«Negros no deberían estar acá, tampoco vivos»

Estudiante de medicina haitiana de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) de Rosario recibió amenazas de muerte acompañadas por símbolos vinculados a la supremacía blanca.

Kett en la marcha del 8 de Marzo

Rosario-Santa Fe. El año 2020 no pasará desapercibido en la historia ya que estuvo marcado por la muerte, la paranoia, la necropolítica, el racismo y la xenofobia que atravesaron todos los ámbitos sociales.  

Sin lugar a dudas el cierre de año académico tampoco pasara inadvertido para la  estudiante de medicina haitiana Kett-Yveza Vanté  quien recibió el 23 de diciembre del 2020 el siguiente e-mail: sic “¿Sos la negrita que estudiaenUAI? Negros no deberían estar acá, tampoco vivos. Sabemos quién sos y de tu puta dirección… Serás la siguiente. Es lo quehacemos mataraquellos k no hacen bien a nuestra argentina. Sos como un insecto y vamos acabar con vos, pq sos 1 plaga!!!. Hitler nos enseñó muy bien” acompañado por cruces esvásticas

La sorpresa y angustia de Kett al leer el mensaje la llevo a buscar solidaridad y protección en sus compañeros y autoridades de la Universidad que se encuentran en un grupo de WhatsApp, por lo que tomó captura de la nefasta amenaza nazi y la compartió, pero para su asombro solo un estudiante reaccionó. 

El temor de Kett se manifiesta en esta frase “No sé poner palabras al miedo que tengo. No conozco casi a nadie en la UAI, nunca tuve ningún problema y hace tres años que estoy en Argentina… Me acuesto y me levanto pensando en esa cruel amenaza, no tengo tranquilidad y vivo angustiada”

Según Kett dos horas después de haber comunicado el ataque en el grupo académico una de las autoridades mando un mensaje de feliz navidad, ignorando por completo el suceso que compartió  “No podes imaginar cómo me sentí. Ahí me di cuenta que no voy a poder contar con ellos. Entonces, contacte a los chicos del bloque Anti-racista para preguntarles que debía hacer”. 

Al no recibir una rápida respuesta por parte de las autoridades  de la universidad Kett pensó “Tal vez esa persona tiene razón, puede ser que no tengo mi lugar acá en Argentina. Capaz que todos me vean como un extraña pero no se atreven a decírmelo”.

Cuando el movimiento Anti-Racista publicó un comunicado en las redes sociales el rector se comunicó por WhatsApp y me dio el número de su delegada en Rosario, esta me llamó para preguntarme qué había pasado, pero sentí que me interrogaba, además, argumentaba que en la facultad nunca había pasado algo así, incluso llegó a decirme que tal vez era una compatriota mía la que habría escrito tan cruel mensaje, sin embargo me entere que había otro caso similar al mío y que una profesora estaba siendo amenazada de muerte, algo que exprofeso la delegada oculto. Amablemente le dije que iba a llevar mi denuncia a la administración al día siguiente, por lo que me contestó, que no habría nadie para recibirme y me ofreció contactarme con el abogado de la UAI, señaló Kett.

Al día siguiente me llamo el abogado, le pregunté si la UAI podría hacer una investigación interna y me dijo que no, que solo puede hacerla la policía. Luego se ofreció a acompañarme para hacer la denuncia penal, y la terminamos realizando dos días después, puntualizó Kett.

Ante tales circunstancias el movimiento Anti-Racista les exige a las autoridades de la Universidad Abierta Interamericana que “Abran la debida investigación judicial y administrativa para garantizar el cumplimiento de los derechos humanos de las personas amenazadas” asimismo, le reclaman a la UAI lo siguiente:

“La universidad debe garantizar la integridad física y psicológica de las, los, les estudiantes amenazados/as/es.

Exigimos a la justicia el uso de todas las herramientas legales para dar con la identidad de las personas autoras  de las amenazas.

Kett

Que las instituciones competentes elaboren medidas preventivas, junto a personas racializadas, de protocolos de acción en caso de violencia racista, asumiendo el compromiso de formarse y formar (charlas, campañas, etc.) sobre la lucha antirracista en Argentina.

La creación de un protocolo de acción que sea elaborado e implementado por personas racializadas antirracistas que incluya la recepción de denuncias y contención de los denunciantes.”

Las instituciones académicas deben contar con herramientas, mecanismos y procedimientos para prevenir y combatir cualquier tipo de violencia que se geste en cualquier ámbito del recinto. La eliminación del racismo, la xenofobia, y la discriminación es uno de los problemas que deben abordar las instituciones académicas, que no pueden hacer oídos sordos al reclamo de una estudiante que está siendo afectada por el comportamiento de algún compañero/a/e racista que entendemos adquirió los datos de Kett porque forma parte del ámbito académico. 


Melina Schweizer

Periodista Dominico-Argentina, ciudadana y libre pensandora


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.