¿Por qué eres negra?

En España si eres una persona negra o afrodescendiente la pregunta ¿de dónde eres? se convierte  en un callejón sin salida, ya que por más que respondas que eres española y llevas todo tu vida  viviendo aquí, la respuesta que el emisor quiere que le des es la de ¿Por qué eres negra? debido a  que su imaginario no concibe que hay personas negras que también son españolas.  

Esto en mi opinión, es un micro-racismo más que se repite en la vida diaria de muchas personas  negras y racializadas, porque en la mayoría de las ocasiones esas preguntas van acompañas de  frases como “que bien hablas español” o “¡ah pensaba que eras de un país de esos de por ahí!” lo  que te hace a ti sentirte incómoda ante su ignorancia y te encuentras, una vez más, en la tesitura de  intentar explicar tu existencia. Siempre tenemos que estar explicándonos, siendo cuestionados/as y  sintiéndonos extranjeros/as en nuestro propio país, el cual no entiende ( o no quiere entender) que la  diversidad en España es mucho mayor de lo que se piensan y las personas no blancas hemos estado  aquí por muchos años aunque no se nos quiera ver y se piense que somos un hecho novedoso.  

Desireé Bela en su libro “Ser mujer negra en España” señala algo tan cierto como la concepción que  se tiene de la población negra en España. Es curioso cómo no se “permite” ser español no blanco,  pero si eres una persona no blanca de otro país de Europa por ejemplo, esto causa menos sorpresa y  se asimila mejor en la conciencia colectiva. ¿Qué hace que a la pregunta sobre la procedencia sea  entendible que una persona negra responda que es de Londres, Alemania o Francia, pero si dice que  su nacionalidad es española se produce una especie de corto circuito en esa persona que no entiende  esa asimilación? Se olvida entonces el pasado del estado español con una gran huella que lo  relaciona con la negritud, se ignora a los afro-españoles que han habitado el territorio durante siglos  y se invisibilidad la diversidad cultural del territorio.  

Nuestra historia nunca ha sido escrita por nosotros, siempre ha sido contada por otros, por aquellos  que nos designan de manera equivocada cayendo en los estereotipos y que asocian que cuando una  persona es racializada en España, es porque es inmigrante. Las personas racializadas que residen en  España no son únicamente inmigrantes, son también personas españolas que pertenecen a este país  y que no conocen otro país más que este, el cual los ha visto nacer. Aun así se nos sigue poniendo en duda cuando decimos que esta es nuestra patria porque no entramos en los parámetros físicos que  se supone que tenemos que cumplir para poder decir “soy español”.  

Ser percibido como “la otra” o “el otro” hace que sentirte español resulte una tarea complicada, eres  visto con inferioridad y es agotador que para que los demás comprendan que tu color de piel y tu  lugar de origen no son antónimos, tengan que indagar en tu espacio privado y te veas en la  obligación de desplegar tu árbol genealógico para que den con la pieza del puzzle que les faltaba  para entender tu melanina.  

España no es solo blanca, las personas afro se han visto invisibilizadas hasta la actualidad y se  merecen el mismo respeto que los demás ciudadanos. Existe una gran falta de representación en  prácticamente todos los espacios y si no aparecemos en los medios, si no estamos presenten en las  instituciones, ni formamos parte de la toma de decisiones políticas o económicas, es muy difícil  aparecer en el imaginario colectivo de la población española y cambiar la visión que se tiene de  nosotros. Por eso, es importante que se nos escuche y se nos abra hueco para contarnos a nosotros  mismos, quizás así se entienda mejor que ser español no es encasillarse en una única forma de ser,  es mucho más complejo y diverso que eso, existen miles y millones de formas de ser español,  porque la población española no es un ente homogéneo, es plural y heterogéneo.


Cynthia García

Graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!