante todos estos mecanismos de dominación para con la víctima y la gran cantidad de consecuencias negativas que esto puede traer para cada persona y más cuando ha sido una situación perpetuada por siglos y trasladada de generación en generación sin el justo análisis que esta requiere, pues no es lo mismo recibir educación para defenderte de las agresiones ajenas –si es que pudiste recibirla-, a recibir educación enfocada en la enseñanza del valor, el amor, la dignidad y el respeto que merece cada uno por el solo hecho de existir y como esto debería ser intocable en todos los aspectos, estas situaciones claramente no pasan y sumándole a esto la influencia histórica tergiversada en donde son pocos los negros que llegan a saber que su historia no comienza con la esclavitud y la miseria, pues resulta normal en la mayoría de los casos que los integrantes de la comunidad se crean este cuento horripilante y deshumanizante…pues, porque es el único cuento que conocen. 

Ahora… ¿Cómo lidiar con esas creencias, pensamientos, prejuicios e inseguridades?, acá yo siento que existe una solución muy principal, general y al alcance de la gran mayoría, perfecta como paso inicial en este proceso: REEDUCARSE DESDE LA OTREDAD

La mayoría de negros tiene una educación en donde es el símbolo hegemónico de todo lo que no hay que hacer, necesitamos empaparnos de otras realidades en donde no tengamos ese papel –que tras del hecho es mentira-, necesitamos referentes que nos muestren la otra realidad de nuestras raíces, conocer una realidad en donde nuestra historia no empiece con que acabaron con nuestra historia, ¿me hago entender?, libros, películas, novelas, artículos, todo tipo de material socio cultural que esté a nuestro alcance y que tenga una narrativa diferente a la blanca/europea, necesitamos re pensarnos la vida desde las narrativas de todos los otros, no solo desde uno en específico, es importante escuchar la historia de nuestra comunidad antes de que empezaran a luchar, para que podamos entender porque todo eso que hoy muchos sienten que no les gusta es tan valioso, hermoso y correcto como todo lo que rodea el constructo social de cualquier otro ciudadano.

Por otro lado, si nosotros ya somos conscientes de estas conductas, pues tampoco debemos permitirlas en los otros de la comunidad, el corregir y señalar lo que no está bien es una acción que es válida para TODOS, que claramente se puede realizar de forma diferente según la situación y la persona, claro que sí, pero el hecho de que haga parte de la comunidad no le da un pase libre para que no se le puede hacer caer en cuenta de una conducta endorracista o de racismo internalizado, sin dejar atrás que por lo general esto también viene ligado a otro tipo de opresiones de la cadena del sistema como el machismo, el patriarcado, el abuso de poder, la pobreza sistemática, entre otros. 

Otra recomendación, si tu identificas ese problema en ti y tienes la capacidad de…ve a terapia, a veces se nos olvida que una de las armas más potentes y silenciosas de las opresiones y las discriminaciones es el daño psicológico, la cantidad de traumas y desviaciones mentales que genera la opresión es algo muy real y doloroso, pensarte como menos ante los demás no se quita de un día para otro, así que siento que la psicología también juega un papel importante aquí aunque realmente no se hable mucho del tema.

Si, podemos sentirnos identificados con nuestro color de piel, amar nuestro cabello, disfrutar nuestra vestimenta, preservar nuestra gastronomía, entre otros, pero debemos recordar siempre que nos miramos en el espejo que antes de ser negras, mujeres, americanas o lo que sea, somos PERSONAS, y si bien dentro de nuestra construcción de identidad utilizamos muchísimas herramientas para dignificarnos y reconocernos entre los otros, somos más allá de todo eso, somos más allá de lo que vemos en nuestros espejos y es importante trabajar en esto para tener un ideología de vida en donde no sintamos que somos menos que el otro. 

No podemos criminalizar el laciarse el pelo y después venir a decir que el pelo 4c es maluco y que solo aguanta llevar el pelo natural si es 3c o menos ‘’duro’’, no podemos indignarnos por los estigmas y prejuicios que nos hacen los otros y callarnos la boca ante los negros que presumen su valía viril en su miembro reproductor y su flow intrínseco o cualquier otro prejuicio social que tengamos en la espalda, no podemos hacernos los ciegos ante estos problemas y para eso es crucial empezar a cuestionarse por qué pensamos como pensamos, en porque decimos lo que decimos y si estamos de acuerdo con nuestro verdadero accionar, si nos parece bien o nos hace sentir bien esas actitudes hacia nosotros mismos o hacia los de nuestra comunidad.  

Ahora, estas terminologías son un poco nuevas en cuanto al análisis que se le ha realizado, sin embargo, existe esta cuestión: El racismo dentro de sus fundamentaciones esta abalado por las instituciones, que hacen que se genere un opresión sistemática y que es una de las principales razones por las que se dice que no puede haber racismo a la inversa ya que las comunidades que han sufrido racismo, no tienen al día de hoy instituciones que puedan difundir esa opresión de forma sistemática, bajo ese orden de ideas, ¿existiría el endorracismo como fenómeno individual entonces? O se estaría hablando más bien de una secuela propia del racismo o una cuestión de auto discriminación. ¿Ustedes que opinan?

Finalizo el día de hoy con la invitación a reconocernos como seres valiosos por sobre todas las cosas y así mismo les invito a purificar su mente y empezar a cargarla con nuevas ideas, historias y narrativas, no se van a arrepentir.


Yurlei Cortés Ortega

Un ser humano que se fija en los pequeños detalles. Mujer negra afrocolombiana. 


Sawabona, palabra que proviene del África del sur, significa “Yo te respeto, yo te valoro, eres importante para mí”. Si te gusta nuestro contenido con cada donación Ko Fi nos estás diciendo SAWABONA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.